martes, 30 de noviembre de 2010

LA IMAGEN

Hoy irradio placidez y mi humor es inmejorable, a pesar de que han destituido al entrenador de mi equipo de fútbol, el Valladolid. No tengo ningún motivo especial para sentir este bienestar,  al menos  en principio lo creía así, simplemente he amanecido de esta manera.
Rebuscando, en mi mente no he encontrado ningún suceso que pudiera causar tal estado en mi. Es más, intentando escribir sobre ello he sido incapaz de reflejar mi situación anímica de manera precisa mediante el uso de palabras. Sin embargo, una imagen se repetía una y otra vez cuando pretendía encontrar vocablos que reflejaran mi sentimiento. 
Incapaz de encontrar frases coherentes que cimienten un mensaje lógico y lo más puro posible de alegría, la imagen volvía a mi de manera incansable. Aún así buscaba algo que escribir, algo que contar; imposible, todo mi bienestar se circunscribía a esa imagen.
La imagen: una imagen inolvidable por los siglos de los siglos, es la imagen con mayúsculas, la única. Seguramente alguien lo habrá adivinado ya, la imagen es un pequeño de tres años y medio largos riendo. La imagen, germen de mi buen humor, es la de mi hijo riéndose francamente, disfrutando por el mero hecho de estar vivo y, haciéndome disfrutar por el mero hecho de estar vivo.
Ahora ya puedo asegurar que todo es fruto de la vida, de la vida que encierra la sonrisa de mi hijo.
Un saludo.

lunes, 29 de noviembre de 2010

LO IMPORTANTE OCURRIRÁ HOY

Como todo el mundo sabrá ya a estas horas, ayer hubo elecciones al Parlamento de Cataluña y los resultados arrojaron jugosas consecuencias.
La primera de todas, posiblemente la más importante para muchos españoles, esta noche se juega el Barça-Madrid. Por fin llegó el lunes.
En lo meramente político, que imagino es lo que desea el amable lector, los hechos y las consecuencias de tales hechos son variados y de diversas interpretación.
En primer lugar, nadie puede disculpar su fracaso en una baja participación. El porcentaje de votantes, un 60% aproximadamante, que acudieron a las urnas fue superior al de hace cuatro años. Obviamente, muy superior al que se implicó en el tema del Estatuto o del que votó en los simulacros independentistas.
Este dato deja a las claras uno de los motivos, junto con la crisis el principal, por el que socialistas, republicanos de izquierdas catalanes y la sección catalana de Izquierda Unida se han estrellado, especialmente los de ERC. Este hecho es, ni más ni menos, que el esperpento cotidiano que han transmitido algunas de las actuaciones del conocido como Tripartito para afianzar el catalanismo en Cataluña. Acción a todas luces innecesaria por que intuyo que la gran mayoría de catalanes se sienten muy catalanes sin que haya obligatoriamente pan tumaca en los hoteles de cuatro o cinco estrellas para desayunar en su carta. 
Este tipo de acciones, que muestran a las claras que los impulsores están totalmente desconectados de la realidad, quedan muy bien en época de vacas gordas, pero, amigo, estamos en época de vacas no flacas, escuálidas diría yo, y la gente tiene la rara costumbre de preocuparse por cosas tan baladíes como trabajar, pagar su hipoteca, llegar a fin de mes. En fin cosillas sin importancia al lado de hechos tan trascendentales como tener una selección de hockey sobre patines.
Es más, la moto de una Cataluña independentista, que medios de uno y otro bando nos han vendido con fines contrapuestos, se ha desmontado, como era previsible. Entre los dos partidos independentistas han conseguido 14 escaños, cuatro menos que el P.P. y, aproximadamaente, un 10% del arco parlamentario y  todo ello gracias a la ley D'Hont, que tiene cosas como que consiguiendo menos votos que Ciutatans, el partido de Laporta tenga un escaño más.
En resumen: esos polvos trajeron estos lodos y mucha gente se ha dado un baño de realidad.
Por otra parte, como anticipé hace muchos meses en mi anterior blog, la derecha ha ganado en Cataluña. Ha ganado no, ha barrido. La suma de los votos de CIU y del P.P., que una vez más gracias a la ley D'Hont tiene 18 parlamentarios con unos resultados peores que en la convocatoria del 2006, donde consiguió 4 menos, da como resultado 80 escaños de 135. Si a eso le añadimos Ciutatans, que no sé donde situar por desconocimiento mío y, por ejemplo el 2% de votos del partido de extrema derecha de Anglada, nos podemos hacer una idea de por donde van los tiros en el extremo noreste español.
Alguien podrá decirme que el partido financiado con la pasta del Liceo es independentista. Falso es soberanista, entendiendo por tal afirmación, que lo que quieren es administrar ellos el cortijo, es decir tener más competencias, para así crear una red clientelar más grande. Ni más ni menos. Independencia de España CiU ni de coña, lo han demostrado siempre que han estado en el poder. Victimismo, siempre; también lo han demostrado siempre que han estado en el poder.
Una previsión a dos años vista. Si el P.P. gana las elecciones nacionales y no consigue mayoría absoluta en el parlamenteo, las consecuencias van a ser las siguientes: gobierno de CiU con apoyo silencioso del P.P. en Cataluña; mientras que en el parlamento español, gobierno del P.P. con apoyo de CiU, no sé si tan silencioso. Las cuentas cuadran.
Seguramente, sesudos analistas sacarían más conclusiones respecto a lo sucedido ayer, incluso es posible que yo me pusiera también lo hiciera, pero lo básico queda reflejado, incluido ese 2% de fascistas que han votado al ahora catalanista radical, ex de Fuerza Nueva (ver para creer), llamado Anglada. Es posible que todo este maremagnum, derechas burguesa tradicional catalana, derecha nacional, socialistas extraviados, izquierdistas en busca de rumbo, independentistas de la nada,  resistentes a ellos y fascistas de nuevo/viejo cuño sean la Cataluña real y no esa mierda de lupanar independentista que nos ofrecían ciertos partidos políticos y muchos medios de comunicación, con, como ya he dicho, intereses en muchos casos contrapuestos.
Ya acabaron las elecciones y, como he dicho anterioremente, hoy se juega el Barça-Madrid. 
Que Dios reparta suerte a todos.
Un saludo.
 


domingo, 28 de noviembre de 2010

RESACA Y AMIGOS

Hoy es un mal día para escribir. En mi cabeza habitan una multitud de obreros que golpean sin piedad al ritmo del último gin-tonic. Ya no estoy para estos trotes.
Sin embargo, estoy contento. Ayer nos reunimos, tras mucho tiempo intentándolo, cuatro parejas para cenar y comentar las mejores jugadas. 
Estoy contento por que  siete u ocho años después de conocernos  trabajando en un colegio en el que ninguno seguimos, sentimos la necesidad de quedar para compartir un ratito de nuestras vidas.
Estoy contento por que cuando nos conocimos ninguno teníamos hijos y ahora todos los tenemos y nuestra amistad evoluciona a la par que nuestras obligaciones, ilusiones y, en algún caso, frustraciones.
Estoy contento por que el tiempo, la distancia, cada pareja vivimos en una localidad diferente, no ha servido para separarnos. Más bien tenemos una excusa para visitar una parte distinta de la maravillosa geografía extremeña, compartiendo risas y experiencias.
Estoy contento por que cuando hablamos de nuestra profesión, cinco de los ocho que nos juntamos ayer somos maestros, me identifico con ellas. 
Incluso, tal vez, esté contento por tener esta resaca de buen vino y gin-tonics.
Estoy contento por que hoy no tengo ganas de ser Islero y arremeter contra el mundo.
Estoy contento por que el tema de hoy es algo alegre y, al menos, tan trascendente como todo lo escrito en días anteriores, por lo menos para mi.
En definitiva estoy resacoso y contento.
Un saludo.

sábado, 27 de noviembre de 2010

HOMENAJE A ISLERO

Durante la última semana el cabreo se ha apropiado de mi. No es cabreo contra mi familia, mi trabajo o mis amigos. No, es un cabreo contra el estúpido mundo en que vivimos, o en el que pretenden hacernos creer que vivimos. 
La última gota, no ha sido la que ha colmado el vaso, que había rebosado hace tiempo, ha sido la del gobierno británico, que ha solicitado a la prensa que se autocensure, obviando parte de la información que próximamente se difundirá en WikiLeaks. ¡Cojonudo!
Es por todo ello que ha veces uno siente la necesidad de arremeter contra todo y, si fuera posible, destrozarlo, dejando las tripas de toda esta estafa al descubierto. No sólo éso, a veces me gustaría dejar las tripas de algunos de los protagonistas de este gran embuste al descubierto. Sé que no lo haré, pero ganas siento de acabar con estos hipócritas.
Cuando esta situación me invade no puedo evitar acordarme de Islero. Imagino que todos los lectores sabrán que el citado Islero es el toro que acabó con la vida de Manolete, uno de los toreros más importantes de la historia. Debo decir que no me viene a la mente el miura por acabar con el cordobés; más bien asocio dicho toro al acto simbólico de acabar con un mito del momento, con una acción que, en cierta forma, conmocionó a todo un país. Con su cornada finiquitó algo más que una vida, destrozó un sentimiento colectivo; una forma de entender la vida para la gran mayoría de un país sumido en la miseria y el miedo.
Es por esto esto último, salvando las distancias, que en determinadas ocasiones siente la necesidad de ser Islero. En alguna parte de mi ser aparece una furia irracional, abonada por la estupidez mundana que día a día observo. Una estupidez que desprenden los políticos, los economistas, los periodistas, las organizaciones empresariales, los medios de comunicación, los jerarcas religiosos, los sindicatos, las psuedofeministas, la SGAE, el sistema judicial, las empresas farmacéuticas...
Estoy cansado de contemplar como nos engañan, como nos intentan manipular, como pretender hacernos creer que somos unos inmaduras sin capacidad de entender las grandes cuestiones, como...
Es en esos momentos en los que siento la necesidad de ser Islero y cornear a todos estos estúpidos, asesinos en algún caso, hasta dejar sus tripas al descubierto. Es en esos momentos cuando siento la necesidad de hurgar, regocijándome con ello, en las entrañas de esos seres abyectos, extrayéndoles la vida de manera lenta y dolorosa. Es en esos momentos cuando siento la necesidad de ser un animal que mata para defenderse. 
Lo que he dicho puede sonar duro, tal vez, pero es lo que siento en días como éste cuando la miseria moral de los que quieren mantener un sistema genocida aparece sin disfraz alguno y con el único ánimo de justificar su senda de muerte y miseria.
En el fondo me gustaría morir como Islero, matando.
Un saludo.

viernes, 26 de noviembre de 2010

COMUNICADORES, QUE NO PERIODISTAS

Ayer me desperté escuchando a Carlos Herrera. No, no me había impuesto ningún castigo por mis malos actos. Simplemente, se debe conocer a todo el mundo para poder opinar con criterio.
Este tipo, al que le ofrecieron figurar como número uno en la candidatura del P.P. por Sevilla, hace ya algún tiempo de ello, comienza el tiempo dedicado a las noticias haciendo una interpretación de las mismas. Como es normal, sus comentarios son de todo menos objetivos. 
Sin embargo, aunque el personaje me parezca intelectualmente de una endeblez supina, reconozco que es un gran transmisor de sus ideas. Su voz, su convicción a la hora de vender su película y su argumentario, siempre regido por un mismo patrón neoliberal y con olor a naftalina, ha de ser tremendamente cautivador para muchos oyentes. Estos intangibles son los que diferencian a un comunicador de un mero periodista. 
El comunicador no tiene la obligación de ser objetivo. Su función es transmitir el mensaje de la manera más atractiva posible para el receptor. La finalidad es envolver en un halo de verdad aquello que se quiere transmitir, aunque como en el caso de Herrera la sarta de estupideces arrojadas a través de los micrófonos sean de campeonato.
Ejemplos de grandes comunicadores, que no siempre de buenos periodistas (en algún caso ni tan siquiera hacer honor al nombre de periodista) en nuestro país tenemos varios: Iñaki Gabilondo, Jiménez Losantos, Luis del Olmo, José María García en su tiempo...
En todos los casos son personas que cautivaban a su audiencia con algo más que la transmisión desnuda de la información, que a veces es lo que menos importa al transmisor del discurso y al receptor del mismo. La forma personal de transmitir ideas, de motivar a sus fieles, de impactar en el oyente o espectador, a veces también en sus enemigos ideológicos o de grupo empresarial, es el sello diferenciador de estos personajes públicos.
No voy a abordar el tema de si un comunicador nace o se hace. No tengo ni idea, ni me interesa. Para mi lo importante es diferenciar entre un mero transmisor de noticias, profesión muy loable y en desuso en los últimos tiempos, y un comunicador, una agitador de conciencias y creencias, a veces de odios.
Si tuviera que buscar un ejemplo de comunicador y periodista en una sola persona no tendría ninguna duda en señalar al recientemente fallecido José Manuel Gozalo. Este señor, con mayúsculas, fue durante muchos años el responsable de los programas deportivos diarios de Radio Nacional. Aunaba la capacidad de transmitir su mensaje al público con una gran objetividad en el tratamiento de las noticias. En su programa era todo el mundo bien recibido. Todo el mundo podía expresar sus ideas, con un único límite: no ofender a nadie; simplemente se trataba de expresar ideas, razonamientos, argumentos. Esta es la diferencia entre un gran periodista y un comunicador: el comunicador intenta implantar su lógica en el oyente; el periodista presenta la noticia desde diversos ángulos para que el oyente o televidente decida sobre cual es la versión correcta de los hechos.
En el fondo, los comunicadores son los nuevos mesías, o intentan serlo, mientras que los auténticos periodistas intentan ser mediadores entre los hechos y los ciudadanos. 
Un saludo.


jueves, 25 de noviembre de 2010

ALGO INTELIGENTE BAJO EL SOL

Tras el vergonzoso papelón que Rubalcaba desempeñó en los hechos entre el sátrapa Mohamed VI y los saharauis, allá él con su conciencia, si la tiene, el barbado político ha vuelto por sus fueros realizando una reflexión coherente y trascendente. Ha abordado, ni más ni menos, uno de los asuntos más espinosos, y olvidados de este país, la formación de los docentes.  
El cántabro, hombre astuto con lo que conlleva de bueno y de malo este calificativo, ha lanzado una idea, desde mi punto de vista genial, siempre que se lleve a la práctica de manera coherente, que consiste en una especie de MIR para los docentes. Resumiendo sería algo así como: los que quieran ejercer la docencia estudiarían su carrera y al terminar ésta harían un examen. En función de la nota de ese examen los futuros docentes elegirían especialidad, en la que se formarían trabajando. Grosso modo ese es el planteamiento.
Al ser un bosquejo, una idea bruta, quedan aspectos por concretar como el de los profesores de secundaria y los de Formación Profesional, cuya formación previa, con excepciones, no tiene nada que ver con las ciencias de la educación, pero el primer paso se ha planteado.
¿Por qué me alegra sobremanera esta idea? Por una razón muy sencilla:  considero que la formación inicial de los docentes, en líneas generales, es mala, insuficiente y, generalmente, teórica hasta decir basta. Reconozco que la teoría, al menos parte de ella, es necesaria, pero no debe ser el fundamento de la formación de unos futuros profesionales que se desenvuelven trabajando con personas. La experiencia en este campo es, desde mi modesto entender, el arma principal con el que contamos los docentes para ejercer nuestra labro diaria.
Personalmente, no recuerdo más que el nombre del autor de los postulados pedagógicos de Sarraumona (si es que se escribe así). Personalmente, no recuerdo mucho del modelo ecológico en educación sobre el que tanto me insistieron en varias asignaturas de la carrera. Sin embargo, personalmente, he ido leyendo sobre temas del ámbito docente que me interesaban. Personalmente, he ido preguntado a compañeros. Personalmente, he escuchado a compañeros y retenido aquellos aspectos de su práctica que me han parecido interesantes. Personalmente, he intercambiado ideas con mi pareja, que no se dedica a la educación, aunque sí a un campo relacionado con la asistencia social, sobre aspectos que me han preocupado. Personalmente, he analizado circunstancias de mi trabajo diario que no me han dejado satisfecho y en muchas ocasiones me han servido para darme cuenta de errores. Personalmente, me he ido conformado como lo soy profesionalmente, para bien o para mal, a través del día a día en mi trabajo.
Por todo ello considero fundamental un período de aprendizaje semiformal para todos los docentes,que permita, progresivamente, a éste enfrentarse a los retos que entraña dar clases.
Voy a contar una experiencia personal que no sé si servirá para ilustrar lo que he reflejado hasta el momento. Cada vez que empiezo a trabajar en un nuevo centro me siento, al menos durante unos días, como un pulpo en un garaje, perdido. La primera semana no sé por donde empezar. Bien es cierto que en unos días estoy funcionando con normalidad, o a mi me lo parece, al menos en lo que respecta a los chavales. También debo decir que esta sensación de despiste en los primeros tiempos de ejercicio docente me duraba mucho más tiempo. Pues imagínese el lector si tras más de quince años de dedicación docente aún hay momentos en que me siento perdido, como debe sentirse una persona que está por primera vez ante una clase, con la responsabilidad que ello conlleva.
Por otra parte, aunque éste sera tema para otro día, a la educación se le pide mucho. Nuestro jóvenes tienen que saber muchas cosas de muchos campos, aspecto ridículo y demagógico, pues cada cual aporta su idea al respecto y es imposible, aunque sólo sea por cuestiones temporales, que los alumnos aprendan tal cantidad de contenidos, muchos de ellos fruto de la estupidez de la moda de turno. De todas formas es cierto que se ha hablado mucho de la formación de los alumnos, pero desde hace décadas bien poco se ha hablado de la formación de los docentes, tal vez el Plan Bolonia ha supuesto un cambio, no sé si positivo o negativo, en este aspecto, aunque, tengo para mi, que más centrado en la duración de los estudios iniciales que en la operatividad de los mismos. Por eso ya era hora de que alguien se acordara de los que tienen que formar a los que hay que formar.
En definitiva, bien por la propuesta de Rubalcaba, aunque, debo reconocerlo, me muestro escéptico ante la posibilidad de que alguien quiera llevar a cabo este planteamiento (costaría mucho dinero y ya sabe que es mejor gastárselo en bancos que en educación). Desde aquí mi aplauso y mi apoyo inicial, veremos en que acaba todo.
Un saludo.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

EL ESTADO DE LAS COSAS

A usted lo que le pasa es que tiene un problema hepático, con un tratamiento farmacológico en unos meses como nuevo.
Mire usted, su caso es claro. Una septicemia le está causando todos esos síntomas, ingreso inmediato y que sea lo que Dios quiera.
Lo que necesita es tranquilidad, lleva un ritmo de vida muy acelerado y un poco de descanso no le vendría mal para que todo lo suyo desapareciera.
Su problema consiste en que está pensando todo el día en su problema. Diviértase y olvídese de todo.
Esto podían ser cuatro visiones médicas de la problemática de un mismo paciente y las soluciones propuestas para solucionar los males que le aquejan.
¿Realidad? ¿Ficción? Que más da. El paciente no existe, al menos que yo sepa. Miento, el paciente existe y se llama economía y los diagnósticos también existen, pero no los hacen profesionales de la medicina, los realizan profesionales de..., profesionales de la rapiña y de la desinformación. Vuelvo a equivocarme, o a no aportar la información correcta. El paciente existe y se llama todos nosotros, los ciudadanos de a pie. En lo de los profesionales no miento, son eso, profesionales de la rapiña y la desinformación.
¿Por qué digo lo que digo? Obviamente, por lo sucesos de los últimos días, que quiero analizar con tranquilidad y un poco de mala leche.
Este guirigay que llaman economía aporta un montón de hechos y noticias jugosas, tristes y casi cotidianas que tienden a sumirnos en la confusión. Lo de la confusión no es baladí. Se trata de una estrategia. De la estrategia del miedo, de la indefensión tendente a que cedamos nuestros derechos como ciudadanos a un dios omnipresente, ante él que tenemos que postrarnos sin más. Tenemos que arrodillarnos ante él por que lo dicen unos autonombrados sacerdotes de esta religión llamada economía. Pero cuidado, no todos los economistas son sacerdotes de esta religión. Sólo están ungidos del privilegio sacerdotal aquellos profesionales de la economía??? que dicen lo que quieren oír unos pocos, los que manejan el dinero y con los que manejan el dinero no me refiero a la panadera o al frutero, obviamente. 
Analicemos un poco como surge todo este embrollo, a veces es bueno volver al principio de las cosas para poder comprenderlas en conjunto.
Hace algo más de dos años, se empiezan a observar síntomas raros en la economía,;naturalmente, los primeros en darse cuenta no fueron los sacerdotes de la economía. Ese honor (al menos en España) le cupo a ciertos autónomos, a algunos trabajadores de la construcción y, en general, a la gente que no sabe mucho de macrocifras. Algo estaba pasando, el dinero no fluía como antes y empezaba a ir más gente que de costumbre a las obras buscando trabajo.
¿Qué decía la casta sacerdotal al respecto? Nada de nada. 
De repente, unos meses después, el mundo se viene abajo. Empiezan a quebrar bancos, compañías de seguros y, en general, negocios cuya materia de trabajo es el dinero. ¡Socorro, papá estado! ¡Socorro que nos hundimos sin remedio! Estos gritos se oyen por todo el orbe. ¡Dadnos dinero! Es la frase que acompaña a las dos primeras. Dicho y hecho. Los gobiernos cogen las palas de arrojar dinero a los bancos y se ponen a trajinar duramente. ¡Más dinero, es la guerra! Es el nuevo eslogan, que debería haberse complementado con el de: "somos unos inútiles avarientos; no podéis dejar la economía mundial en nuestras manos". Pero no, ese último eslogan no se oyó por ninguna parte, al menos los sacerdotes del dios economía no lo pronunciaron en ningún momento.
Así las cosas empieza nuestra desgracia. El dinero que prestan los bancos, muchos de ellos en quiebra, deja de llegar a los empresarios, concretamente a los pequeños y medianos (a los grandes se lo dan, si hace falta, las administraciones), y el número de personas sin trabajo comienza a aumentar de manera escandalosa. 
Hasta aquí lo hechos iniciales. Tal vez, hubiera sido trascendente describir con detalle las medidas tomadas desde la década de los 80 en adelante para desregularizar, casi por completo, los mercados o el comercio (con consecuencias tan maravillosas como las crisis alimentarias), pero no hay espacio suficiente para ello. Pero este dato no se debe echar en saco roto, pues estas políticas neoliberales son puestas en práctica por políticos con nombre y apellidos. Este dato, al menos desde mi punto de vista, es importante, si me apuñalan al menos me gusta saber quien lo hace, aunque sangre igual.
Volviendo al tema. Una vez que la crisis llega a nuestro bolsillos los gobiernos y los sacerdotes del dios dinero, a los que todo ésto pilla en bragas, tras un breve shock reaccionan. ¿Cómo? Ya se dijo que, en un principio, arrojando dinero al agujero negro (se lo traga todo y no entra la luz) de la banca. Pero eso era lo fácil, después llegó el problema ¿qué hacer con el aumento del paro?
En un principio, parece que sintieron vergüenza por las consecuencias de sus actos previos, se apostó por gastar dinero del contribuyente para reactivar la economía. En otras palabras, que el dinero de todos revirtiera en evitar la lacra del paro, en ayudar a los ciudadanos a vivir mejor. Parece lo más lógico y lo más justo.
Pero tras recuperarse del susto, los sacerdotes de la avaricia llegan a la conclusión de que, al menos en Europa, eso es malo, muy malo. ¿Por qué? Por que sí. No, que nadie se equivoque, la deuda de la mayoría de los países de Europa no es tan alta y con la excepción de unos pocos países como Grecia, Italia, Bélgica o el Reino Unido, la deuda pública es inferior porcentualmente a la de EE.UU. de manera muy significativa. Entonces ¿dónde está el problema? Básicamente en dos focos: la política europea está regida por Alemania y gira en torno a los intereses de Alemania, lo que hace polvo a los países que no comparten las necesidades del país germano. Ésto además fomenta la desunión de los países de los países que se rigen por el euro. En segundo lugar, más importante, el grave problema que supone no regular el mercado de inversiones especulativas. Los grandes fondos de inversión, los que compran deuda soberana, siguen campando a sus anchas y funcionan con un lema: máximas ganancias en el menor tiempo posible. Eso está muy bien cuando se trata de especular con Don Perignon, pero cuando el tema afecta a la vida diaria de la mayoría de los ciudadanos no se debe consentir.
Así el estado de las cosas, pudiera parecer que ésto no tiene remedio. Los ciudadanos debemos apretarnos el cinturón, estoy pensando comprarme tirantes, y aguantar lo que nos hechen. ERROR.
Todas las reformas impuestas hasta el momento tienen un único destinatario: nosotros,  es decir, los que leen este blog, mi pareja, mis padres, mi suegra, mis compañeros... Pero se puede hacer mucho más. Rectifico, los gobiernos pueden y han debido hacer mucho más. Veamos como.
Los dirigentes nos han vendido la milonga de los sacrificios, siguiendo las directrices de los sacerdotes del mercado (mención especial merece en España Miguel Ángel Fernández Ordoñez, gurú entre gurús, neoliberal hasta la médula, que parece ser que ayer dijo, ¡con dos cojones!, que los jubilados eran unos privilegiados), pero se ha visto, que con alguna honrosa excepción, eso no ha servido para mucho. Concretamente no ha servido para lo principal: reactivar las economías (alguien podría salvar a la economía alemana. Me gustaría hacer varios matices al respecto. Las cifras de crecimiento actuales se comparan con las del año pasado, donde bajaron un huevo, por lo que no han vuelto a recuperar, ni mucho menos, el nivel de años anteriores. El número de parados reales en ese país es mucho más del doble de lo que dicen las cifras oficiales, pero maquillar cifras es muy fácil. Concluyo con una previsión, como todo siga así, en unos meses el milagro se agota, pues su negocio es vender fuera y si no se recuperan el resto de países o estos devalúan la moneda sus productos no tendrán salida; por el bien de España espero equivocarme). El número de parados no disminuye significativamente en Europa, aspecto éste que debe ser el barómetro real de la economía, y encima nos están hostigando los especuladores, sableándonos con la excusa de la inseguridad y la falta de reformas.
Empiezan a aparecer voces, incluso en organismos oficiales, que hablan de volver a invertir dinero público para incentivar el crecimiento, entre ellos el Parlamento Europeo. Empiezan a aparecer voces que hablan de seguir el ejemplo de EE.UU., es decir, que el BCE compre la deuda pública y mandar a freír espárragos a los especuladores. En definitiva, empiezan a darse cuenta de que por muchos recortes que se hagan la solución no es ponerse en manos de los especuladores, que siempre encontrarán la excusa perfecta, y los voceros perfectos, para justificar sus acciones de rapiña. La solución radica en los gobiernos. La solución radica en preocuparse por los ciudadanos a los que representan y no por lo que dice tal o cual período económico, de esos que no vieron la crisis hasta tres días después.
Existen, desde hace mucho tiempo, voces, como la mía, que claman por una banca pública que compita con la privada y la reubique en su sitio. 
Tal vez la moraleja de todo ésto es que cuando las cosas van mal, muy mal, dejar todo en manos del mercado y de sus sacerdotes no mejora nada, más bien al contrario. Tal vez la moraleja de todo esto sea que cuando los estados se plantan los especuladores se pliegan, recordemos que muchos gestionan fondos de otras personas y tienen que invertir para ofrecer resultados a sus administrados. Si se le cortan las alas de la especulación, tendrán que avenirse a lo que haya, aunque sea ganando menos, pues en el fondo ellos también tienen que ofrecer resultados, hecho éste que parece se les olvida a los gobiernos y por él que se puede agarrar de las pelotas a estas ratas inmisericordes.
Podría extenderme más, pero debo afeitarme y ducharme para acudir a mi trabajo.
Un saludo.



 

lunes, 22 de noviembre de 2010

SOBRAN LAS PALABRAS

 noviembre 2010








No puedo recordar nada
No puedo decir si esto es verdad o un sueño
En lo mas profundo de mi ser quiero gritar
Este terrible silencio me detiene

Ahora que la guerra acabo conmigo
Me despierto y no puedo ver
Que no queda mucho de mi
Ahora nada es real, solo el dolor

Aguanta mi respiración así como yo deseo la muerte
Oh por favor Dios, despiértame

La vuelta al utero es demasiado real
La vida que debo sentir entra bombeando
Pero no puedo continuar
Miro el momento en que viviré.
Alimentado por un tubo que esta pegado a mi
Como una nueva tecnica de la guerra
Atado a maquinas que me hacen existir
Desconectame de esta vida

Ahora el mundo se fue y soy solo uno
Oh Dios ayudame
Aguanta mi respiración así como yo deseo la muerte
Oh por favor Dios, ayudame

La oscuridad haciendome prisionero
Todo lo que veo, horror absoluto
No puedo vivir, no puedo morir
Atrapado en mí mismo
El cuerpo mi propia celda

La mina terrestre se llevó mi vista
Se llevó mi voz, se llevó mi audición
Se llevó mis brazos, se llevó mis piernas
Se llevó mi alma, me dejó con vida en el infierno
 
Letra, traducida al español, de la canción One de Metallica 



























¡QUÉ VIVA BOB ESPONJA!

La entrada de hoy va a ser corta, no deseo torturar al respetable.
Ayer leía, con bastante retraso debo reconocerlo, una noticia que me chocó muchísimo y que me inspiró esta entrada. El resumen de dicha noticia era más o menos el siguiente: la serie de dibujos animados Bob Esponja era vista por el doble de personas que la tertulía política más seguida de las que compartía franja horaria con dicho programa de dibujos animados. 
Se puede pensar que la emisión de Bob Esponja se hacía a las cinco de la tarde y, por tanto, es normal. ¡Agua! La serie de dibujos submarinos ocupaba una franja horaria nocturna, de hecho la tertulia, o lo que sea, de la que hablo al principio es "El gato al agua", de Interlobotomía. 
Pero la esponja submarina y sus amigos no sólo destrozan al casposo debate ultramontano de esa cadena. Si se suma la audiencia de las cuatro tertulias televisivas  que coinciden, más o menos, en horario con el programa, teóricamente infantil de Clan TV, sobrepasan en unos cien mil seguidores al héroe de los peques. En otras palabras, Bob Esponja tiene casi casi tantos seguidores como las tertulias, o lo que fuere, políticas de las nuevas emisoras de la TDT que copan las noches españolas.
¿Verdad que da que pensar? 
Sobre lo que pienso yo del tema, creo que el título de esta entrada es bien claro, ¡qué viva Bob Esponja!
Un saludo.

domingo, 21 de noviembre de 2010

EL EXTRAÑO CASO DE LOS MULTIMILLONARIOS Y LOS REPUBLICANOS QUE LADRABAN TODO EL DÍA

Ayer leí una de las noticias más surrealistas de toda mi existencia. 
Uno sigue echando de menos su tierra, cada vez menos, y, de vez en cuando, lee alguna edición digital de la prensa local de mi ciudad de origen. Tras la lectura de cuestiones menores e intrascendentes para cualquier persona que no esté vinculada con Valladolid, ante mis ojos aparece un titular curioso, que más o menos dice lo siguiente: cuarenta multimillonarios estadounidenses consideran que las medidas de Obama para subir los impuestos a los que más tienen son justas. Rápidamente me dispuse a leer la noticia completa y resultó ser una auténtica mina. Veamos porqué.
Además de explayarse en el asunto tratado en el titular: la "solidaridad" de los más ricos con sus conciudadanos (reconocían que en los años anteriores, económicamente les había ido muy bien y había llegado el momento de arrimar el hombro para mejorar la situación general de su país), el artículo continuaba con un dato que contrastaba con la visión de estos magnates; esta visión era la de los republicanos de ese mismo país, que por tierra, mar y aire se negaban a que a se subieran los impuestos a los ciudadanos con las rentas más altas, según ellos por ser los que crean riqueza. En dos palabras: im prezionante.
No es momento de analizar la postura de los muchimillonarios, tal vez encaminada a lavar su imagen, ni tan siquiera la de los republicanos, poderoso caballero es don dinero. No, éste no es el objetivo de esta entrada. La finalidad de estas líneas es reflexionar sobre la realidad de  las cosas. 
¿Qué quiero decir con la realidad de las cosas? ¿A alguien le suena lo de la bajada de impuestos, especialmente a los más ricos, para crear riqueza? ¿Verdad que éste es el argumento de los neoliberales y de muchos organismos económicos internacionales? Pero... ¡sorpresa! Resulta que los que tienen dinero a espuertas, o por lo menos alguno de ellos, reconocen que esas medidas, teóricamente creadoras de riqueza para todos, no les benefician especialmente y que la subida de impuestos a los ciudadanos que más poseen es una forma de redistribuir la riqueza. 
Parece ser que alguien no sabe lo que más conviene a los ciudadanos de su país. ¿Serán tontos estos potentados? ¿Querrán dilapidar su fortuna? ¿Estarán equivocados estos republicanos, a los que Dios ilumina? ¿Habrá aprendido Bill Gates a comer tortilla de patatas? 
Que cada uno se cree su propia respuesta. La mía, la de siempre, estos sinvergüenzas, inútiles, vividores y genocidas que dirigen nuestra economía sólo desean una cosa: mantenerse en el poder, adulando para ello a los grandes magnates y, como consecuencia de ello, jodiéndonos a los demás. Estos estúpidos genocidas deberían pasar el resto de su vida en la cárcel condenados por crimenes contra la humanidad, no estando nada mal que todos los días tuvieran una sesión de vídeo, donde los protagonistas fueran las personas que mueren de hambre a causa de sus políticas económicas.
Un saludo.

sábado, 20 de noviembre de 2010

UNA RECTIFICACIÓN Y UNA LLAMADA DE ATENCIÓN

Lo primero es rectificar y dar las gracias al lector que, con su comentario, me ha recordado que Cortés fue el que acabó con el imperio de los aztecas. Mil disculpas por confudir a Cortés con el trujillano Pizarro, intentaré que no vuelva a ocurrir, aunque sé que el hecho de no revisar lo escrito,  generalmente por problemas de tiempo, me llevará a cometer crasos errores como el de ayer o como los que cometo gramaticalmente en muchas ocasiones.
En la entrada que nos ocupa me gustaría hacer referncia al tema de Haití.
Hace tiempo dediqué, en mi antiguo blog, unas reflexiones a la situación de ese país caribeño, si mal no recuerdo el segundo país en proclamarse independiente en el continente americano tras EE.UU. (me resulta curioso como unos países prosperaron y otros no tras su independencia, independientemente del tiempo que haya transcurrido de la misma; tal vez algún día me atreva a abordar tal tema, pero necesitaré tiempo y algo más de documentación).
No es el momento de recordar lo que allí se escribió, pues lo acuciante es lo que ocurre en el día de hoy: la miseria, la epidemia de cólera, la ayuda prometida que en muchos casos se quedó en eso, prometida...
Es posible que alguien pueda echar en falta en esta lista las revueltas contra los cascos azules de la O.N.U. Si  este aspecto no figura en la enumeración del párrafo anterior es debido a que este problema no es el mayor problema de ese país, simplemente es una consecucia lógica de la situación de los habitantes de esa nación, aunque para muchos medios de comunicación sea la noticia principal que ese país aporta a sus estúpidos programas o períodicos.
Sería absurdo pretender que la reconstrución casi completa de un país se pudiera realizar en meses o incluso en un año, es materialmente imposible. Sin embargo, es igualmente absurdo pretender hacernos ver que en ese tiempo no es posible mejorar sustancialmente las condiciones de vida de los ciudadanos de ese país, al menos en lo referido en aspectos básicos como agua, comida, medicinas...
La epidemia de cólera, enfermedad para la que existe vacuna y cuyo tratamiento requiere básicamente sueros que permitan la hidratación del paciente combinados, si es menester, con antibióticos, ha sido la gota que ha colmado el vaso. Este hecho ha demostrado que no sólo no se avanza como se debiera en la reconstrución del país, si no que las condiciones de los ciudadanos del mismo siguen siendo deplorables. La ineficacia de los países desarrollados, el filibusterismo de los países ricos demuestran una vez la poca importancia que los dirigentes de los mismos dan a la vida humana, especialmente si ésta no es la de sus compatriotas. Sin embargo, cuando se trata de los mercados no hay problemas para arrimar el hombro y apoquinar miles de millones de euros, para salvar no se sabe bien qué.
De este desastre se salvan organizaciones no gubernamentales, que siguen sobre el terreno sin otro afán que el de ayudar a la gente necesitada. Curiosamente, como no les interesa salir en la foto no sabemos casi nada de su labor, aunque ésta sea muy efectiva y palíe la dejadez vergonzosa de los líderes mundiales. 
Voy a dejar un enlace, el de Cruz Roja, donde se pueden realizar donativos y si no se tiene ganas de ello, lo cual no es criticable en absoluto, al menos saber cuales son los ámbitos de actuación de esta organización en nuestro planeta, conociendo algunos de los problemas que acucian a otros seres humanos como nosotros, pero bastante menos afortunados.
Un saludo.

viernes, 19 de noviembre de 2010

IDIOTARIO (XXXIV)

Adán: personaje bíblico que iba en pelotas por su casa, como todos, hasta que apareció una mujer en su vida, que además le impuso una dieta a base de manzanas con nefastas consecuencias.

Carterista: persona cuya ocupación laboral es robar carteras con la finalidad de sustraer el dinero que contiene la misma para engrosar la suya propia. En economía se les llama gestores de carteras de valor.
Cigarro de después (el): cigarro que se enciende tras practicar sexo. Curiosamente, este acto indica como han cambiado los tiempos: antes los pecaminoso era el sexo, a fecha de hoy lo incorrecto es fumar después de practicar el acto sexual.

Concha: caparazón femenino.

Cortés: persona amable y/o conquistadora; que se le pregunten a los aztecas.
Izquierdista: persona que cuando conduce por una autopista o autovía usa de manera exclusiva el carril izquierdo de la vía por la que transita. La gran mayoría de estos izquierdistas conducen coches alemanes de alta gama.

Guardia Viril: dícese de la Benemérita antes de que las mujeres se incorporarán a la misma.

Pasar revista a la tropa: acto militar que consiste en que un mando militar deja en la cantina  del cuartel el Man, el Interviú o el Hola de la semana correspondiente.

Pecado original: pecado que no había cometido ningún otro ser humano con anterioridad.

Periódico: suceso que se repite con la misma cadencia temporal. Cuando un hecho periódico deja de repetirse pasa a denominarse embarazo.

Sanidad Pública: tipo de sanidad pagada con los impuestos de los ciudadanos, denostada por todos, especialmente por los neoliberales, pero a la que, curiosamente, recurre la sanidad privada cuando la cosa se complica.

Tercera Edad: dícese de las personas a partir de los 60, 65 años. Para la Administración y los neoliberales simplemente se les consideran como un gasto en pensiones, medicamentos y sanidad en general. Los políticos también les consideran como su mejor público cuando inaguran hogares de la 3ª Edad y obras públicas (aunque en este último caso las críticas por la realización de las mismas, que han seguido desde el primer momento, suelen acompañar al tijeretazo que el político de turno da para inaugurar dicha obra).

Zorro: animal que simboliza la astucia y la inteligencia. Este hecho ha servido a intelectuales de la talla de Salvador Sostres para justificar su misoginía, basándose en el hecho de que las mujeres no quieren que se las tilde de zorras para alabar su inteligencia.

jueves, 18 de noviembre de 2010

PONGA UN POLÍTICO EN SU VIDA, NO SE ABURRIRÁ

A pesar de tener en mente varios temas para la entrada de hoy, no me resisto a hacer un poco de pupa a esta clase política que nos deshonra y que nos desangra moral y económicamente día a día.Tal vez la palabra adecuada no sea pupa; tal vez sería más correcto la expresión describir sus lamentables actos. Lamentables actos que, lo siento por los niños, me recuerdan irremediablemente a esos niños que basan sus argumentos en el famoso "y tu más" y lo completan con el no menos famoso "yo no he sido, la culpa es de...". No hay duda, el infantilismo de esta raza, que medra a costa de todos nosotros, es un cáncer que corroe las entrañas de nuestra sociedad. La pena es que los cirujanos que deberían extirpar tal tumor sean simples aprendices de curandero y su planteamiento terapéutico, salvo honrosas excepciones, no difiere de aquel que provocó la tumoración social de este país.
Pero metámonos en harina, que dentro de una hora y media tengo que trabajar.
Si por algo se define una campaña electoral es por que sale a relucir la estupidez y la hipocresía de muchos candidatos electorales. Que nadie espere grandes promesas o soluciones más o menos viables a los asuntos que ocupan y preocupan a los ciudadanos. Sin embargo, si uno es espectador imparcial de tal evento encontrará motivos más que suficientes para considerar que Valle Inclán no ha muerto y que su género literario, el esperpento, sigue vigente con una fuerza inaudita. Éste es el caso de la campaña electoral al Parlamento de Cataluña. Veamos.
A la estupidez del Puigcercós, aquella que hablaba de inspectores de hacienda que poco menos que vivían en casa de los empresarios catalanes y que, como consecuencia de ello, no estaban en el resto del país, especialmente en Andalucía, donde según el colega no pagaba impuestos ni Dios (me imagino a un niño de seis años que va un quiosco en Cádiz y al quiosquero preguntándole: ¿Las chuches te las cobro con IVA o sin IVA?), le han seguido aportaciones de candidatos de otros partidos, no menos estridentes y cortadas por el mismo patrón. La candidata del P.P., Alicia Camacho, un filón para el futuro de este blog, ha defendido el videojuego diseñado por las juventudes de su partido. Ese videojuego en el que se ganaban puntos por machacar plátanos que se convertían en inmigrantes ilegales. Lo gracioso no es el jueguecito de marras, chusco y hortero donde los haya; lo gracioso es que la culpa de que aparezca esta estupidez no es de ella, aunque ella sea la protagonista. No, la culpa de este "malentendido" es de la parte contratante de la primera parte... Sin comentarios.
Pero no teníamos estupideces suficientes. Las juventudes del PSC, ¿Qué coño les pasa a los jóvenes que entran en política? ¿Se vuelven tontos o lo son previamente?, han fabricado un vídeo donde una señora introduce repetidamente una papeleta en una urna con el nombre de Montilla, alcanzado tras ese hecho un orgasmo. ¡Joder con Montilla! ¡Joder con la imaginación de la peña! ¡Joder con la manía de tomarnos por tontos! 
Sin embargo, uno siente la necesidad de alabar a Puigcercós. Al menos no se ha gastado la pasta de todos para decir esa gilipollez, los otros dos partidos han despilfarrado nuestro dinero para crear dos bodrios de primera categoría. Lo triste es que unos tipos que se gastan el dinero público en tales estupideces, creyendo que es lo mejor que pueden hacer, aspiran a gobernar algo que no sea su comunidad de vecinos y , lo triste, es que encima van a salir elegidos.
Pero no sólo de campañas electorales vive el hombre. La política nacional es otra fuente de alegrías para este humilde bloguero.
Comenzaremos por la Gómez Sinde. Sí, esa que le ha dicho a Bardem y compañía que no se metan en política y que les dejen a ellos, los políticos profesionales. No creo que haga falta recordar que todo viene a cuento de la polémica que está instalada en la sociedad española sobre el tema saharaui y la inacción y cobardía del gobierno español. 
Ante la respuesta de la Sinde uno se queda perplejo. ¿Quién coño es ella para prohibir opinar a un ciudadano español sobre un tema? ¿Acaso cree que la Constitución del 78 es el título de una película de amplia descarga en las redes P2P? Por otra parte ¿Qué la acredita a ella, que viene del mismo mundo que Bardem y compañía, para definirse como política profesional y experta en el tema saharaui? Siento lo que voy a decir, pero a veces lo pienso realmente, cuando Franco dijo aquello de "lo dejo todo atado y bien atado" tenia razón. En una interpretación libre y amplia, pienso que no ser refería al régimen que creo, más bien hablaba de una mentalidad dictatorial y caciquil, como la de la flamante ministra.
Concluyo, debo ducharme ya, con la flamante ministra de Sanidad, Leire Pajín. Parece ser que desde su ministerio, no recuerdo si de su boca, esa que le pone a León de la Riva, ha salido una idea genial: la sanidad se debe financiar con el dinero de los impuestos del tabaco (aviso, soy fumador) que provoca mucho mal y mucho gasto. Hombre, la idea no sería mala si a los tabaqueros extremeños, donde se produce casi el 90% del tabaco patrio, no les llevaran subvencionando su cultivo una pila de años. 
Hombre, la idea no sería mala, si no consideráramos que el principal factor de mortandad en las franjas de edad a partir de los 15 y hasta los 35 años es el coche, ¿dónde está un impuesto a los vehículos para financiar la sanidad? ¿El céntimo sanitario? Con eso no llega ni para pipas. 
Hombre, la idea no sería mala sino fuera por que el número de bajas laborales por ansiedad y depresión en este país están aumentado (contrariamente al resto de bajas), a raiz de las leoninas condiciones que los empresarios utilizan con los trabajadores, especialmente durante el gobierno de su partido.
Hombre, la idea no sería mala si fuera una idea.
Esto es lo que hay, o parte de lo que hay, no tengo más tiempo, en el jardín nacional.: una pandilla de charlatanes iletrados con el bolsillo lleno a costa de todos nosotros. 
Un saludo.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

TRANSICIÓN, TRÁNSITO, TRANSITABLE. GRACIAS

Concluí el libro que tenía entre manos, Anatomía de un instante, con la sensación de haber leído algo realmente bueno (cosa curiosa, pues no sé porqué, últimamente mis gustos literarios me hacen ser extremadamente crítico con lo leído).
Tal vez lo más interesante del libro, desde mi punto de vista, no esté en la historia contada, ni en los datos aportados. No, ese no es el gran acierto del escritor. Lo mejor de la obra es el final; concretamente las reflexiones últimas sobre el asunto de Javier Cercas. Para ello utiliza una figura, no voy a descubrir cual, que le sirve para alumbrar una visión de la Transición, y por ende de Suarez, desprovista de la pasión juvenil y pseudorrevolucionaria que muchos hemos poseído alguna vez. Las conclusiones finales son demoledoras, pero sobre todo humanas. Describe esa época desde el punto de vista del español medio y del contexto que existía, desarrollando una crítica explícita hacia los que, en vez de admirar el posibilismo, desde sus sillones critican a fecha de hoy los fallos del proceso. Los hubo, claro que los hubo, como en toda acción humana donde los intereses son dispares; pero el gran acierto fue hacer converger todos esos intereses en una idea común que facilitara la convivencia.
Recomiendo la lectura del libro, pero, si por cualquier causa, no se sienten con fuerzas o ganas para hacerlo, suplico que se lea la última parte del mismo. Tal vez, tras una lectura pausada de esa parte de la obra, todos seamos capaces de comprender donde estamos y que es lo que debemos hacer para mejorar la situación de todos. Tal vez, una parte de la generación que llevó a cabo la Transición nos ofreció un legado intangible pero eterno. Tal vez, en fin, nos indicó el camino que debemos seguir para no lacerarnos; nos indicó el camino para crear algo de lo que sentirnos orgullosos y donde poder vivir. Nos ofreció un legado, perfectible, que debemos considerar el fruto del hastío secular de un país, donde el espadón era más importante que la palabra y las charreteras más decisivas que el bien común. Por eso, antes de criticar los fallos, lo que quedó pendiente en aquellos años, creo que deberíamos usar una balanza y considerar si esas renuncias, que, sin duda alguna, huberan enquistado la situación, eran más importantes que sentar las bases de una sistema donde, al menos, durante más de treinta años, por primera vez en dos siglos, no hemos utilizado el fúsil para relacionarnos entre nosostros.
Es muy posible que la Historia tenga sus tiempos. Tiempos y formas adecuados para realizar actos perdurables y, por qué no decirlo, deseables. En aquella época sus protagonistas intuyeron que ese era el tiempo de hacer aquello y acertaron. Lo que dudo mucho es que los encargados actuales de escrutar el presente, de intuir las oportunidades y las necesidades de este momento sean tan avispados como los que hace más de tres décadas construyeron el edificio legal en el cual viven instalados estos petrimetres que pululan por la política nacional. ¡Ojalá me equivoque! Pero desde hace cierto tiempo, el pesimismo respecto a la casta política se ha instalado en mi y no puede despojarme de esa negra vestimenta.
Simplemente, me gustaría concluir con una apreciación que aparece varias veces en el libro y que este humilde bloguero porta como bandera: es absurdo utilizar el pasado para taponar el presente; es más útil y práctico considerar que esperamos del futuro y empezar a construirle.
Un saludo.

martes, 16 de noviembre de 2010

ALIANZA DE QUÉ

A veces la vergüenza se adueña de uno debido a la desvergüenza de otros. 
Hoy, debido al azar, me he despertado escuchando una de las más mejores canciones escritas e interpretadas en español de todos los tiempos, ni más ni menos que Abre la puerta de los geniales Triana. Realmente, la música y la voz del difunto Jesús de la Rosa son el mejor despertador posible que se puede encontrar. Pero, una vez más, la alegría en casa del pobre dura poco; las noticias sobre la violenta represión ejercida por el gobierno marroquí contra los saharauis diluyen los ecos de la maravillosa composición musical de los años 70, traformando el optimismo en rabia y frustración.
Como escribi en mi anterior blog, del sátrapa marroquí poco o nada se puede esperar. La organización policial del país vecino es un hecho y la represión está a la orden del día (quizá algún día cuente como funciona dicho mecanismo, o al menos como me contaron  algunos ciudadanos marroquíes que funciona  el sistema represor estatal ).
Soy realista y consciente de que no se le puede pedir peras al olmo, por lo que sintiendo mucho lo que pasa, pienso que aunque el culpable principal es el gobierno marroquí, éste debe contar con la complicidad necesaria de otros gobiernos y entre estos gobiernos se encuentra el nuestro, el español, dirigido por José Luis Rodríguez Zapatero.
Una de las presuntas señas de identidad del leonés es su respeto hacia las diferencias y el respeto de los derechos humanos. Una falacia como otra cualquiera. Lo ha demostrado mil y una veces. El actual habitante de la Moncloa, hombre de verbo reposado e insustancial, no ha tenido empacho en crear una Alianza de Civilizaciones??? invocando el diálogo, el entendimiento y, casi casi, el amor fraternal entre los seres humanos. Obviamente, al colega se le olvidó explicar que ese amor fraternal sólo era posible entre los colegas de pasteleo. Sin embargo, cuando los malos malotes, esos que no son chachi pirulis y que no entienden el bello gesto de Zapatero, están forrados o cuando no nos interesa tocarles mucho las narices por interese varios, hacen lo que les da la gana, esos malos malotes no lo son tantos y debemos esperar a ver lo que ocurre al final. Es el caso de China, el país con mayor número de condenas a muerte ejecutadas anualmente o el de Marruecos.
Con estos países no existe ni Alianza de Civilizaciones ni Dios que la fundó. Sólo queda tragar y seguir haciendo negocios.
Pero es más lamentable, si cabe, el papel que el PSOE desempeña en el caso saharaui. Curiosamente, cuando el partido en el poder en España en estos momentos, está en la oposición no duda en acercarse a las posiciones de los habitantes de la ex-colonia española. Como ejemplo podemos  citar la foto que circula por Internet de Trinidad Jiménez de 2004 con una pegatina apoyando a los saharauis. Lamentablemente, cuando arriba al poder una especie de amnesia selectiva entierra el problema de estas personas en el más recóndito agujero de la memoria. Por eso no debe sorprendernos, que sí indignarnos, la postura oficial de los del puño y la rosa respecto al asunto. 
Cada cual está atrapado por sus actos, que le definen y le marcan para los restos, y estos tipos que nos gobiernan han quedado ampliamente retratados en este asunto. La labia sólo sirve en los momentos de tranquilidad y de bienestar, pero cuando las cañas tornan lanzas se necesita algo más que anestésicos verbales y éstos tipos no tienen más que eso, verborrea hueca y tramposa.
Desde aquí vaya mi repulsa a la actitud del gobierno español, atrapado por su miseria moral, que está permitiendo una masacre real y moral por parte de un gobierno "amigo" hacia unos ciudadanos a los que, tal vez, debamos algo. Pero aún sin deberlos algo, no dejan de ser personas a las que se está conculcando sus derechos fundamentales. Si esto es la Alianza de Civilizaciones, gracias, pero no.
En el fondo los actos de estos arribistas han dejado a las claras quienes son: los hijos morales del capital y del oportunismo político. Los hijos de la palabra hueca y de la inacción. Los hijos de la adulación y del disparate.
Un saludo.

domingo, 14 de noviembre de 2010

ES QUE ME TIENE MANÍA

Todos, durante nuestra época de estudiante, hemos escuchado o utilizado la expresión "es que me tiene manía", referida a un maestro o a un profesor que, desde nuestro punto de vista, no satisfacía nuestras expectativas. Con el paso del tiempo, y trabajando dentro de la docencia, aprendes que, generalmente, esas percepciones juveniles no eran reales, siendo las motivaciones de tal maestro o cual profesor para actuar como actuaba objetivas, respondiendo, además, en ciertos casos, a estrategias para motivar al alumno, haciéndole ver las orejas del lobo. Hablando en plata, "o estudias más, no te estás esforzando suficientemente, o te vas a cargar la asignatura". 
Sin embargo, el alumno no suele percibir estos detalles y culpabiliza a los demás de "su problemática". Obviamente, yerra en su estrategia y no es capaz de analizar la situación en su conjunto, optando por el camino fácil, "el mundo está en contra de mi".
Alguien podrá pensar que esta conducta es típica de la adolescencia y que desparece cuando las hormonas se estabilizan y vamos adquiriendo nuevas responsabilidades en la vida. Uno no está de acuerdo con ello. No sólo no estoy de acuerdo, más bien al contrario, esta estrategia, a medida que crecemos, no sólo es utilizada por las personas para explicar su vida, también es planteada por grandes instituciones y organismos varios para justificar sus fracasos. 
El esquema de actuación en estos casos es el siguiente: lo que defendemos, planteamos o anhelamos es tal cosa; los hechos demuestran que estos planteamientos son erróneos, pero, llegado este momento, los dirigentes de tal organismo, religión o lo que fuere obvian la autocrítica, traslando la carga de la culpa a la gente de a pie que no sigue sus dictados.
Veamos algunos ejemplos ilustrativos de lo que estoy contando, que ayudaran a aclarar lo que quiero transmitir.
Imaginemos que un líder religioso realiza una visita a un país. Antes de comenzar su estancia en dicho lugar, el representante del Mesías en la Tierra, carga duramente contra la forma de vida de los habitante de esa nación, que de manera progresiva ha ido desvinculándose de la ideología que defiende el pastor de almas. Es fácil comprender que el distanciamiento ideológico de una parte de los ciudadanos de ese país se deberá, en parte, a que la religión del visitante no cumple las expectativas de esas personas por los motivos que sea, en este caso por un distanciamiento de la cúpula de dicha religión de la realidad. Lo lógico es que el chamán general se cuestionara lo que está ocurriendo, lo que están haciendo mal para que se produzca  esta separación. Pero no, la respuesta es acusar a los que no piensan como él de barbaridades varias.
Otro ejemplo lo tenemos en el mundo de la economía. Las políticas económicas que han precedido a la gran crisis en la que estamos inmersos, han buscado un mercado cada vez más libre, basado en falacias y artificios contables, bendecidos por los gurús de la economía. Obviamente, todo lo que sube baja y, aún más obvio, los artificios que enmascaran la realidad, con el paso del tiempo de derrumban como un castillo de naipes (la realidad es tozuda y, más tarde o temprano, acaba asomando la cabeza y, a veces, como en el caso que tratamos, se abre paso a cabezazos). Pero, ¿qué han hecho estos gurús, luminarias o lumbreras del pensmiento neoliberal,  que han visto fracasar sus doctrinas de manera estrepitosa? ¿Han recapacitado sobre lo absurdo de sus planteamientos? Por supuesto que no.
El fracaso de sus teorías, según ellos, no se debe a que eran estupideces revestidas de academicismo. Ni mucho menos. Los culpables somos los ciudadanos de a pie que queremos muchas cosas a cambio de nuestros impuestos. Los terroristas económicos son los trabajadores y pensionistas que quieren un sueldo digno. O lo que es lo mismo: ellos están libres de todo pecado y somos los demás, que no hacemos lo que ellos quieren (en muchos casos lo que ellos quieren varía en función de los agujeros que se deben tapar en cada momento para que su sistema económico, que hace aguas por todos los lados, siga "funcionando". Es decir, ni tan siquiera ellos son capaces de preveer lo que va a pasar, pero pase lo que pase la culpa es de los ciudadanos, no de sus absurdos planteamientos),  los que hemos jodido el chiringuito.
Como el lector puede observar la famosa frase "es que me tiene manía", al menos el significado que conlleva (la culpa es de los demás), lo utilizamos no sólo en la adolescencia, si no también durante el período adulto y, por si fuera poco, no sólo lo utilizamos comos seres individuales. Las grandes corporaciones, entidades religiosas, políticas, económicas siguen esta pauta de actuación hasta, en ciertos casos, generarando situaciones de odio, misería y, por tanto, incubando un malestar que a medio, largo plazo puede acabar de mala manera.
Un saludo.

sábado, 13 de noviembre de 2010

EL PARALELISMO HISTÓRICO Y BIOGRÁFICO

Actualmente estoy leyendo "Anatomía de un instante" de Javier Cercas. Un libro interesante y cargado de datos que facilitan una mejor comprensión de lo acontecido en España durante los primeros años de la transición e, incluso, en los años previos. 
Tal vez, lo que más me ha llamado la atención de lo leído hasta el momento haya sido lo referido a la figura del General Gutiérrez Mellado. Aunque conocía, grosso modo, los datos más significativos de su biografía, la novela, ensayo o lo que sea del escritor extremeño, me está aportando una serie de información adicional interesante, aclaratoria y precisa sobre el personaje.
Este bloguero tenía desde hace tiempo la impresión de que el anciano que se enfrentó a los golpistas del 23-F era un tipo interesante y, por qué no decirlo, más importante de lo que su enjuta figura dejaba traslucir.
Sin embargo, no es mi intención loar las virtudes o menospreciar ciertos comportamientos del fallecido militar. Lo que pretendo es plasmar el paralelismo de la vida de Gutiérrez Mellado con el de la España oficial, la España que detentaba el poder desde el inicio del Guerra Civil, hasta el final de la Transición.
En 1936, nuestro protagonista se sumó inmediantamente al golpe contra la II República. Falangista de primera hora, lo que luego se denominó camisa vieja, fue un convencido de la necesidad de acabar con el sistema legal vigente. En otras palabras, participó en la caída del régimen republicano y contribuyó, en la medida de las posibilidades que tiene un oficial joven que forma parte de la famosa, e inexistente en cierta forma, Quinta Columna.
Durante el franquismo fue ascendiendo en la carrera militar, evolucionando, progresivamente, hacia posiciones ideológicas más laxas y, por tanto, menos reaccionarias. En el fondo, le ocurrió lo mismo que a otros camisas viejas, no a todos. En el fondo, esa evolución ideológica facilitaría la demolición, preconcebida o no, del franquismo. En el fondo, participaba de una idea que facilitaría lo que aconteció después.
Pero es durante los años de la Transición, durante  el período de la Transición real, la que se escribe  con mayúsculas, donde su nombre sale de los cuarteles, para protagonizar un golpe de timón político que a punto estuvo de hacer naufragar el barco, pero que, afortunadamente,  lo enfiló  hacia un destino seguro. Durante ese período, con claroscuros y sinsabores varios, se convirtió en actor principal, escoltando a su valedor, Adolfo Suarez, en un viaje sin retorno y lleno de incertidumbre.
Estos años, que vistos a través de la lupa de la Historia, fueron un éxito, acabaron con la labor política del viejo general, que se retiró mutilado moralmente.
Su muerte, en accidente de tráfico, parece, incluso, que estaba predestinada. A mediados de los noventa, cuando todo estaba bien anclado y la derecha accedió al poder democráticamente, perdió la vida de la forma descrita anteriormente.
El viejo general, en el fondo, participó, con mayor o menor repercusión, en función de las posibilidades que su carrera militar le brindaba, en los sucesos más importantes que acontecieron en nuestro país entre 1936 y 1981. Siempre al lado del ganador, aunque en el 36 y en la década de los 70,y principios de los 80, cuando participó en el gobierno de Suarez, arriesgó, saliendo ganador. Curiosamente, en el 36 atacó y contribuyó a destruir lo que cuatro décadas más tardes defendió a capa y espada. Paradojas de la vida.
Repito, que no es mi deseo juzgar la actuación del personaje, simplemente intento hacer ver que ,Gutiérrez Mellado, es el reflejo de una época y su evolución muestra como evolucionó la España en el poder, la España que ganó la Guerra Civil (sé que no todos evolucionaron como el militar que nos ocupa hoy, pero sí que una buena parte del aparato franquista era consciente de la necesidad de cambios en el sistema, siendo estos cambios diferentes en función del personaje con el que nos enfrentemos).
Un saludo.

viernes, 12 de noviembre de 2010

PSICOTERAPIA

Tras un registro
Realizado con mi consentimiento
Me abrí en canal
Dispersándose las emociones
Los recuerdos y el futuro.
Me apresuré a recoger lo vertido
Mezclando aleatoriamente mi esencia
Remedos de cariño
Reposan junto a mañana
Extraño cucigrama
Conozco lo que amaré
Desconociendo ese beso finiquitado
Debería volverme a abrir
Tal vez deba resituarme
Aunque presiento lo inútil del empeño
Sinceramente creo no tener interés en volver al inicio
Mejor dejar todo fluir
Esperando no necesitar registrarme de nuevo.

jueves, 11 de noviembre de 2010

CHARLES MANSON Y EL BÁLSAMO DE FIERABRÁS

Preparando la entrada de ayer disfruté mucho. Disfruté mucho preparándola y plasmando en el ordenador las ideas que, atropelladamente, habían surgido en mi mente durante las últimas horas. Pero no todo en la vida es placentero y fácil de explicar con palabras, por eso espero que lo que a continuación voy a escribir sea coherente, en la medida de lo posible desapasionado e ilustrativo para el lector.
Para comenzar, creo necesario recordar dos datos autobiográficos, que servirán para situar al nuevo seguidor de este blog y que éste comprenda mejor lo que narraré a continuación. Siento si repito detalles archiconocidos para los seguidores habituales de esta bitácora, pero lo creo necesario. Ahí van los dos datos.
El primero no es otro que la profesión que ejerzo. Este humilde y madrugador bloguero, se gana la vida mediante el ejercicio de la docencia.
En segundo lugar, me gustaría recordar que lo más importante de mi vida es un hijo, que ayer cumplió tres años y medio, y que en septiembre se incorporó al colegio. Atrás quedaron los años de guardería , con el grato recuerdo y cariño de Raquel, Ana, Rocío...
A partir de este momento comenzaré a narrar los hechos, de la forma más objetiva posible, objeto de esta entrada, siguiendo un doble camino, paralelo, en el que intentaré desligar el papel de padre y el de maestro, aunque eso en la vida real no ocurrió, ni creo que ocurrirá nunca. No es fácil aparcar los trastos de matar, menos aún cuando tu hijo está implicado en el asunto.
Mi hijo siempre, salvo muy pequeños períodos, ha llorado cuando le dejábamos en la guarde, pero sabemos que esos episodios le duraban muy poco tiempo, por lo que cuando se incorporó al cole, cuando lloraba al principio no nos pareció extraño. Afortunadamente, antes de concluir el período de adaptación apenas lloraba cuando se quedaba en el centro educativo, lo que nos generó confianza y tranquilidad. Pero, pero todo tornó y, sin motivo aparente, el pequeño comenzó a llorar como una magdalena, ya no sólo durante ciertos momentos, era capaz de llorar durante las cinco horas del período lectivo.Obviamente, su madre y yo empezamos a mosquearnos. Esta forma de actuar del pequeño no nos parecía normal. Debo reconocer que tras las referencias recibidas a través de radio macuto por amigos y conocidos sobre la maestra de nuestro hijo, intuíamos que el problema no radicaba en nuestro hijo. A buen entendedor...
Esta situación, que se prolongaba en el tiempo, nos llevó a actuar y decidimos hablar con la maestra, ya no de manera informal, sino utilizando su hora de tutoría. El que suscribe acudió a la cita, por motivos que no vienen al caso mi pareja no fue, y la impresión que extraje de esa breve charla, no voy a entrar en detalles sonrojantes, fue demoledora. Baste decir que tuve la sensación al final  de dicha entrevista, de que el profesional era yo, pues acabé, a iniciativa de mi interlocutora, proponiendo pautas de actuación. Pautas de actuación que no tenían ningún contenido afectivo, más bien eran de carácter profesional.
La vida siguió y, casi a renglón seguido, la tutora de mi hijo se cogió una baja por enfermedad. Rápidamente, hay que reconocer ese mérito a la administración educativa, enviaron una sustituta. Y se obró el milagro. Al segundo día de tomar posesión de su cargo los llantos de mi hijo disminuyeron, el tercer día casi desaparecieron y, a día de hoy, sigue llorando de vez en cuando, pero son períodos cortos y una o dos veces al día. No sólo eso, el niño empieza a participar en clase e, incluso, con alguna maestra especialista que también lloraba, ha remitido en su conducta.
Hasta aquí los hechos como padre.
Como docente, ¿qué puedo decir? Uno se olía el percal. Uno reconoce que en el mundo de la educación hay profesionales maravillosos, junto a los que es un placer y un orgullo trabajar, otro, imagino que como yo, hacemos todo lo que podemos y somos del montón y, por último, otros que podrían estar criando cabras, con todos mis respetos para los cabreros, y su labor no sería muy diferente.
Uno de los cánceres de la educación es la falta de autocrítica individual. Este aspecto conlleva que los problemas de los niños son eso, problemas de los niños, no circunstancias que desde el sistema educativo los docentes debemos, en la medida de lo posible, paliar. Tras bastantes años en este mundo, he ido creando una costra, me gusta mi trabajo (este año estoy disfrutando especialmente de él), pero sé que ciertos aspectos ni puedo, ni debo intentar cambiarlos. El sistema está engrasado de esta manera. Las piezas de alta calidad y gran precisión conviven con otras de hojalata que entorpecen, cuando no estropean directamente, el funcionamiento del sistema. Prefiero luchar por plasmar mis ideas, mi forma de entender la educación, buscando el apoyo de aquellos que tienen una forma similar, que no siempre idéntica, de enterderla y, pensando siempre, que me pagan para que mis alumnos sean mejores, aspecto éste que guía mi actuación.
Como padre, volviendo al tema, no voy a ocultar que espero que la nueva seño, esté mucho tiempo en su nuevo puesto, por el bien de mi hijo.
Como profesional espero que la nueva seño siga mucho tiempo en su nuevo tiempo, por el bien de los alumnos.
Sé que esta entrada puede generar el viernes, cuando llegue a trabajar, una recomendación de una gran amiga, seguidora de este blog. No me importa, por que sé que lo va a hacer de corazón. Pero mi corazón y mi mente, necesitaban contar algo tan transcendental para mi como ésto.

Adjunto, aprovechando que estamos con el tema de la educación, un enlace donde aparece una reflexión demoledodera de Iñaki Gabilondo, sobre el papel de los padres en la misma.
http://www.youtube.com/watch?v=EXqe_m1nJcs

Un saludo.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

1º EDICIÓN DE LOS PREMIOS "TODO SIGUE IGUAL"

Este año se han entregado los premios "Todo sigue igual" en los diversos apartados que el jurado de tales premios, ha tenido a bien conceder. 
Los premiados y sus méritos han sido:
Premio "Hacer televisión de calidad no es difícil" para... Tele5, por demostrar que hacer una programación con algo de calidad es sencillo, basta no seguir su ejemplo.
Premio "Una vivienda para cada familia" para... el Gobierno del estado de Israel. por su lucha denodada por construir casas y pisos para sus ciudadanos en territorio palestino.
Premio "Me lo cuentas y no me lo creo" para... Pedro J. Ramírez y Jiménez Losantos, por su interpretación de los sucesos del 11-M.
Premio "La vida sigue igual" para... el Partido Popular, por llevar un cuarto de siglo utilizando el G.A.L. para hacer política.
Premio "Los niños pueden y deben comer bien" para... Belén Esteban, por: "¡cometé el pollo, Andreita!
Premio "Todo es posible en Granada" para... George W. Bush, por demostrar que una persona con escasa inteligencia puede llegar a ejercer cargos de gran responsabilidad.
Premio "Desaparecido en combate"  para... el juez Baltasar Garzón, por que en este país hay que ser franco.
Premio "La maría es alegría" para... Mohamed VI, por extender la alegría que irradia a los saharauis.
Premio "Igualdad de derechos" para... Silvio Berlusconi, por que no hace ascos a ninguna mujer, le gustan todas.
Premio " La alegría de ser español" para... José María Aznar, por defender la esencia de España, especialmente cuando abre la boca en el extranjero.
Premio "Viajar es un placer" para... las mafias que introducen ilegalmente inmigrarntes africanos en España, por su ingente trabajo.
Premio "Groucho Marx (estos son mis prinicipios, si no le gustan tengo otros)" para... José Luis Rodríguez Zapatero por defender denodadamente a los trabajadores y pensionistas para que no pierdan derechos.
Premio "Casino (la banca siempre gana)" para... los gobiernos occidentales, por salvar a la banca, mediante el gasto de cientos de millones de euros, para, inmediatamente, recortar derechos a los trabajadores y pensionistas.
Premio "Mano tendida" para... Juan Carlos I, por conseguir que estrechar una mano sea una profesión.
Premio "La infancia perdida" para... ex aqueo para la Iglesia Católica y Fernando Sánchez Dragó, por su defensa de la inocencia de los niños, las niñas y todo lo que les rodea.
Premio "Nostradamus" para... el F.M.I., por ser capaz de prevenir el futuro económico del mundo con tanta claridad y precisión, sin acertar nunca.
Premio "¿Dónde están las llaves?" para... ex aequo George W. Bush, Tony Blair y José María Aznar, por su obra de teatro "Sabemos que tiene armas de destrucción masiva".
Premio "El festival de Pocoyó" para... ex aequeo, Cándido Méndez y Fernández Toxo, por "29-S, todos a la calle, pero con cuidado, que podemos hacer pupa".
Premio "Parlamentario del siglo" para... Alfonso Guerra, por se parlamentario desde que se redactó la Constitución de 1812.
Premio "Con faldas y a lo loco" para... Benedicto XVI, por ganarse el cariño de todos los españoles con sus declaraciones previas a la visita de nuestro país.
Premio "Verde que te quiero verde" para...José María Aznar, por no mostrar ningún pudor en desdecirse de declaraciones anteriores y, a fecha de hoy, declararse un defensor convencido del ecologismo y del sueldo que conlleva el cargo que le han dado, relacionado con la defensa del medio ambiente.
Premio "Coge el dinero y corre a un plató de televisión" para... Roca, Cachuli, Pantoja y compañía, por su empeño en demostrar lo mal que funciona la justicia española y la injusticia que se ha cometido con ellos.
Premio "My tailor is rich" para... Francisco Camps, por su obra "Los pagué, pero poco",  de tanto éxito en nuestro país durante estos dos últimos años.
Premio "Nobel de la Paz 2010" para... el chino que sigue en la cárcel después de haberlo recibido (por si a alguien se le había olvidado).
Premio "Yo pasaba por aquí" para... Celestino Corbacho, por su ejemplar, y desconocida, actuación como Ministro de Trabajo del Reino de España.
Premio Especial del Jurado para... Luis María Ansón, por participar, hasta hace bien poco, en todos los jurados de concursos de misses posibles e imposibles.
Mención honorífica por su labor como guía espiritual y ejemplo vivo a... José María Cuevas, por difundir los valores del emprendedor y del empresario español.
Premio del Público para... ACEPTO PROPUESTAS DE LOS LECTORES.
Un saludo.





martes, 9 de noviembre de 2010

LAS BATALLITAS DEL ABUELO

En las últimas dos semanas he escuchado a varios antiguos dirigentes politicos comentar su percepción de la labor que desarrollaron mientras estuvieron en el poder. En ningún caso se trataba de figuras secundarias de la vida política. Dos de ellos habían sido presidentes de su respectivos países y otro Secretario de Estado en EE.UU.
Sin embargo, la información que estos tipos transmistían, obviamente distorsionada, estaba dirigida no ha desempolvar los misterios del poder, más bien pretendían rescatar su imagen. Rescatar su imagen para construir otra que se asemejara más a la de un gran estadista, que hizo sacrificios enormes en nombre de sus ciudadanos y, en algún caso, de la libertad.
Obviamente, ni Bush hijo, ni Kissinger (la información sobre éste elemento la recibí a través de un documental), son un ejemplo de gobernante que se caracterice por el respeto a los derechos que exhiben como modelo de actuación. 
Felipe González, gobernante con claroscuros muy acentuados, busca un reconocimiento personal a su labor, mediante la confrontación con los insulsos líderes actuales políticos. Para ello recurre a la épica del momento que le tocó vivir y a una interpretación de la realidad actual distante y cómoda, pues ni pincha ni corta en este momento.
De todas formas, volviendo al tema de las memorias autojustificativas, es sorprendente como, con el paso del tiempo, las actuaciones de estos políticos se revisten de una pátina especial, que diluye, al menos en parte,  los fracasos y ensalza los éxitos, o los pretendidos éxitos. La forma de juzgarles varía, volviéndose más amable, lo que facilita una reinterpretación de los hechos menos visceral. Tal vez todo se deba a que los problemas del presente envuelven en una bruma los del pasado, distorsionando la realidad vivida, para poder centrarnos en aquello que nos preocupa ahora y que nos seguirá preocupando en el futuro más inmediato.
Probablemente, ni la interpretación de los hechos que se produce mientras ocurren, ni la interpretación que se realiza por los protagonistas años después sea la correcta. El tiempo, el estudio desapasionado de la realidad por los expertos, conferirán el carácter definitivo a las actuaciones de cada uno, inclinando la balanza hacia uno u otro lado. 
Pero no deja de resultar curioso que los acontecimientos mientras se viven nos empapan hasta el último rincón, llenándonos de rabia, ira, esperanza, alegría... para,en un período de pocos años, interpretarlos de una manera más benevolente y, en mi opinión, no menos exenta de subjetividad.
Un saludo.


lunes, 8 de noviembre de 2010

SI VA A EXISTIR LA TELEVISIÓN DE CALIDAD

Siento fascinación por todo lo relacionado con el funcionamiento del cerebro, tal  vez esa sea la explicación de mi debilidad por el autismo. Ayer tuve ocasión de disfrutar de un magnífico programa en la 2, que me resultó muy atractivo y, ante todo, cautivador, por tratar dicho asunto.
El programa en cuestión: Redes 2.0. El presentador: Punset, uno de los hombres más imitados por los humoristas españoles. El tema: neurociencia, concretamente la posibilidad de modificar ciertos aspectos patológicos, mediante la implantación de electrodos en áreas determinadas del cerebro. Así dicho, debo reconocerlo, suena muy fuerte: implantar electrodos para modificar aspectos de la vida en las personas. Tal vez, sea mejor explicar lo que mostraba el programa, para comprender de que se trataba realmente.
Durante la conversación que Punset mantenía con el invitado, un neurocientífico de una universidad canadiense, éste último intentaba explicar el funcionamiento de un sistema utilizado para paliar el efecto de algunas patologías, especialmente Parkinson, sobre las personas.
Tal vez, antes de seguir, sea conveniente describir como funciona el sistema. 
A individuos, para los que la medicina "convencional" ya ha agotado todos sus recursos, se les practica una intervención que consiste en buscar en su cerebro la zona que, por ejemplo, provoca los movimientos incontrolados del Parkinson. Una vez localizada este área, con la colaboración de la persona intervenida que está despierta, se procede a implantar un electrodo, que actúa estimulando la zona responsable del problema. Este electrodo se ubica en el interior de la cabeza de la persona. Mediante un cable que llega a la clavícula, que va por debajo de la piel del paciente, se conecta a una batería, que radica en la zona clavicular (también por el interior). Esta batería puede ser modulada en intensidad, para variar la potencia de las de la electricidad que llega al electrodo, y, por supuesto, detenida, sin tener que ser extraída.
Realmente, los resultados que mostraban en un paciente de Parkinson eran fascinantes. Elimanaban por completo los movimientos incontrolados, facilitando que el individuo pudiera llevar una vida "normal".
Este tipo de intervención ha sido practicada a unas 80.000 personas, con un éxito de más de un 90%. En España, creo recordar que en Barcelona, también se practica.
Punset, a pesar de sus imitaciones un tipo genial en muchos aspectos, inquirió a su interlocutor sobre la moralidad de este tipo de intervenciones, que varían o pueden variar, al menos en teoría, algo tan esencial como el comportamiento humano.La respuesta del neurólogo que trabaja en Canadá fue de chapeau.
Primero, este tipo de prácticas se hacen con personas que no han encontrado respuesta a sus problemas a través de otro tipo de tratamientos médicos y, por supuesto, con el consentimiento de estas personas.
Segundo, más importante, el neurocientífico narraba un caso que espero haga pensar al lector sobre el asunto y, de paso, ayude a desmitificar ciertas historias sobre la manipulación de la mente. El invitado del programa narraba como esta técnica se había utilizado con una persona con obesidad mórbida.
Los resultados tras la intervención eran excelentes, había adelgazado 20 kilos en, creo recordar, dos meses. Sin embargo, el paciente pidió que se le desconectara el electrodo, quería seguir disfrutando de la comida, su cuerpo (su cerebro más bien) se lo pedía. Por supuesto, se atendieron las demandas de esta persona y, como era de esperar, volvió a engordar.
Pero este aspecto, que puede parecer nimio, no lo es, en absoluto. Con esta demanda queda bien claro que por un lado están nuestras funciones cerebrales relacionadas con el funcionamiento general. Es decir, en determinada área podemos localizar el apetito, los movimientos, la palabra, etc. Sin embargo, el centro del placer se localiza en otro lugar y, aunque tengamos limitados ciertos aspectos de nuestro funcionamiento que nos pueden ayudar, teóricamente, a tener una vida mejor, nuestro cerebro puede considerar que esos cambios no son gratificantes para nuestra persona y recharzarlos. Es como si tuviéramos obligación de ir a misa, por que nuestros padres nos obligan, pero a nosotros nos apetece jugar en el parque con nuestros amigos. Una cosa es lo que hacemos y otra lo que pensamos de ello.
Por tanto, intervenir sobre un área del cerebro no significa anular nuestra voluntad, ni nuestra forma de pensar.
Esto es, en resumen, lo que vi ayer y lo que me fascinó.
Aprovechando que estamos hablando del funcionamiento del cerebro, hace unos días puede ver un vídeo, fantástico, realizado por un padre, dibujante, que tiene una hija con autismo. Recomiendo al lector que dedique cinco minutos para verlo, comprenderá mucho mejor lo que yo, torpemente, con palabras intenté expresar. El enlace es:


Un saludo.