miércoles, 31 de agosto de 2011

LIBIA: SANGRE, SUDOR E HIPOCRESÍA

LOS REBELDES, CON EL APOYO DE OCCIDENTE, HAN ECHADO DEL PODER A GADAFI, ESE OBSCENO PERSONAJE










DE HECHO,  LOS PAÍSES OCCIDENTALES, SUS ANTIGUOS ALIADOS, CONSIDERAN QUE ESTE ACONTECIMIENTO SERVIRÁ DE LECCIÓN A  FUTUROS TIRANOS 



ESPECIALMENTE SI ESTOS TIRANOS NO SON ÚTILES A LOS PAÍSES OCCIDENTALES

martes, 30 de agosto de 2011

LO PRETENDIDO Y LA REALIDAD

LO PRETENDIDO


Artículo 35: Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de sexo.


Artículo 39:
1. Los poderes públicos aseguran la protección social, económica y jurídica de la familia.


Artículo 40.
1. Los poderes públicos promoverán las condiciones favorables para el progreso social y económico y para una distribución de la renta regional y personal más equitativa, en el marco de una política de estabilidad económica. De manera especial realizarán una política orientada al pleno empleo.
2. Asimismo, los poderes públicos fomentarán una política que garantice la formación y readaptación profesionales: velarán por la seguridad e higiene en el trabajo y garantizaran el descanso necesario, mediante la limitación de la jornada laboral, las vacaciones periódicas retribuidas y la promoción de centros adecuados.

Artículo 41: Los poderes públicos mantendrán un régimen público de Seguridad Social para todos los ciudadanos, que garantice la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad, especialmente en caso de desempleo. La asistencia y prestaciones complementarias serán libres.

Artículo 47: Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en la plusvalías que genere la acción urbanística.

Artículo 48: Los poderes públicos promoverán las condiciones para la participación libre y eficaz de la juventud en el desarrollo político, social, económico y cultural.



LA REALIDAD


Artículo único: la labor fundamental de los poderes públicos es satisfacer a los especuladores, representados en las personas de Angela Merkel y Jean Claude Trichet. Para ello se promoveran las reformas necesarias encaminadas a contentar a banqueros, dirigentes de fondos de inversión, así como a políticos y economistas afines al neoliberalismo. A tal efecto se realizarán elecciones, aproximadamente cada cuatro años, con el fin de cambiar, o no, la cara de las personas que tomaran dichas medidas, siempre dirigidas a satisfacer a los que más poseen.


Un saludo.

lunes, 29 de agosto de 2011

QUE EL MIEDO NO OCULTE LA PALABRA

Corre por ahí un extraño bulo que dice algo así como que el lenguaje no es neutro. No puedo estar más en desacuerdo. Básicamente porque el lenguaje es una invención humana, posiblemente la mayor invención de la humanidad, y el lenguaje per se no es un ser animado con capacidad de decisión. En realidad estamos hablando de un vehículo para transmitir ideas, emociones, deseos... Vehículo que nos proporciona la capacidad de organizar nuestro mundo (existe una poderosa teoría al respecto) e intentar influir en él, especialmente en nuestro entorno social, en mayor o menor medida. Por tanto, el lenguaje ni es hombre ni es mujer ni es hermafrodita, simplemente es un medio por el que circula el mundo aprehendido en las mentes de los seres humanos.
Además, por si lo anterior fuera poco, el lenguaje verbal, al que se refieren las personas que postulan que el lenguaje no es neutro, se acompaña de componentes como la prosodia, el lenguaje corporal, el contexto... que completan, cuando no dan sentido en su totalidad, al mensaje literal, que aún siendo parecido puede transmitir algo bien diferente.
Otra cuestión bien diferente, que en cierta forma hemos anticipado en el párrafo anterior, es la intención con la que el las personas utilizamos el lenguaje. Creo que el típico ejemplo del taco servirá para ilustrar lo que quiero decir. Si yo, en un ambiente festivo, le digo a un amigo que acaba de gastarme una broma o de contarme una anécdota graciosa en la que su habilidad le ha permitido salir airoso de un trance difícil, que es un cabrón, nadie lo entenderá como una ofensa, más bien al contrario, será un acto de camaradería, de complicidad, de... que cada cual lo califique como desee. Sin embargo, si un fulano me quiere quitar una plaza de aparcamiento en la playa, conseguida tras dar vueltas y vueltas hasta encontrarlo y yo, en un arrebato, le llamo cabrón, nadie en su sano juicio considerará que dicho acto es amistoso.
Los asiduos de estas páginas conocen mi fobia particular hacia las personas que hablan de igualdad, postulando que para que ésta exista se debe cambiar, entre otras cuestiones, el lenguaje. No voy a explayarme sobre el tema, tratado con anterioridad, pues no me sale de los cojones dar más espacio a unos snobs, que han hecho de la imbelicidad modo de vida, pues no es el tema de hoy; pero me parecía oportuno tratar el asunto de los progres de postal y su reducida, cuando no obtusa, visión del problema para enfocar el tema de hoy: la castración que está sufriendo, intencionadamente, el lenguaje y, como consecuencia de ello, la pérdida de posibilidades para reivindicar justicia.


Los seguidores de esta bitácora habrán leído como desde estas líneas se han criticado ciertas monsergas del lenguaje, especialmente las usadas por economistas y políticos, que pretenden desfigurar la realidad para que sólo unos pocos sean "poseedores" de una especie de verdad revelada, para que sólo unos pocos pertenezcan a una casta, casi religiosa, de privilegiados, capaces de interpretar los arcanos del dinero. No constituirá ninguna novedad por tanto que desmitifique tal uso sectario e interesado del lenguaje, que en relativamente poco difiere de la utilización interesada y sectaria efectuada por los personajes citados en párrafos anteriores. En el fondo, aunque con algún ligero matiz, en ambos casos se trata de imponer un uso del lenguaje con una finalidad clara: beneficiarse de ello, transfigurando la realidad.
Pero a uno, que no parece bastarle con criticar lo criticable, le parece más peligroso otro tipo de manipulación del lenguaje, o tal vez sea más acertado escribir de lo políticamente correcto, presente en nuestra vida diaria y que damos como algo consustancial a estos momentos que nos ha tocado vivir (no perdamos de vista lo de nos ha tocado vivir, pues, para bien o para mal, nuestra vida es esta y, mientras no se demuestre lo contrario, es la que tenemos ad eternum). ¿De qué hablo? De una especie de conformismo, derrotismo o como se desee llamar, que parece considerar como un mal imperdonable hablar para intentar cambiar las cosas, no sólo de criticarlas (que ese parece ser el consuelo que nos ha de sacar de todos los problemas, al menos para mucha gente es así). Si tienes trabajo no te puedes quejar. Si eres funcionario tampoco. Si tienes casa tampoco. Si puedes salir un día al mes a cenar tampoco es menester quejarse. Si cobras una pensión de 800 euros tampoco. Si... Y todo porque hay personas que viven peor, lo cual es verdad. ¿De qué te quejas si tienes un buen sueldo y trabajo fijo? ¿Por qué te manifiestas para pedir mejoras? ¿Por qué cuelga en la ventana de tu casa una sábana exigiendo Democracia Real Ya?
En primer lugar, y que a nadie se le olvide, porque estoy en mi derecho.
En  segundo lugar, porque considero que el silencio, o la queja hueca, sólo sirven para hacer el caldo gordo a los que mantienen el poder, que se deleitan con la sumisión de la mayoría de los ciudadanos.
También, por qué no decirlo, porque no sólo pido que cambien las cosas para mi, o para mi pareja, que también. Lucho por el futuro de mi hijo, lo que más me preocupa, sinceramente, pero también por el presente de mis padres, pensionistas, de mi hermana, de mi familia política, de mis amigos y de toda aquella gente que ve mermados sus derechos, aunque no les conozca de nada, entre ellos él de un sueldo digno o el de recibir, a cambio de impuestos, unos servicios básicos de calidad.
Una cuestión que me hace mucha gracia de este asunto es el tema del listón. ¿Qué es listón? Pues ni más ni menos que el baremo a partir del cual tienes derecho a cagarte en todo, a salir a la calle, a despotricar contra los estómagos agradecidos, políticos y allegados, los economistas, o lo que fueren esos tipos que jamás aciertan una, y los que tienen la pasta. ¿A partir de que sueldo o de que mes de permanencia en el paro se puede despotricar contra el personal? ¿Hay que trabajar o se puede hacer siendo estudiante? ¿Es necesario formar una familia para poder quejarse de la situación e intentar cambiarla o se puede estar soltero y sin compromiso estable? ¿Dónde está el límite? Y sobre todo. ¿quién decide cual es el limite?
Evidentemente, no le costará mucho asociar esta actitud del personal con la famosa coletilla que reza: "¿para qué vamos a movilizarnos? No sirve para nada." Resulta obvio que la censura a la que se ve sometida una parte de los ciudadanos, a la que me he referido en párrafos anteriores  y que tan  complacientemente a aceptado una gran parte de la ciudadanía, unida a la inacción, que tan bien representa la frase entrecomillada, escrita hace unas líneas, favorece los intereses de los que no desean que nada cambien, que, curiosamente, no coinciden con muchos de los ciudadanos que ponen en práctica estos extraños mecanismos de evitación del conflicto.


 Mirado desde un punto de vista objetivo, el no poder hablar sobre los problemas de nuestra sociedad por miedo a ofender al de al lado, por el mero hecho de tener trabajo, así como el derrotismo, es algo absurdo, que perjudica a los más perjudicados, no a los que mejor viven. No sólo resulta perjudicial, sino que presenta una cara absurda, pues los que se encargar de difundir estos mensajes, bien directamente: periodistas, o ellos dicen serlo, economistas, eso al menos reza en su tarjeta de presentación, políticos, o los que crean esos mensajes, que luego difunden los anteriormente mencionados, entre los que encontramos a esos mismos economistas, o al menos por ello se hacen pasar,  y grandes empresarios, lo hacen para intentar convencer al personal, al que están esquilmando de manera miserable, de que todavía puede hacer más por putearles, por lo que es mejor que acepten con las orejas gachas lo que hay. Y lo gracioso, lo triste, es que muchos ciudadanos creen que este mensaje es el correcto.
Pero yo me pregunto: si a ese mismo ciudadano impasible le detectan un cáncer cuál sería su respuesta ¿agachar la cabeza y esperar que nada empeore? o ¿ponerse manos a la obra y acudir a un médico e intentar erradicar la enfermedad? Lo más probable es que la respuesta sea la segunda: mover el culo para intentar acabar con la peligrosa enfermedad. Pues en nuestro situación actual, el médico somos todos y cada uno de nosotros. Todas y cada uno de nuestras palabras, de nuestras voces, de nuestras acciones servirán para intentar la sanación. Todo él que no quiera verlo padece ceguera. Ceguera, más o menos voluntaria, que impide atisbar la cobardía, de todos aquellos que no hablan ni se mueven por miedo a perder lo que aún es suyo, que cada vez es menos, y que gracias a su cobardía no será de sus hijos y de sus nietos. Desde la más sencilla queja, hasta el acto más contundente todo sirve para que los cimientos de esta mentira sigan bamboleándose. Callar, y mucho más mandar callar, debería ser considerado como un acto infame contra la libertad. Censurar al que toma la calle para pedir mejoras, especialmente mientras él que lo hace convierte el sofá en su fortín, es una felonía y, en muchos casos, una cobardía de aquel que se arrastra ante los dictados de los que mueven el cotarro.
Tal vez me podría haber ahorrado toda esta prédica escribiendo que todo sirve en esta vida menos el silencio cobarde o la crítica ante el que está en tu mismo barco.
Tal vez hubiese bastado con escribir que la inacción sólo sirve para destruir todo aquello por lo que han luchado muchas personas antes de nosotros y para que nuestro hijos y nietos vivan mucho peor que nosotros.
Tal vez... debería acabar ya.
Un saludo.

domingo, 28 de agosto de 2011

MÁS DE MI

Uno tiene la impresión de que despellejar a los ímbéciles que rigen nuestros destinos es cuestión harto necesaria, para él que suscribe tiene cierta facilidad. Dicha facilidad se convierte en mayor dificultad, casi en obstáculo insalvable, cuando se trata de hablar de uno mismo. Y eso, sortear la dificultad que supone hablar de uno mismo, es lo que me apetece hacer hoy, en esta entrada dominical. Por lo tanto, querido lector, si no le interesa la vida de este humilde bloguero, encontraré justificado que no pasé de esta línea. Si desea seguir, aquí va un relato, narrado en primera persona, como corresponde a una narración autobiográfica.
Durante el tiempo que duró mi enfermedad, al menos durante el año, aproximadamente, que la cosa llegó a extremos insostenibles, se produjeron una serie de cambios en mi visión del mundo, especialmente de las relaciones humanas, que, de manera progresiva, me han llevando hacia una deriva más honesta, al menos así lo pienso, conmigo mismo. 
Desde el momento en que el diagnóstico de trastorno ansioso depresivo se coló en mi mente, dejando intacto un armazón podrido hasta la médula, intuyó que algo se movió entre la carcoma, buscando un punto, de claridad o de oscuridad, no lo tengo claro, a través del cual otear la realidad que seguía ahí, esperando ser atrapada, siempre que mi miseria interior no lo impidiera. 
Los pasos, más o menos conscientes, más o menos premeditados, en ese sentido han sido, y son, firmes. En un primer momento un estallido de coherencia me impulsó, buscando comenzar el movimiento que me habría de llevar a otro lugar, que debiera ser todo lo acogedor que fuera menester para aposentar mi existencia sin grandes sobresaltos. De ese primer momento ya hablé hace tiempo y ya dí las gracias a quien tuve que hacerlo, por lo que no deseo extenderme sobre el asunto ni una palabra más.
Un segundo momento estuvo protagonizado por una psicóloga, que me introdujo en el mundo de la relativización de los sucesos vitales. No se trataba de Zen ni monsergas por el estilo, hablo de la manera de abordar los acontecimientos estresantes de nuestra vida. Dicha terapia se convirtió en un descubrimiento asombrosamente poderoso para mejorar mi percepción del mundo que me rodea, especialmente de las relaciones humanas, pues me permitió identificar aquellas situaciones que, mal manejadas, me convertían en un juguete en manos de la ansiedad. Aunque,a pesar de todo lo escrito hasta el momento, intuía que algo faltaba para exorcizar por completo mis demonios interiores, cosa que, presiento, nunca conseguiré de manera completa.
Y, de repente, hace unos meses apareció. Una especie de rabia afloró sin previo aviso. Rabia positiva hacia mi hijo, que me impulsaba a mirarle y amarle como, creo recordar, nunca había hecho. Rabia negativa hacia todo aquello que me rodeaba y que era una farsa para mantener un status quo, que en bien poco me beneficiaba y corroía hasta el último milímetro de mi consciencia.
En ello estamos en este momento. El proceso no está resultando fácil, pero empiezo a entrever a una persona que conocía desde hacía muchos años, a la que había perdido la pista de manera inexpicable y con la que me gustaría volver a retomar el contacto. Ni más ni menos me he encontrada a mi mismo, o a una buena parte de mi mismo. A pesar de lo doloroso, difícil o duro que pueda resultar, a mi personalmente esa rabia me está sirviendo para crecer, para comprobar que no sólo una enfermedad te puede alejar de lo que has sido y en el fondo eres y serás.
He acabado agotado de soportar en mis hombros el peso de idiotas, hipócritas y personas de escasa o nula inteligencia, cuya única función en este mundo es intentar modelar a los demás para que naden en su esencia de infelicidad y miseria. Pero, como he dicho, una rabia, unas ganas de allanar el camino que me queda por recorrer, poco o mucho, me impele a seguir viviendo todo lo vivible de la única manera que sé: a mi manera.



Un saludo.

sábado, 27 de agosto de 2011

HABLANDO DE MI

Volví de vacaciones y una vez más me invade la sensación de que algo no encaja en mi vida. No, no se trata de la denominada depresión post-vacacional, también conocido como: no me apetece una mierda volver a trabajar, ni mucho menos, pues no es una sensación que aparezca por primera vez en mi vida, la recurrencia de la misma ha marcado mis últimos quince, veinte años, y no aparece asociada, de manera necesaria, al período previo a la incorporación a la actividad laboral. Creo que hablamos de algo más sencillo y, posiblemente, complejo a la vez.
Sé, desde hace mucho tiempo, que odio la atadura a horarios, como otras muchas personas, y a espacios físicos, tal vez tanto o más como al primer aspecto reseñado.
Lo de seguir horarios me molesta profundamente, aunque soy consciente de su necesidad, no por aspectos como madrugar (el lector habitual sabe que no tengo ningún problema en hacerlo, como indican los horarios que acompañan la parte inferior de las entradas de este blog) o la exagerada duración de mis horarios laborales, sería de mentecatos quejarse de ello, más bien simplemente me molesta por la castración de mi vida que supone, por la limitación a otras experiencias vitales.



¿Qué me quejo de vicio? Pues no. Cada uno expresa lo que desea, en este caso lo que siente. ¡Ya está bien de callar por miedo a que alguien pueda decir que está peor! Curiosamente los que viven a cuerpo de rey, muchos de ellos haciendo bien poco, no dudan en presentarnos obscenamente su modo de vida, para ser admirados por muchos de esos mismos que critican a personas que, como yo, piensan que le gustaría que las cosas fueran de otra forma.
Respecto a lo de la limitación de espacios, cada día compruebo que mi necesidad de espacios abiertos, horizontes visibles e inabarcables, luz natural y ausencia de la misma también de manera natural es mayor. Odio permanecer mucho tiempo encerrado, especialmente en espacios carentes de la luz natural necesaria. Detesto que mi existencia gire en torno a un pequeño cuarto, generalmente de gruesas paredes y mal orientado a la luz, donde desarrollar mi actividad profesional. Necesito viento, luz, un camino por recorrer de nuevo o por primera vez, olores de comidas a la lumbre, conversaciones basadas en nimiedades o en discursos trascendentes. Necesito sentir la vida, propia y ajena, en horas de luz que va ganando la perpendicularidad con  respecto a la vida.



Desde hace casi dos décadas soy consciente de ello. Desde hace casi dos décadas lo absurdo va corroyendo, de manera periódica, mi ser, devolviéndome una información que no he sido capaz de gestionar, de revertir para encontrarme conmigo. Aunque he barajado diversas opciones, nunca he hecho nada por cambiar, por luchar para vivir como necesito. Tal vez el miedo al fracaso, la desidia, el qué habrá después, si consigo lo que deseo. Tal vez. Pero me encuentro tocado, hastiado por que todo vuelva a suceder. No, no estoy deprimido, simplemente pienso que mi vida se va por un sumidero, sin haber sido decantada y extraído parte de lo mejor que en ella se encuentra y va siendo hora de hacer algo, de mover ficha.
Un saludo.

viernes, 26 de agosto de 2011

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA DE 1812 (Art. 4)

"El objetivo del Gobierno es la felicidad de la Nación, puesto que el fin de toda sociedad política no es otro que el bienestar de los individuos que la componen"


lunes, 15 de agosto de 2011

HASTA PRONTO

HOY INICIO MIS VACACIONES PLAYERAS


POR LO QUE DURANTE UNOS DÍAS EL CHIRINGUITO SE CIERRA.


ESPERO, TRAS UNOS DÍAS DE ASUETO Y ALGÚN DÍA MÁS PARA COGER FUERZAS, VOLVER CON MEJORES IDEAS Y GANAS RENOVADAS


UN SALUDO

domingo, 14 de agosto de 2011

RELATOS CORTOS PARA UN DOMINGO ESTIVAL

El torero salió del coso tras enfrentarse a seis astados cuernilargos y malintencionados con notable éxito, recogió cinco trofeos, que pudieron ser alguno más de no haber fallado con la espada. En su rostro se podía observar lo que parecía la tensión por lo vivido hace bien poco en el ruedo. En su mente se podía leer la ausencia absoluta de ganas de volver a su casa para convivir con la que desde hace tres años era su mujer. Mujer que le hacía la vida imposible con sus caros caprichos y su histrionismo continuo.

Tras su matrimonio aparecía con harta frecuencia en las revistas del corazón, lo que le incomodaba bastante. Tras el asesinato de su mujer las páginas de sucesos era lugar habitual  para encontrar su fotografía. Todo acabó el día en que un carísimo bufete de abogados consiguió su absolución. Ahora, en un remoto poblado de Centroamérica, convive a diario con la pobreza que intenta erradicar en la medida de lo posible.

El misionero impidió que las biblias sirvieran como combustible para la fogata. Al día siguiente, muerto éste, su carne sirvió para alimentar al resto de supervivientes del desastre aéreo.

Durante más de trescientos días trabajaba pensando en  poder disfrutar de aquellos veinte días de vacaciones en la playa. Le apasionaba poder disfrutar del Sol, el mar y hasta de la arena, pero lo que más le atraía era la idea de ver a aquellas mujeres esculturales con poca ropa. Muchos días acababa masturbándose en su habitación individual de hotel recordando aquellos cuerpos turgentes.

Cuando despertó sentía un fuerte dolor en la cabeza y le molestaba, casi le hería, la luz. Tras un breve período de aclimatación, miró el reloj y comprobó que era casi la una de la tarde, lo que no le incomodó en absoluto, la noche parecía haber sido divertida . Sintió algo más de aflicción cuando comprobó que se hallaba en su despacho, el de jefe de ventas de la compañía, donde no recordaba haber ido esta mañana. Dicha aflicción se convirtió en pesar cuando recapituló lo ayer vivido: su jefe y él habían quedado para cenar en casa del primero y él se había enamorado hasta las cachas de la mujer de éste. También recordaba vívidamente como, tras varias botellas de vino, no había tenido ningún reparo en contárselo a la pareja de anfitriones.

Renunció a los beneficios penitenciarios, pues creía que la lucha armada seguía incluso dentro de la cárcel. Tras más de una década de condena cumplida fue puesto en libertad, en virtud del acuerdo entre la organización en la que militaba y el estado. Dicho pacto recogía la excarcelación de todos los presos de la banda. Tras varias semanas en su pueblo comprobó con asombro que los antiguos dirigentes de la institución en la que había militado viajaban en coche oficial, ostentaban cargos oficiales, y se habían olvidado por completo de él.

Como sacerdote dirigió el acto en el que la mujer republicana fue humillada en público y en la que, como colofón, se la rapó el pelo al cero. Como hombre no se atrevía a mirarla a la cara, era tal el amor que sentía por ella que la idolatraba, al menos tanto como a su Dios.

El Lobo Feroz y Caperucita se conocieron en el desfile del Día del Orgullo Gay. Tras consolidar su relación   cumplieron con el trámite de presentar a su pareja a las respectivas familias. Ninguno de los dos dudó a la hora de contratar al cazador para acabar con la abuelita, que se oponía firmemente a su noviazgo y había amenazado a su nieta con desheredarla.

sábado, 13 de agosto de 2011

REFLEXIONES DISPERSAS

Resulta curioso observar como unos tipos que se autodenominan profesionales, e intentan hacer de su profesión una ciencia, den como receta que lo mejor es no hacer nada. ¿A que me refiero? Evidentemente a la concepción neoliberal de muchos economistas. Su receta es dejar hacer sin intervenir. Lo que demuestra dos cosas: no tienen ni idea de la ciencia que dicen dominar, pues todos sus errores de previsión los atribuyen a los demás y, más importante, son unos vagos que viven muy bien a base de decir que no se debe hacer nada.

Parece que está mejor visto que te robe un tipo con traje y corbata a que un tipo desaliñado proteste para mejorar las condiciones de vida de todos nosotros. Tal vez cuando consideremos que un ladrón es igual de ladrón vista con terno y cortaba, vista con un pantalón roto y zarrapastroso, habremos recorrido parte del camino, más que nada porque habremos sido capaz de reconocer al que roba lo que es nuestro, sea nuestra cartera o nuestros impuestos.

El Homo Sapiens es una especie fascinante, tanto por sus logros como por su capacidad para hacer el mal. Somos capaces de crear medicinas para erradicar plagas de la faz de la Tierra mientras, con la misma facilidad, no tenemos ningún reparo en dejar morir de hambre a centenares de millones de congéneres.

Desde la creación de divinidades panteistas, que explicaban todos los fenómenos naturales que el hombre era incapaz de comprender, hasta las actuales religiones monoteistas, con dioses que ya han acabado su misión, han pasado decenas de miles de años. Sin embargo, para sorpresa de propios y extraños, en ambas se necesita la intercesión de dioses menores (santos y vírgenes) para solucionar problemas cotidianos: acabar con la sequía, encontrar trabajo o un novio..., lo que demuestra que, se vista como se vista, las religiones son muy parecidas, a pesar de los ropajes que las adornen.

Nuestra ansia por consumir mucho y rápido nos lleva a olvidarnos de algo que es igualmente consumible: todo aquello que penetra en nosotros a través de los sentidos y que no cuesta dinero: la Luna, las nubes, el viento, las estrellas, la primavera, el otoño, el amanecer, una puesta de Sol... De igual manera los sentimientos que generan en nosotros nuestras personas queridas también son un bien de consumo masivo, que arrinconamos con harta frecuencia para conseguir vete tú a saber qué.

Cuando era pequeño recuerdo que me narraban con frecuencia vidas de santos y mártires. Uno se  preguntan si estos santos y mártires, especialmente estos últimos, dieron su vida para que unos gerontócratas orillen el mensaje del dios por él que dieron la vida.

Siempre me he preguntado como llegan muchas personas a ocupar cargos relevantes. Soy consciente de que en un buen número de casos lo consiguen por enchufe o nepotismo, pero cada día estoy más convencido de que el resto de personas que llegan a ocupar ese tipo de cargos lo hacen por ser tontos útiles a los que se remunera suficientemente para que obren en beneficio de las élites que realmente controlan el cotarro.

Los políticos en período de crisis cuando llegan al poder lo primero que hacen es echar la culpa al que le antecedió en el cargo, con esta excusa se saltan su programa electoral y perpetran todo tipo de barbaridades contra los ciudadanos. Lo triste del asunto es que ellos llegaron al poder, al menos así lo vendían, para solucionar los problemas de los ciudadanos, no para crearles más. Lo que demuestra que su único interés es llegar a ocupar la poltrona. Igualmente se demuestra que, en general, su capacidad para encontrar soluciones que consigan el bien común, es nula.

Hace un par de días veía una foto de la Merkel y me preguntaba como una mujer que podía haber sido mi abuela puede ser capaz de hacer tanto mal a muchos ciudadanos europeos. Cuando escribí la segunda reflexión de esta entrada encontré la respuesta:  a la gente hay que juzgarla por sus actos, no por su apariencia.

Dice un dicho popular que el trabajo dignifica. Uno tiene la impresión que lo que dignifica en realidad es tener trabajo y que esté bien remunerado. Si no se dan estas dos condiciones el trabajo, o la ausencia no deseada del mismo, no dignifica al ser humano, más bien los deshumaniza.

Hace unas semanas se casaba el príncipe monegasco. Al ojear una revista donde aparecían una buen parte de la gente invitada a tal evento, especialmente los miembros de las familias reales europeas, uno tuvo la impresión de que toda esa caterva de privilegiados habían nacido para eso: para acudir a saraos, pagados con el dinero de todos los ciudadanos, y, de ven en cuando, mostrar su interés por la situación del país que representan, que no por sus ciudadanos, y del que cobran una significativa cantidad anual para satisfacer sus "necesidades". Los vestigios de la Alta Edad Media se pudieron contemplar en todo su esplendor en este enlace matrimonial.

viernes, 12 de agosto de 2011

NOTICIAS BREVES

Pepiño Blanco, alías señor conceto, propone una contención, bajada, de salarios para aumentar la competitividad, creando así empleo. Se escuchan voces que claman por la bajada de sueldos, cuando no la disminución total, de aquellos cargos públicos cuyos méritos más notorios son: provocar con una sucesión de Reales Decretos, que intentaban paliar su inoperancia, el cabreo de los controladores aéreos, el cierre de medio Madrid tras una nevada y lanzar a los cuatro vientos aquello de las autovías de copago. No sabemos a quien se refieren con exactitud, pero no hemos podido indagadar pues parece que han movilizado a los militares.

Pepiño Blanco siguió soltando perlas intelectuales en esa misma entrevista. No sólo hay que contener los salarios, también hay que invertir por parte de los empresarios parte de sus ganancias para crear empleo, dijo el intelecto puro que se esconde detrás de esa extraña cara. Se escuchan rumores muy insistentes que auguran la pronta concesión del Premio Nobel de Economía al gallego. Aunque todo será más fácil si distingue entre rentas del trabajo y del capital y lo falso  que es que la disminución de las rentas del trabajo mejoren la competitividad. De hecho durante los gobiernos de su partido las rentas del trabajo han disminuido en algo más de un 1% y la competitividad ha disminuido. 

Los farmacéuticos de Castilla la Mancha provocan un cierre patronal, pues, por primera vez en el tiempo y en España, no cobran el dinero que les corresponde por las recetas en tiempo y forma. "Efectivamente", ha declarado un portavoz del nuevo gobierno del castellano manchego, "nosotros propusimos que se cobraran pronto todas las deudas que la administración tenía con los particulares y lo hemos hecho. Los farmacéuticos, que estaban mal acostumbrados (casi casi palabra textuales del consejero castellano manchego) tardarán en cobrar al menos tres meses, como todo hijo de vecino".

Los asesores de la presidenta de Castilla la Mancha ven como su asignación mensual aumenta significativamente. "Necesitamos que la gente que piensa sobre la manera más adecuada de resolver los problemas de los votantes esté motivada, no vayan a caer enfermos y se encuentren con la desagradable situación de no poder paliar su enfermedad debido a la falta de medicamentos en alguna farmacia", manifestó un fulano que acaba de pillar cacho en dicha comunidad autónoma gracias a sus "méritos".

La prima de riesgo española ha bajado significativamente tras la compra de Deuda Pública española por parte del B.C.E. Se han formado grandes colas de ciudadanos solicitando información sobre las condiciones necesarias para opositar a Director del BCE, pues era vox pópuli desde hace más de un año que dicho medida debía tomarse para parar a los especuladores. "No parece muy difícil, ni hace falta tener muchas luces, para ser director del B.C.E. Visto lo visto", aseveró un ciudadano en una de las colas informativas formadas espontáneamente. 

Tras la utilización de la policía antidisturbios, esa que acusó a un periodista de agredirles, cuando las cámaras demuestran lo contrario, para reconquistar Sol, se espera que el Ministro de Interior, alumno aventajado del tal Puig, desaloje de la misma manera a los "peregrinos" de la JMJ que no consuman los suficiente, por insolidarios y antisistema.

La evaluación que la Comunidad de Madrid realiza sobre el sistema educativo madrileño, cuyas competencias tiene casi en su totalidad desde el año 2000, arroja que menos de un tercio de los alumnos de 3º de la E.S.O. alcanzan las competencias mínimas en Matemáticas. Desde la Consejería de Educación están sopesando muy seriamente la posibilidad de privatizar a los alumnos, para, según sus teorías, conseguir mejores resultados en las pruebas de nivel.

La alerta por hambruna sigue extendiéndose en el Cuerno de África.

David Cameron no descarta usar al ejército para para los graves disturbios de su país. Tras culpar a los padres y al sistema educativo de los tristes acontecimientos, todo ello basado en los mismos criterios que le llevaron a denostar a la sanidad pública de su país durante años, cambiando de opinión cuando su hijo fue atendido en esta misma sanidad, consiguiendo lo que la sanidad privada no había conseguido, ha dicho que actuará con firmeza contra los vándalos persiguiéndolos, encarcelándolos y, si es necesario, recurriendo a la castración química. De los recortes sociales que ha hecho a saco parece haberse olvidado.

En Israel más de un cuarto de millón de personas se movilizan, en una sola manifestación, contra la política social de su gobierno. El gobierno ha prometido revisar todo y para empezar a aprobado la construcción de más de 4.000 viviendas en territorio palestino, a pesar de la condena, casi unánime, internacional, eso sí en voz baja para que no se entere mucha gente. Un colono ultraortodoxo judio a declarado: "Ya ve, éste es mi Dios", señalando con un fusil de asalto los territorios que pronto serán nuevas colonias del estado judío.

El gobierno sirio sigue reprimiendo cruel y despiadadamente a los ciudadanos de su país que exigen poder participar en la vida política de su país. Los muertos, asesinados por el ejército, se cuentan por centenares. Los países árabes han manifestado su repulsa ante tal masacre. Ha destacado la condena de Arabia Saudí, cuyo representante, desde la ocupada por los tanques saudíes Bahréin, ha dicho: "esto es inaceptable. Si fuese una mujer la azotaría hasta que se le quitaran las ganas seguir haciendo tonterías".


 Una concejal del P.P. desatiende sus funciones para poder asistir a un programa de las vísceras de Tele 5. Su grupo político ha promovido que dicha situación se analice por parte de los partidos políticos mediante un debate moderado por Jorge Javier Vázquez.

Los futbolistas españoles anuncian huelga para las dos primeras jornadas de liga. La Liga de Fútbol Profesional, la patronal, ha conseguido imitar a otras patronales españolas. Ha nombrado presidente de la misma a un perfecto incompetente, como lo demostró en su paso por la Real Sociedad. Dicho incompetente ha conseguido cabrear a los jugadores, los trabajadores, por no cobrar, al fútbol base, la pequeña y mediana empresa, por los nuevos horarios de fútbol, a las cadenas de radio, por lo mismo y por querer cobrarlas por informar. Por si esto fuera poco ha conseguido que la competencia entre clubs sea desleal, no persiguen a los que defraudan, pues unos gastan mucho sin tener ni euro, acabando con una ley concursal, mientras otros, que hacen los deberes, ven como se premia a los tramposos.

La S.G.A.E. no cobrará a los organizadores de las Jornadas Mundiales de la Juventud por el 90% de los temas, por considerar que no son suyos. También han pedido una bula para limpiar los pecados de  Teddy y compañía, por sus erróneas e involuntarias acciones pasadas. 

jueves, 11 de agosto de 2011

NOTICIAS BREVES SOBRE LAS JMJ

La próxima semana se espera la visita del Papa a España para celebrar las Jornadas Mundiales sobre la Juventud. Se espera que el Papa venga con la Mama y los churumbeles en la fregoneta con los malacatones.

Las Jornadas Mundiales sobre la Juventud (JMJ) serán presididas por Benito, el Decimosexto, 84 años, que contará con la inestimable ayuda de Rouco Varela,  el 20 de agosto cumplirá 75 años. Una fuente bien informada nos ha transmitido que los contenidos de las intervenciones del Obispo de Roma versarán sobre preocupaciones actuales de los jóvenes. "Nada relacionado con aquellas épocas en la que los adolescentes se afiliaban a las juventudes hitlerianas", subrayó esta misma fuente.

Según diarios como La Razón, la visita no costará nada a las arcas públicas, pues se recuperarán los ingresos que previamente se hagan. Uno, que es muy crédulo, está contento, pues si entre todos vamos a aflojar 25 millones de euros y nos van a devolver 100 millones, espera que algo le toque, y ya que me voy unos días a la playa a partir del lunes, espero poder pagarme con esos ingresos que nos van a devolver a todos parte de esos días de asueto que tan merecidos tenemos mi familia y yo mismo. La gente me dice que ésto no funciona así y que ese dinero se lo van a quedar hosteleros y comerciantes, algunos de los cuales no declararán parte de sus ganancias, pero yo no creo que aquellos que se llenarán la buchaca gracias a personas tan pías tengan actitudes avarientas hacia sus conciudadanos.

La comunidad autónoma que preside la amiga del hijo puta ha pactado bajo cuerda la reducción en un 80% del valor del bono transporte para los "peregrinos", no se había enterado ni el Consorcio Regional de Transportes. Parece ser que tal medida no ha sentado muy bien en el Consorcio Regional de Transportes, que habla de 20 millones de euros de pérdidas en los ingresos. Nuestro economista de cabecera nos recuerda que 25 millones que adelantamos y 20 millones que se regalan ya son 45 millones. Como sigamos así no voy a ver un euro, pues esta historia no va a ser tan gauy y no me voy a poder pagar la paella en el chiringuito playero con lo que me va a tocar de la visita del Papa.

Se espera que 20.000 voluntarios ayuden en la organización de dicho evento. Por nacionalidades los españoles, aproximadamente la mitad, polacos, algo más del 5% e italianos se llevan la palma. Por lo que respecta a profesiones se espera que ejerzan como policías voluntarios, personal de limpieza voluntario, bomberos voluntarios, sanitarios voluntarios y no se limiten como en otros eventos de rojos y masones a repartir bocadillos, indicar el recorrido y acompañar a viejecitas a sus asientos.

Buena parte del centro de Madrid permanecerá cortado durante los actos del JMJ. Se oyen insistentes rumores sobre una masiva intervención policial para disolver al personal cuando el anciano alemán o su anciano colega español expresen su INDIGNACIÓN hacia ciertas políticas aprobadas por el Parlamento Español. Esperemos que la sangre no llegue al río y que todos moderen su ímpetu, sería una pena ver como la policía antidisturbios recupera la calle para que viandantes y tenderos puedan seguir con su actividad normal.

Como refleja la organización de las JMJ, lo que vivimos actualmente no es una crisis económica es de valores (dando la razón a la jerarquía eclesiástica española, que tantas veces lo ha dicho). "Nosotros no hemos tenido ningún problema en conseguir 50 milloncejos de euros para montar esta historia. El que vale, vale, y él que no, no vale", ha declarado a este blog un miembro del comité organizador, que nos ha pedido guardemos celosamente su identidad.

Se cree que Ratzinger no leerá el pasaje de la Biblia donde se narra como Cristo expulsa a los mercaderes del templo. Nadie entre los organizadores ha sabido darnos un explicación clara al hecho, ni tan siquiera aquella persona que vendía pulseras, tazas, biblias y otros objetos con el logo del evento.


Parece ser que tampoco se leerá ese pasaje de la Biblia donde Moisés despotricaba contra su pueblo por idólatras. Si se lee se procurará que se haga mientras los peregrinos aplauden y vitorean al germano, para no crear conflictos teológicos entres los asistentes, que podrían llegar a la errónea conclusión de que el santo o la Virgen que portan son dioses menores, en una religión monoteísta. También podría generar un sensación errónea el hecho de que veneren al jerarca alemán casi como a un Dios.

Tanto Ortega Cano como Farruquito desmienten que se hayan ofrecido para conducir el vehículo del alemán. A pesar de las diferentes noticias que corren por Internet nada de ésto es real, parece ser que mentes calenturientas y poco pías han dedicado su tiempo a difundir bulos para escarnio de ellos mismos.

Ya se conoce el lema de las JMJ. Los peregrinos entonarán un sencillo: "Yo soy pecador, pecador, pecador", que además servirá de recordatorio al glorioso hecho balompédico que marcó el verano pasado en nuestro país. (Gracias a mi pareja por el lema, pues se le ocurrió ayer y se lo he tomado prestado).

Rouco Varela anima a los asistentes a las jornadas a que recen para que el calor no apriete lo suyo durante el período que el Papa visite España. Ante dicha petición la organización ha decidido llevar a cabo talleres de rezo para que no haga calor, otro de oración contra la lluvia y un último sobre rezo en general para que las condiciones metereológicas sean favorables en cualquier momento. 


En España existe un movimiento de cristianos, católicos, de base que se han manifestado contra la ostentación y el gasto suntuario que suponen las JMJ. Parece ser que ninguno de ellos debe ser joven, pues no ha sido invitado por la organización a expresar su opinión ni su sentir.

Las empresas que se anuncian en el periódico Montilla Digital han recibido presiones para que retiren su publicidad. Dichas presiones han sido motivadas por un artículo en contra de la visita del Papa. El diario digital denunciará los hechos. Parece recomendable que introduzcamos la dirección de dicho periódico, del que no sabía de su existencia hasta hace unos minutos, y la pinchemos todos los días, de esta manera no sólo no perderá anunciantes, sino que los ganará, pues las visitas aumentarán lo que suele conllevar un aumento de la publicidad. ¿No querían caldo? Toma dos tazas.

miércoles, 10 de agosto de 2011

LOS LÍDERES PARA TI. YO INTENTO PENSAR

Hace dos días escuchaba  disertar en una emisora de radio, no recuerdo cual, a un fulano, más de derechas que Franco, sobre la necesidad de un político con capacidad de liderazgo. En un principio, lo reconozco, no le di mayor importancia, pero tras un breve período de tiempo pensé que esa aseveración, muy frecuente cuando se avecinan cambios en la presidencia del gobierno, encierra aspectos no tan inocuos como pudiera parecer a simple vista. Veamos a que me refiero.
Cuando un tipo se presenta como cabeza de lista de una formación política se supone, al menos en eso debería consistir la democracia, que va a hacer lo posible, y a veces lo imposible, para sacar adelante el programa político del partido o la coalición a la que representa. El hecho de que el tipo, o la tipa, que asume el número de un partido o coalición sean fotogénicos, atractivos física o intelectualmente para los votantes, tengan un verbo fluido y/o cautivador, o cualquier otra cuestión que allane el camino para ser aceptado por los ciudadanos, no es óbice para que el candidato intente llevar adelante los diferentes puntos que componen el programa que dicen representar.
Entonces, ¿qué es eso de un político que tenga capacidad de liderazgo? 
Para algunos supone que un pollo sea capaz de aglutinar las ilusiones de la mayoría de los miembros de un partido y de una buena parte de la sociedad. En este caso se trata de alguien que propone, al menos en teoría, una nueva forma de hacer y entender la política. Suele tratarse de candidatos llegados recientemente a lo más alto de la política y sus propuestas suelen ser un revulsivo a lo anteriormente conocido, especialmente en el aspecto formal, no tanto en el fondo. Conocemos a unos cuantos que se han aupado al poder de esta manera y que, desgraciadamente, han demostrado que cuando las cosas van mal su forma de actuar no dista en exceso de la de los demás.
Para otros, la capacidad de liderazgo, es algo bien distinto, y peligroso. Bajo las palabras capacidad de liderazgo se esconde una perversión, nada infrecuente, que consiste en burlar la voluntad de los ciudadanos que eligen mayoritariamente a un político para que lleve a cabo un programa político, bajo cuyo paraguas se ha presentado a las elecciones. El "líder" electo en cuestión, una vez revestido con los atributos del poder, reniega de lo prometido y emprende una política bien distinta a la propuesta en un principio. Dicha forma de actuar, eso que eufemísticamente se llama una política dolorosa, consiste en recortes sociales y económicos dirigidos al ciudadano medio, nunca al más rico, eso sí, todo por el bien común.
Esta "capacidad de liderazgo", realmente una burla a la democracia, es lo que defienden tipos como aquél al que me refería al principio de la entrada de hoy. Curiosamente, cuando estos tipos se refieren a la capacidad de liderazgo de un político jamás consideran  que este hecho ocurre cuando un tipo, una vez aupado al poder por los votos de los ciudadanos, busca el reparto de la riqueza, subiendo los impuestos de manera significativa a los más ricos, persiguiendo, de igual manera, el fraude fiscal con tesón y sin fatiga. Que nadie busque en este tipo de políticos a un líder con capacidad, al menos para una cierta parte, mayoritaria, de esos tipos que cobran, y mucho, mañana, tarde y noche por decir sandeces de todo tipo y condición en las tertulias de radios y televisiones (de nuevo se demuestra que el capitalismo es una falacia, es mucho más efectivo ser un tonto útil que un verdadero y buen periodista). Estos tipos, y otros que no son estos tipos, no tienen ningún empacho en ensuciar y alterar el funcionamiento democrático, con un único fin: que sus ideas, especialmente las económicas (cierto, querido lector, asociar la palabra idea a estos tipos es harto arriesgado e irreal en general, pero uno, a estas horas, no encontraba otra palabra mejor), triunfen. Curiosamente, tal vez diría yo que de manera repugnante, no tienen ningún empacho en convertirse en adalides de la democracia y del orden constitucional, o al menos toman de la parte de la Carta Magna que les interesa, cuando la gente se manifiesta reivindicando  sus derechos bien sean fundamentales o, exclusivamente, laborales.
Señores, no necesitamos líderes, necesitamos representantes democráticos, que cumplan con aquello que han propuesto en su programa electoral. Los líderes, espero, que hayan sido engullidos por la historia. No necesitamos caudillos, Primos de Riveras, ni Dios que la fundó. Si tantas ganas, o necesidad, tienen de que un pastor les guíe, creen su propio partido, levanten le brazo en alto para decirse buenos días y a quien Dios se la dé, San Pedro se la bendigue. Pero, por favor, a los demás déjennos en paz. No necesitamos, ni queremos, escuchar a una panda de imbéciles, refugiados bajo la denominación de periodistas, alentando sin pudor alguno una mayor desvirtuación del sistema democrático de la que ya tenemos y mucho menos necesitamos que se arropen con la bandera de la constitucionalidad cuando se trate de limitar los derechos de los ciudadanos a reivindicar lo que es justo, o a ellos les parece justo. Os recuerdo, querida panda de estómagos agradecidos, que los únicos legitimados para hacer una interpretación de lo que es constitucional o no conforman un tribunal, el Tribunal Constitucional, vosotros sólo sois unas personas que diciendo sandeces, aprovechándoos de que habéis acabado una carrera llamada periodismo, casi todos, os ganáis la vida muy bien, aportando al día a día de los ciudadanos sandeces sin orden ni concierto y que os permitís el lujo de criticar a los demás, o de intentar menguar los derechos de los ciudadanos, sólo porque pensáis que todos debemos ser y sentir como vosotros.
No, la democracia no necesita líderes. La democracia necesita personas que cuando lleguen al poder cumplan con los programas electorales que les han aupado a los cargos de representación que ostentan. Lo demás es un sucedáneo de fascismo, o de Despotismo Ilustrado, considerando al ciudadano poco menos que como un niño o un número. Y ¡ojo!, no sólo hablamos de cuestiones económicas. El PSOE llevaba en las dos últimas elecciones en su programa electoral una propuesta para sacar adelante una ley sobre transparencia en las administraciones, que afectaría especialmente al funcionamiento de los políticos. Como el lector sabrá, aunque ahora con el movimiento 15-M ha hablado de ello, no ha hecho nada de nada al respecto. Si esto es capacidad de liderazgo, que se lo metan por donde les quepa.
Un saludo.

martes, 9 de agosto de 2011

LA MUJER, ESA GRAN DESCONOCIDA

En cierta manera, uno considera que el asunto tratado ayer, que trasciende al mero hecho educativo, pues es un apartado más de algo más amplio, algo que se engloba dentro de lo que podríamos llamar el respeto al ser humano, quedó incompleto (siempre quedará incompleto, pues los matices son muchos e inabarcables). Si ayer traté sobre la educación desde un punto de vista humano, por y para los hombres creo que escribí, hoy me gustaría ampliar esta concepción a otros aspectos, básicos, de nuestras vidas y que hemos decidido enterrar, a veces por necesidades y otras, directamente, por la estupidez de los biempensantes.
Antes de ayer, domingo, mi pareja me habló sobre un documental que había visto el sábado por la noche en la 2 (unos están pendientes de su abuela ligeramente enferma y otros, con bastante más morro, planchamos la oreja), que versaba sobre la mujer y aquellas cosas que la convierten en mujer: la menstruación, las hormonas y otras cuestiones que no recuerdo. El planteamiento del documental era harto interesante y "rompedor", pues defendía que la mujer tenía menstruaciones largas y dolorosas por el ritmo de vida que llevaba. Igualmente postulaba que la mujer no debía esconder su menstruación, así como los problemas que genera esta ocultación, más bien el uso de ciertos productos. Pero cuidado, tápense los ojos los políticamente correctos, defendía que la mujer tenía que reivindicar eso, ser mujer. Pedazo documental revolucionario, seguro que algún biempensante lo denominará carca. Pues no, querido imbécil. La naturaleza hizo que hombres y mujeres fuéramos diferentes en ciertos aspectos por algún motivo, tal vez uno sin apenas importancia: perpetuar la especie, y esas diferencias deben seguir siendo respetadas, pues es el fundamento por él que nuestra especie sigue sobre la Tierra. Nadie niega la igualdad, la real, no la estupidez que asimila exclusivamente igualdad a producir, entre hombres y mujeres, sería una desvergüenza no hacerlo, pero, queridos lectores, que hay de malo en que una mujer tenga que cuidar de un hijo lactante, lo hará mucho mejor que un hombre, básicamente porque no tenemos glándulas mamarias (puedo asegurar por experiencia que no hay nada más frustrante que intentar dar la leche, previamente extraída, de su madre, mi pareja, a un niño, mi hijo, y que éste apenas la quiera, mostrando un apetito desmesurado cuando su madre aparecía por casa después de trabajar. La frustración que sentí durante ese mes que cogí de permiso de lactancia, los lectores asiduos saben que de esta manera el niño tendría que ir una semana más tarde a la guardería, pues yo tenía más tiempo de permiso que mi pareja, fue la mayor de todo mi vida. Tal vez sea por ello, por haberlo vivido en mis propias carnes (aunque antes de tener a mi hijo consideraba que disponer del tiempo necesario para criar a los hijos era fundamental, no convenciéndome, ni poco ni mucho, la historia de las guardería desde los pocos meses de vida) por lo que me parece vergonzoso obviar las necesidades que la naturaleza nos han programado a fuego y sangre en nuestro genes en nombre de un pretendido progreso, material e igualmente pretendido en el aspecto social, que, por si alguien no se había dado cuenta, consiste, de manera exclusiva, en producir y consumir. 
En el fondo el esquema seguido es idéntico al de la educación, todo supeditado a la economía, o a la de cierta visión de la economía que subyuga el respeto al medio ambiente a la economía. La única diferencia en el caso de la mujer radica en que una tropa de imbéciles, que se autodenominan adalides de la igualdad, hacen negocio, viven de puta madre, a costa de decidir lo que es igualdad y no lo que no. Pero estos tiparracos y tiparracas, para ser políticamente correctos, no merecen mayor comentario. Por lo que vamos a volver al hecho de ser mujer.
Como he dicho con anterioridad, la Naturaleza, que es algo más que aquello que se ve desde la ventana de una casa rural, ha tenido a bien programarnos a hombres y mujeres con ciertas diferencias, buscando con ello que la especie siga sobre la faz de la Tierra el mayor tiempo posible. Estas diferencias no surgen de la nada ni porque sí. Durante centenares de millones de años la vida ha ido probando, fracasando y acertando, modificaciones para que la vida siga sobre el planeta y el hombre, que no es más que una forma de vida más, ha recibido, como otros muchos animales y plantas, esta sabiduría que la Naturaleza ha adquirido a base de continuas modificaciones aleatorias, de las que han sobrevivido las más útiles para las diferentes especies. Pero hete aquí que nosotros hemos decidido que somos más listos que la experiencia finisecular y decidimos que no, que todo debe ser distinto, que el hombre y la mujer sólo han de tener un fin común: producir. 
Tal vez sea necesario aclarar, que la mujer ha trabajado siempre, en muchas culturas más que el hombre, aunque en labores diferentes que el varón (la fuerza física y la crianza de los niños condiciona bastante, de nuevo la Naturaleza pone de su parte), pero nunca ha perdido el referente de la crianza de los niños. Tal vez sea necesario aclarar, una vez más, que el hecho de que la mujer trabaje lo considero normal, ni bueno ni malo, aunque no considero que en eso consista la "liberación" de la mujer, como ya he dicho con anterioridad. 
Lo siento, pero me parece triste que la mujer tenga que renunciar a la crianza de los niños, al menos los primeros meses, vendiéndonos la moto de que los niños de meses se socializan antes yendo a guarderías, hace falta ser imbécil y desconocer la más mínima noción de psicología evolutiva. Igualmente me parece triste que esté mal visto, al menos entre las feministas talibán, que la mujer pueda ser coqueta o aprovechar su belleza o sus atractivos físicos para encandilar al hombre. Lo siento, no, no lo siento, la Naturaleza nos ha programado para todas estas cosas, incluso para la de que las mujeres atraigan  a los varones (existen estudios científicos y de gran seriedad sobre que mujeres son más atractivas para los hombres y viceversa), queridos mojigatos guardianes de la ortodoxia del mamoneo y el chupar del bote, y sólo puedo concluir de una manera: a todos aquellos botarates que niegan la evidencia de la evolución, la evidencia de la especie, bien por cuestiones económicas, bien por cuestiones de pretendida igualdad, sólo les puedo desear una vida de trabajo, de trabajo real, por ejemplo en una mina,  y de castidad perpetua
Seguramente, dentro de un tiempo, trataré sobre como la actual visión de la economía, y, a lo mejor, algún estúpido visionario, intentan hacer primar ciertos aspectos, cierta visión social, sobre la lógica de la Naturaleza o de la convivencia social, pero, por el momento ya tenemos bastante con lo tratado durante los dos últimos días.  
Un saludo.

lunes, 8 de agosto de 2011

PEDAGOGÍA DE Y PARA LA LIBERACIÓN

En muchas ocasiones leo recetas mágicas que, generalmente, consisten en que "todos" los ciudadanos hagamos tal o cual cosa (cada uno pone sobre el tapete su peculiar visión y sus actuaciones salvadoras), pero, en general, todos los planteamientos tienen un denominador común: "todos" debemos movernos hacia una dirección determinada. 
Sin embargo, mal que nos pueda pesar, las personas que tenemos una determinada visión sobre los acontecimientos actuales, pongamos que me refiero a una visión crítica que ataca la raíz del problema, somos una minoría, significativa, pero minoría. En general, el análisis y, en consecuencia, las soluciones que aportan muchos ciudadanos a los problemas actuales consisten en: reducir funcionarios y bajarlos el sueldo, disminuir los privilegios de los políticos y hablar mal de los banqueros. En otras palabras: minucias superficiales.
¿Por qué ocurre ésto? Podemos culpar a los medios de comunicación que desinforman y manipulan, cargando las tintas sobre el enemigo ellos han creado, véase el ejemplo de los funcionarios, que para muchos grupos de comunicación son el enemigo a batir. Obviamente todos pensamos en Interlobotomía, el Gurpo Recoletos (Pedro J. y su ácido bórico), pero es más triste cuando ocurren cosas como que el grupo piji-progre PRISA, dirigido por el pésimo gestor Cebrián, ordena a parte de sus  asalariados cargar contra los trabajadores de la Función Pública. ¿Por qué? Por que el estado, todos, no pagábamos las deudas generados por la pésima gestión de un tipo que va de progre y honesto. Evidentemente, muchos de los seguidores de los medios de este grupo fliparon, pero otra buena parte, los adictos,  creyeron la bazofia arrojada por estos impresentables.
También podemos culpar a los medios de comunicación de embrutecer al personal con programas en los que cuatro personas vociferantes completan horas y horas con temas chuscos e inventados. Pero, lo siento por cierta gente, nadie obliga a un ciudadano a escuchar a la Esteban, lo hace por propia voluntad. Por tanto, el producto, o lo que sea, esta ahí, pero, si nadie lo viera, la Esteban, el Jorge Javier y demás tropa, engrosarían las listas de desempleados.
También podemos hablar de la falta de cultura de los ciudadanos como causa principal de la falta de un análisis certero y real de la situación. Sin embargo, uno piensa: ¿qué narices es tener cultura? ¿Leer muchas novelas? ¿No ver la tele? ¿Acudir a muchas exposiciones, a ser posibles las más in? ¿Tener un conocimiento enciclopédico sobre cuantos más temas mejor? 
A priori lo último sería un sinónimo de cultura, al menos tal como lo entiende mucha gente. Pero uno no está de acuerdo, ni con eso, ni con asociar cultura, exclusivamente, a leer mucho, a visitar muchos museos, ni con nada parecido. Cultura es la capacidad de buscar información, datos, ver producciones, y asimilar de manera personal, pero elaborada, dichos datos, producciones o informaciones, buscando con ello una mejor comprensión del mundo. Me explico. De nada me sirve ir a ver una exposición de Picasso si no veo aspectos diferentes en su obra (me gusten o no), que distingan la producción del genial malagueño de la de otros artistas. No tengo la obligación de buscar, ni de conocer, aspectos técnicos, pero sí, a simple vista, se puede encontrar lo diferente, las señas de identidad, formas, colores, técnicas como el collage, e integrarlo a mi manera en mi construcción del mundo. Eso es cultura. Acudir a una exposición para ver cuadros, uno tras otro, buscando contar al vecino que se ha estado, no crea que sea cultura, es coleccionar visitas a museos o salas de exposiciones o novelas, de mejor o peor calidad.
Entonces si el problema para que un mayor número de ciudadanos comprendan e intenten solucionar los problemas de este mundo no radica en nada de lo que he expuesto, ¿qué podemos hacer o qué debemos cambiar, para que un mayor número de personas, aborden la situación actual de una manera más crítica, menos superficial?
Tal vez, lo expuesto hasta el momento nos proporcione una pista sobre el verdadero cambio que se debe producir y donde. La falta de indagación personal, de rascar un poco más, para llegar la fondo, de intentar comprender las situaciones como fenómenos complejos, a veces complicados y otros no tanto, refleja carencias en la base, en la educación.
¡Vaya!, dirá alguno, salió. Pues sí, salió. Pero no el concepto de educación casposa que políticos, empresarios y muchos ciudadanos, empeñados en formar a sus hijos para que tengan un gran futuro laboral (uno considera que para asegurar un gran futuro laboral a los hijos lo que nunca falla es estar forrado, pues con el dinero y las influencias, por muy inútil que sea el niño, terminará encontrando un espléndido y bien remunerado trabajo) transmiten. La educación debe ser la educación del hombre para ser hombre (espero que ningún feminista me critique por no escribir hombra).
Cuando hablo de ésto me acuerdo de un pedagogo brasileño, Paulo Freire, que estudié en primero de Magisterio. El carioca hablaba de que alfabetizar es algo más que enseñar a leer. Se trata de enseñar a comprender el mundo para cambiarlo. Obviamente, cuando los militares brasileños dieron un golpe de estado y tras conseguir alfabetizar a más de un millón de personas, siguiendo su método, el pedagogo tuvo problemas muy serios y su método se prohibió en su país, seguramente por revolucionario. Pues parece que sí, que enseñar a conocer el mundo propio, a ser conscientes de nuestros derechos, a luchar por cambiarlos y por hacer un mundo mejor era revolucionario y sigue siéndolo. Es mejor formar ingenieros, peluqueros, mecánicos y una bolsa de marginales, que servirán como mano de obra barata y sin cualificar. Lo de enseñar a ser personas, a comprender y adaptar el mundo a las necesidades del ser humano lo dejamos para tiempos venideros, o mejor si no son venideros.
Sin embargo, a pesar de que este tipo de educación facilitaría que muchos ciudadanos pensaran de una manera más crítica, no nos engañemos, seguirían existiendo interlebotómicos y afines, y, tal vez, eso sea bueno, pues dicha diversidad, inherente a todas las especies, nos permite mejorar, pues sabemos lo que no deseamos, donde no queremos volver y lo que no ansiamos ser.
Termino, no me enrollo más, pero parece claro que una de las soluciones más peligrosas para los botarates que rigen nuestro destinos, entre ellos incluyo a grandes empresarios, banqueros, economistas y, por supuesto, políticos, es una educación destinada a formar seres humanos.
Un saludo.

domingo, 7 de agosto de 2011

IDIOTARIO (XLIII)

Aceite: grasa líquida que se obtiene de la prensión de aceitunas, semillas de girasol o de otras plantas. Su pérdida, durante mucho tiempo, estuvo relacionada con la homosexualidad.

Agenda: libro, cuaderno o dispositivo electrónico donde se apuntan las actividades a realizar, así como el número de teléfono y las direcciones de personas o entidades. La gran ventaja de la agenda es que permite acudir a todos los actos programados, así como poder acceder con facilidad a todos los datos de las personas registradas en dicha agenda. La gran desventaja es que te recuerda que el tiempo no pasa en balde, pues hay una parte de la agenda, aquella en la que se encuentran los/as tíos/as buenas y de mala reputación, cuyas páginas languidecen, como aquellos tiempos en que se usaban con frecuencia.

Atentado terrorista: acto violento ejecutado para causar terror. Cuando dicho acto genera millones de muertos por hambre y condena a la miseria a centenares de millones de personas en el mundo se denomina economía de libre mercado.

Camino de Santiago: diversas rutas que confluyen en la ciudad de Santiago de Compostela. La longitud de estas rutas es variable, pudiendo llegar a superar alguna de ellas los dos mil kilómetros. En todo caso todas tienen como objetivo llegar a la citada ciudad gallega y ver el sepulcro donde yace, casi con total certeza, el primer obispo asesinado por la iglesia cristiana, acusado de hereje, Prisciliano.

Estado de excepción: dícese del momento en que todos los miembros de una familia española media trabajan de manera legal.

Gafas de sol: dícese de aquellas gafas que llevan una vida ordenada y evitan salir de noche. 

Idolatría: adoración de la representación de la divinidad, sobre todo si es considerada falsa. Ejemplos de idolatría los encontramos en la antigüedad en el libro de los cristianos, la Biblia, repetidamente. En la actualidad lo encontramos en la adoración de santos, beatos o la que cierto jerarca de la Iglesia Católica siente hacia los zapatos de Prada.

Izquierda Unida: coalición política española de referente izquierdista que, a pesar de su nombre, se caracteriza por sus frecuentes enfrentamientos y escisiones. De hecho se cree que en el próximo congreso de la coalición, en un acto de realismo, dicha coalición se va a renombrar y pasará a denominarse, Izquierda a Hostias.

Lazarillo de Tormes, el: novela picaresca de autor anónimo, publicada durante el siglo XVI. El argumento de dicha novela, la vida de Lázaro, se trata de una excusa para críticar a la sociedad de la época. Algunos de los aspectos que aparecen son: los malos usos y abusos del clero, la importancia de aparentar, la avaricia, el conformismo del propio protagonista con tal de llevar una vida regalada... Ciertos expertos consideran que es la primera novela de ciencia-ficción, pues, anticipándose cinco siglos, describre a la perfección a la sociedad española actual.

Moda: tendencia que un gran número de personas adoptan, conformando unos usos y costumbres típicos en el tiempo. Cuando un creador de moda no es visitado por las musas crea colecciones retro, es decir, copia sin ningún disimulo lo que se llevaba hace cinco, diez, veinte o más años. Es lo que los expertos conocen como: tener un morro que se lo pisa.

Perrito caliente: perro de pequeño tamaño, excitado sexualmente.

Político profesional: persona que ha hecho de la política su oficio. Para llegar a tal situación ha debido demostrar su pericia en dos áreas troncales fundamentales: votar lo que se le diga y adulación sin fin al líder.

Ulises (de James Joyce): novela cumbre de la narrativa europea del siglo XX. Dicha novela se caracteriza por ser admirada por todos y acumular una capa de polvo especialmente densa y sospechosa en las estanterias de gafapastas y demás intelectuales de salón, que son los únicos que saben de su existencia.

sábado, 6 de agosto de 2011

MÚSICA DE TODOS Y PARA TODOS

Por motivos de descanso, relajación o lo que fuere, me encuentro pasando un par de días, los primeros que nos separamos de mi hijo en más de cuatro años (con la excepción de una noche, debido a una intervención quirúrgica), en una ciudad de Catilla la Mancha. 
Ayer, por segundo día, asistimos, mi pareja y yo, a una actividad cultural, creo que ésta sí puede denominarse de esta manera, pagada con el dinero del ayuntamiento. Si el primer día pudimos contemplar una peculiar puesta en escena teatral, ayer tuvimos el placer de escuchar en directo a un grupo maño, O`Carolan, que nos deleitó con un magnífico concierto, en una preciosa plaza. 
No me voy a extender, ni mucho ni poco, en el tipo de música que hace el quinteto folk aragonés, pues debajo adjunto un vídeo, con él que el lector podrá acercarse al estilo de los maños.


 No, no es esa la finalidad de la entrada. Si me he visto empujado a hablar de ellos es debido a que durante la actuación me vino a la mente un tipo cuyo nombre y rostro representa, ha representado sería más ajustado escribir, a una sociedad de gestión de derechos cuya situación actual ha dejado a las claras lo que muchos pensábamos: dicha sociedad no busca que sus asociados, no todo son socios, vivan mejor. No todos los que forman parte de la SGAE viven a cuerpo de rey, pues eso sólo está destinado a unos pocos.
Pero me estoy yendo por los cerros de Úbeda y quiero afinar hoy un poco más.
Cuando uno ayer leyó el folio doblado donde se narran las peripecias artísticas del grupo aragonés, más de 20 años en la brecha, y ve posteriormente como los cinco componentes de O´Carolan disfrutan como niños pequeños con los aplausos provocados por la primera composición, entiendo que todo lo que nos han vendido estos petimetres de la industria musical y sus protegidos, los que dan la cara en las peticiones al gobierno, es una gran estafa. Por supuesto, su bazofia no es arte, ésto se ha dicho por activa y pasiva, desde este blog muchas veces, pero, además, uno tiene la impresión de que estos tipejos, que la mayoría de ellos existen porque unas pocas compañías musicales han secuestrado el mundo de la música, no tienen ningún pudor, y se  apoderan de la palabra música, buscando con ello que creamos  que son el último reducto, y, por supuesto único, de la creatividad sonora. 
Si uno lee la lista de los "artistas" que firmaron la ley antipiratería se encontrarán con que muchos son productos comerciales creados por las compañías de discos. Por contra, uno observa ayer como cinco tipos de más de cuarenta años, los integrantes de O`Carolan, con bastante sapiencia musical, deben vender sus propios discos tras la actuación, para ir tirando y poder seguir con su afición. No es la primera vez que asisto a este hecho, pues lo he visto en conciertos de grupos heavys, flamenco o folk. Pero parece que unos pocos sólo tienen interés en presentar una realidad del mundo: la del triunfador, aupado por la correspondiente multinacional. Sin embargo, la realidad es bien distinta: una élite de músicos y cineastas, algunos de ellos más acabados que las maracas de Machín, secuestran a todos sus compañeros de profesión y a los ciudadanos, no dudando en presentarlos a todos como piratas, con la única finalidad de vivir de puta madre, perdón, a cuerpo de rey, vendan o no vendan su producto (Bosé vendió menos de cinco mil copias de su último disco), achacando siempre las escasas ventas a la piratería (nunca a su incapacidad para hacer algo de calidad o a su escaso talento o, como en el caso de Bosé, a que no canta una mierda). Además estos tipejos, cuyo caché en muchos casos es monstruoso, más si tenemos en cuenta lo que aportan, han estado robando a sus compañero y a todos nosotros, y lo siguen haciendo, pues su emolumentos son, en muchas ocasiones, satisfechos por ayuntamientos, dinero público, no correspondiéndose la cantidad de dinero percibido con lo ofrecido al público. Las cuantiosas cantidades que cobran muchos de estos perpetradores de canciones de dinero municipal, de todos, cierran el paso a otros músicos, veteranos o noveles, que a cambio de mucho menos podrían ofrecer espectáculos en muchas ocasiones de mucha más calidad. En otras palabras: estos tipos que viven de la música, y que se quejan de lo malo que somos todos, son una minoría que gira en torno a la música pop destinada a las radiofórmulas y que amparándose en que ellos representan a la música, cosa que es falsa hasta decir basta, pretenden hacernos creer que todos debemos rendirnos ante su forma de entender el asunto, realmente ante su forma de entender el negocio. Sin embargo la realidad es tozuda y en cualquier plaza de Castilla la Mancha te puedes encontrar con la verdadera realidad: la de la gente que ama lo que hace y que no alza la voz vendiendo humo, que impide ver la verdad del asunto: mantener el negocio a toda costa.
Uno recuerda cuando le preguntó a un miembro de Luar na Lubre tras un concierto sobre la cantidad de conciertos que iban a dar ese año y me contestó que entre veinte y treinta y, entonces, hace más de diez años no entendía como un grupo de tanta calidad, cuya cantante, Rosa Cedón, había intervenido en un tema de un disco de Mike Oldfield, por poner un ejemplo, no realizaba más conciertos. Ahora no tengo ninguna duda de la causa.


Un saludo.

P.D.: Para la amiga que tuvo que aguantar la chapa hace dos semanas. Gracias y lo siento. Aquí andamos recuperando el tiempo y cargando pilas. Un beso.

viernes, 5 de agosto de 2011

RELATOS CORTOS PARA UN VIERNES ESTIVAL

Caminaba cabizbajo, con los ojos entrecerrados y las manos esposadas. Nunca había recorrido ese pasillo, pero llevaba años imaginándose como sería ese momento que, tras varias apelaciones rechazadas, por fin había llegado. Sabía que durante unos minutos el protagonismo absoluto le correspondería a él. El odio y el perdón formarían un todo trenzado por las miradas que le dirigían  los asistentes a aquel acto, el último al que  acudiría con vida . En el fondo, sería una forma de resarcirse del momento en que le comunicaron, tras esforzarse mucho en rellenar aquellos indescifrables test de inteligencia, que padecía un significativo retraso mental.

El príncipe descubrió, con asombro, que Blancanieves no era virgen. Mientras, en la cara de Gruñón se dibujaba una leve sonrisa.

El capitán del Titanic esquivó el iceberg, llegando a puerto sin novedad. Siglos después, un historiador constató que el hombre que acabó con la democracia de EE.UU. y gran parte de los colaboradores más cercanos de su tiránico gobierno, llegaron al país durante aquel viaje.

Amaba a su perro por encima de todas las cosas, de hecho se casó con el veterinario para que el can tuviera la mejor atención posible.

Los dos sonreían mientras ella apuraba la copa. Él porque la bebida contenía un veneno difícilmente detectable, que acabaría con la vida de ella. Ella, que hacía dos días había conocido que un cáncer le concedía, a lo sumo, tres meses de vida, porque había dejado una nota donde explicaba como le había envenenado su marido. Ella murió quince minutos después; él un año y medio más tarde, colgado en su celda.

Él siempre se había considerado una persona de izquierdas. Cuando se enamoró de la mujer con la que luego se casó descubrió el lujo. Años después descubrió que se había enamorado del lujo, sin dejar por ello de seguir casado con su mujer, a la que había dejado de amar hace años, ni de seguir declarándose de izquierdas, pues le dotaba de un toque de rebeldía muy apreciado en su selecto círculo de amistades, todos multimillonarios.


Se masturbó, una vez más, pensando en él. Cuando él llegó a casa, ella, una vez más,  apenas le dirigió la palabra.


De pequeño deseaba convertirte en superhéroe. Cuando creció descubrió que llegar a fin de mes podía ser algo más complicado que superar  los doce trabajos de Hércules.

jueves, 4 de agosto de 2011

LA COBARDÍA SE VISTE DE RESPONSABILIDAD

El gobierno del Reino de España y el manirroto Alberto Ruiz Gallardón, a la sazón alcalde de Madrid, han diseñado una estratégica intervención policial contra los peligrosos acampados del 15-M. Dichos acampados, reconocidos internacionalmente como unos de los grupos más peligrosos para la convivencia de los ciudadanos del mundo mundial. 
El cobarde gobierno español, fuerte con los débiles y débil con los fuertes, y el enemigo íntimo de la amiga del hijo de puta, él de las gafas y los rizos, no tuvieron ningún problema en largar con los métodos pacíficos habituales a los INDIGNADOS, o a los que están dando la cara constantemente en nombre de todos los que estamos INDIGNADOS. Para ello el Gobierno de España ha puesto en marcha un dispositivo policial proporcional al asunto abordado, más policías que acampados, cuando hubo que desalojarlos y la toma policial de un sitio tan poco frecuentado como Sol, impidiendo que la gente, esté o no a favor de los manifestantes, realice con normalidad sus actividades cotidianas.
La cobardía de estos políticos, que necesitan tomar policialmente uno de los sitios más frecuentados de toda España en unas fechas, primeros de agosto, donde una buena parte de los ciudadanos han desconectado de la rutina, muestra la verdadera cara del poder. El tipo que se paseaba por el orbe hablando de la memez llamada Alianza de Civilizaciones, ese mismo que se está gastando la pasta de todos en apoyar el bombardeo de Libia, no duda en permitir que el Ministro del Interior o el/la Delegado/a de Gobierno utilice de manera desmedida las Fuerzas de Orden Público como  aparato represor. ¡Con dos cojones! O con mucha vista, y le hace el trabajo sucio a Rubalcaba. Vete tú a saber.
Mientras ésto ocurre en Madrid, unos tipos que se esconden bajo el nombre de Mercado, especuladores para el común de los mortales, están machacando nuestra deuda pública, una de las más bajas de Europa, por el placer de ganar dinero a espuertas, provocando con ello que nuestro país pague un pastón más a los especuladores, que como se dijo en otra entrada son básicamente cinco bancos y alguno fondo de inversión y poniendo, de paso, a nuestro país al borde del abismo. Respuesta del leonés, suspender sus vacaciones para reunir un gabinete de crisis, con al señora de los recortes y el militarizador Pepiño Blanco, que se cebó con los controladores, tras cambiar por enésima vez la ley para suplir su ineficacia, la del gallego, o que no dudó en hablar de gratis total, referido a las autovías. ¿Qué van a hacer estos tres personajes, a cual más limitado? Cuando escribo esta entrada, las 19,15 horas del miércoles no se sabe nada más que el leonés está manteniendo contactos al más alto nivel, es decir, lo mismo de siempre. Resultados de lo mismo de siempre hasta el momento: nada de nada. Miento, los ciudadanos españoles cada vez pagamos más por nuestra deuda, perdiendo un precioso dinero que va a manos de los especuladores y que podía destinarse a servicios sociales, educación, sanidad...
El artista conocido ahora como José Luis Rguez. Zapatero, antes Z.P., nunca ha tenido cojones para abordar una situación, en ciertos sentidos artificial y que su pusilánime actuación ha acentuado. Los ataques contra la deuda española no son de ayer, llevamos en ello más de un año, produciéndose un curioso fenómeno: cuanto mayor era el seguimiento de las medidas neoliberales dictadas por la Merkel y compañía para "apaciguar" a los Mercados (especuladores), mayor era el ataque especulativo contra nuestra deuda. Por eso digo que el leonés no ha tenido los cojones de afrontar la cuestión. Este tipo, desde mi punto de vista muy ambicioso, pero bastante limitado intelectualmente, no tuvo problemas en sacar la cara cuando todo iba bien, se limitó a seguir las desastrosas políticas económicas del P.P. de Aznar, presumiendo de progresista, ni tan siquiera podía hacerlo de socialdemócrata, pues no lo era. Cuando las cosas se torcieron intentó una solución socialdemócrata en ciertos aspectos (no olvidemos que al principio de la crisis era la solución que aplicaron muchos gobiernos, y no todos con el apellido socialista), obviamente no se le ocurrió subir los impuestos, previamente bajados, a los más ricos, o recuperar alguno eliminado, pero, al menos, intentó repartir lo que había entre los que más lo necesitaban. Estas conductas erráticas tuvieron las consecuencias que padecemos ahora: un país con un altísimo índice de paro, un alto porcentaje de la economía sumergida (durante mucho tiempo a nadie le interesó este aspecto) y todo fiado a un empresariado acostumbrado a ganar mucho y rápido, invirtiendo bien poco en sus empresas (burbuja inmobiliaria, burbuja de las fotovoltaicas...), incapaz, en muchos casos, de crear riqueza que redunde realmente en los ciudadanos. 
El fulano de la Moncloa, más perdido que el Papa en una macrodiscoteca de Ibiza, recibió presiones de distintos gobiernos y organismos económicos para implantar políticas neoliberales, con la consiguiente pérdida de derechos para todos nosotros. El pusilánime monclovita se rindió y aceptó. Como es bien sabido, estas medidas, alguna de ellas con más de un año de vida han conseguido que haya más paro, que se disminuya el poder adquisitivo de muchos, pérdidas de derechos laborales, mientras las multinacionales, que exhiben unas cuentas de resultados fabulosas, siguen despidiendo trabajadores al por mayor.
Alguno me puede llamar ventajista, pero él que suscribe lleva mucho tiempo defendiendo lo inútil, contraproducente y fascistoide, de las medidas tomadas. La cobardía de el artista anteriormente llamado Z.P., que no tuvo cojones a decirla a la Merkel: "o me apoyas o cerramos el chiringuito de la U.E., que al que más beneficia es a tu país", aplicando posteriormente las medidas clásicas de devaluación de moneda, que nos permitiría ganar competetividad con respecto a Alemania, por ejemplo, y la compra de parte de la deuda por parte del propio Banco de España. Pero no, el pacificador del mundo se olvidó de que gobernaba para los ciudadanos españoles, no en nombre del Mercado o del buen rollo de la U.E.. Se olvidó de que un pequeño país llamado Islandia había mandado a la mierda todo lo establecido y su economía, a fecha de hoy, se encuentra bastante mejor que la nuestra. Se mostró débil con los fuertes y tras un envite se olvidó de echar el órdago, perdiendo las dos piedras del envite y la dignidad. 
Pero no pasa nada, cuando las cosas se tuercen siempre puede enviar a la Policía para reprimir a todos aquellos que le recuerdan que gobierna por y para nosotros. Esa es la mentalidad del artista antes conocido como Z.P.: populismo, sumisión ante el poderoso y fuerza ante el débil o ante el coherente. 
No trato de dármelas de adivino, pero quienes me conocen saben que al poco de llegar al poder, el leonés me pareció persona que se amparaba en gestos, algunos de ellos tan vacíos como sus dignidad, para ocultar su verdadera cara: la del pragmatismo, la de cambiar bien poco, para que todo siguiera igual, o peor, pues durante su gobierno ha sido sistemático el proceso por el cual los trabajadores perdían poder adquisitivo, mientras las rentas del capital, empresarios, aumentaban. 
Lo más triste es que tanto su delfín, Rubalcaba, como su posible sucesor en la Presidencia del Gobierno, Rajoy, están cortados por el mismo patrón.
Espero no tener que completar esta entrada mañana, hablando de cargas policiales, de violencia para tapar la boca a los que dicen la verdad. Si así fuera lo añadiría debajo y en ese momento sólo quedará una cosa, pedir responsabilidades a todos aquellos que han participado en ese acto, uno más, contra la democracia, contra la libre expresión y, sobre todo, contra la ficción que es este sistema político. Por muchos que algunos presuman de abuelo fusilado, no pueden olvidar que en sus genes también navegan el yugo y las flechas de su otro abuelo y que, en el fondo, la cabra tira al monte.
Un saludo.