martes, 31 de enero de 2012

TRAFICANTES DE INFORMACIÓN

Hoy, creo que por primera vez en este blog, voy a recomendar un libro: Traficantes de información. La historia oculta de los grupos de comunicación españoles de Pascual Serrano (2010), publicado por Ediciones Akal, S.A.
Antes de continuar debo aclarar que no conozco al autor ni tengo nada que ver con la editorial de dicho libro, por lo que no me beneficio en absoluto de la publicidad de dicha obra. Sin embargo, considero que la información de dicha publicación puede ayudar a comprender al lector quienes son los personajes que manejan los grandes medios de comunicación, que no de información, que nos intoxican con su sesgada visión de la realidad.
Aunque no es mi intención destripar el libro, me parece interesante dar unas pinceladas sobre el mismo, que debería servir al lector para determinar la pena leer esta obra o no, si es que aún no lo ha hecho.
Tras explicar, con ejemplos ilustrativos, la pretensión del libro y el funcionamiento de los grandes medios de comunicación. Igualmente aclara que para una mejor comprensión del tema es necesario conocer a aquellas personas, personajes de dudosa moral en muchos casos, que dominan los citados grupos y ésto es lo que va a hacer en la obra que nos presenta.


Posteriormente se dedica a analizar uno por uno los diferentes grupos de comunicación que existen en nuestro país: su historia, sus máximos accionistas, terminando todos y cada uno de los capítulos con una descripción de las obras y milagros de cada uno de los accionistas.
Tal vez sea este apartado el más jugoso del libro, pues en él se detallan las maniobras, en muchos casos nefandas, de los distintos personajes. Aquí podemos comprobar como Pedro J. Ramírez da algún pelotazo o está a punto de ser expulsado de la dirección de su periódico por la presión del Rey, salvándole el culo a última hora Mario Conde. Tampoco es nada desdeñable el apartado dedicado a los amiguetes de Agag en Italia, dignos de películas como El Padrino, o el dedicado al grupo PRISA, y la imagen que nos transmite de Juan Luis Cebrián.
Por si esto le pareciera poco al lector, recomiendo que se lea el apartado dedicado a Intereconomía y sus relaciones con fundaciones supremacistas de EE.UU. o la descripción de la trayectoria de Jiménez Losantos.
Me gustaría avisar al lector que la obra posee una gran cantidad de datos, por lo que su lectura requiere tiempo y tranquilidad. Tal vez se deba a que en el fondo se trata de una obra de divulgación o de investigación, o ambas cosas a la vez.
Un saludo.

lunes, 30 de enero de 2012

REFLEXIONES DE UN HOMBRE HONESTO


Aunque no era mi intención publicar algo tan temprano, ayer me dejó impresionado Don José Luis Sampedro, una de las mentes más lúcidas de este país, con sus declaraciones en el programa Salvados.
Por si alguien no lo vio ayer dejo aquí la entrevista completa, que creo constituye un canto a la lógica y a la vida. Considero que no tienen desperdicio sus reflexiones sobre el capitalismo, recordemos que Don José Luis es economista, y, especialmente, el tramo final de la entrevista, donde da un par de lecciones sobre qué es la vida y qué es el amor hacia otra persona.



Un saludo.

domingo, 29 de enero de 2012

ALGO MÁS QUE LA BOMBA

Nuestros amigos, los tipos que dicen dirigir nuestros destinos, han decidido que tenemos un nuevo enemigo, malo malísimo de la muerte que te rilas. No querido lector, no hablamos de los especuladores, de los tiburones de Wall Street o de la City, de los banqueros ineptos o de los paraísos fiscales, no se haga ilusiones. El nuevo, no tan nuevo, es un país dirigido por una casta de teócratas que han decidido que no se pliegan a las exigencias del Primo de Zumosol y sus palmeros. Como ya habrá adivinado el lector me refiero a Irán.
Si bien no es nueva esta "inquina" de EE.UU. por la República Islámica????, inquina mutua, todo sea dicho, parece que ahora han decidido ser ellos los que se pringuen directamente. Recordemos que anteriormente tuvieron a un mamporrero criminal como Sadam Husein que de manera interesada, el control del petróleo es muy goloso, lanzó a sus huestes contra el país de los ayatolas para haciendo de esta menera  el trabajo sucio a EE.UU. y compañía, aunque este hecho costara un millón de muertos. Por cierto, ¿cuánta gente recuerda que el ahorcado Sadam tuvo como cómplice a Occidente en esta guerra? La memoria es frágil, y los medios de comunicación, que no de información, son expertos en borrar acontecimientos cuando conviene.


La presión del gobierno de Israel, acongojado ante la posibilidad de que alguien más tenga armas nucleares en la zona, además de ellos, sobre EE.UU. ha dado sus frutos. Aunque esa no sea toda la verdad. Si bien es cierto que el gobierno de Israel teme la creciente influencia de Irán en la zona, cuyo gobierno es hostil al máximo con Israel, tras esta decisión se esconden otros motivos geoestratégicos de mayor calado para el gobierno Obama y otros vecinos de la zona. El gobierno israelí, belicoso como pocos en el mundo, necesita un enemigo, real o no, para justificar su existencia, y más este gobierno, mezcla de conservadores y de ultrarreligiosos (cuya ideología de un Gran Israel no desentona en absoluto con la de la Alemania nazi) que amparan su gestión, al menos en parte, en la existencia de enemigos fácilmente reconocibles por tener rabo, cuernos y ser la reencarnación de Satán en la Tierra. Enemigos ante lo que todo es válido, véase la colonización constante de territorios palestinos por parte de ciudadanos hebreos, pues se les considera poco menos que alimañas.
Por si esto fuera poco, el gobierno de Israel cuenta con un antecedente a su favor: el bombardeo de instalaciones nucleares que realizaron en Irak en 1981, para impedir que Sadam tuviese acceso a armas nucleares. Acción que no supuso un gran cambio en las relaciones entre Israel y sus aliados, a pesar del paripé de EE.UU. Por tanto, el precedente está sentado.
Sin embargo, existe otro actor principal en la zona que también está impulsando las medidas contra el País de los Ayatolas y que aparece con menor frecuencia en los medios como uno de los principales impulsores de las acciones de lo que pomposamente se llama la Comunidad Internacional. Este país no es otro que Arabia Saudí, que se convierte en el garante de la zona no sólo para EE.UU. si no también para otras monarquías, más o menos teocráticas, de creencia suní.
En la zona de existe una lucha, cada vez más clara, entre países con gobiernos suníes, no necesariamente con mayoría de población de esta creencia, como por ejemplo ocurre en Bahrein, donde la monarquía pertenece a la minoría suní y países con gobiernos chiíes. El adalid de los suníes es Arabia Saudí y el de los chíies Irán. Sin embargo nada es tan sencillo. En todos los países de la zona existen minorías de una u otra creencia que conviven, mejor o peor, con mayorías de la otra creencia, generalmente peor.


Curiosamente los alíados de EE.UU. son las monarquías suníes, caracterizadas por su especial respeto hacia los derechos humanos, mientras que los enemigos coinciden con aquellos que no se alínean con dichas monarquías, bien sean teocracias como Irán o países como Siria, donde la guerra civil es casi un hecho, e incluso Líbano, convenientemente masacrada por el ejército israelí hace poco tiempo, especialmente por la aviación, pues el ejército de tierra sufrió un revés considerable. Por tanto ya tenemos enemigos en uno y otro bloque.
En medio de todo este fregado aparece un país con un gobierno de coalición, al menos hasta hace poco, Irak. Dicho país recientemente abandonado por el ejército de EE.UU., aunque queden decenas de miles de mercenarios contratados por EE.UU y, sobre todo, por empresas multinacionales que se dedican a negocios como el petróleo, que ha constituido un gobierno, o lo ha intentado, de coalición entre suníes, chiíes y kurdos. Dejando de lado el tema de los kurdos, que nadan en petróleo y sufren los ataques de Turquía, que les acusa de dar cobijo a guerrilleros kurdos turcos, nos encontramos con un problema que en el resto de países ya parece, al menos por ahora, estar solucionado, o no: ¿quién administra dicho país, los suníes o los chiíes? Y en este conflicto están enfangados hasta más arriba de las rodillas los gobiernos de Irán y Arabia Saudí, intentando cada cual arrimar el ascua a su sardina. Evidentemente, Occidente prefiere la opción suní, la que defiende Arabia Saudí, pues le evitaría, tras una invasión ilegal que se ha saldado con un fracaso estrepitoso y con un abandono del país, sobre todo por cuestiones económicas -EE.UU. no está para muchos dispendios, y menos bélicos- tener de nuevo a este país como enemigo.
Lo cual nos lleva a considerar que los intereses de Israel distan mucho de ser los mismos que los de las monarquías feudales del Golfo, aunque el objetivo sea el mismo: neutralizar a Irán.
Por tanto, tras todo este bombardeo informativo que nos habla de ingenios bélicos nucleares hay bastante más miga. Existen intereses geoestratégicos tanto militares como económicos; es evidente que un Irak aliado permitiría a las multinacionales occidentales obtener pingües beneficios con la explotación del crudo y, de paso, aseguraría a los países compradores que éste no les iba a faltar.


Otra cuestión a analizar son las consecuencias del embargo que se quiere llevar a cabo dirigido a Irán. Aunque el primer comprador de crudo del país persa es China, el segundo es la U.E., que adquiere en torno al 20% del crudo a dicho país. Si concretamos aún más, Irán es el país que más crudo vende a España. Por tanto, a pesar de que Arabia Saudí ha asegurado que venderá el crudo que Irán deje de proveer, las expectativas, al menos en un principio, no parecen ser nada halagüeñas para nosotros, los ciudadanos de la U.E., pues parece claro que este cambio de proveedor, al menos en un principio, nos va a salir por un pico. Existen previsiones, creíbles o no, que hablan de una subida de en torno a un 30% del precio del crudo.
Evidentemente, tras todo este movimiento se perfila un claro vencedor: Arabia Saudí, que puede ver como su rival en la zona pierde poder y, de paso, va a verse beneficiado por la mayor venta de crudo, posiblemente a un precio más alto que el actual. La jugada parece redonda, pero tal vez todo sea una compensación por la compra de armamento que realizó el reino de los Saud a los EE.UU., precisamente para defenderse de Irán. El monto total de dicha compra fue de 60.000 millones de dólares, por lo que tampoco parece descabellado pensar que esta maniobra es una forma de premiar a la monarquía feudal saudí por la compra de dicho armamento. De ser así existirían unos paganos claros de esta cuestión: los ciudadanos iraníes, que sufrirán otro bloqueo, y los ciudadanos occidentales, que habrán de pagar de su bolsillo, a través de los derivados del petróleo que consumen, la compra de armas del gobierno asiático, siendo el beneficiario último la empresa armamentística del país de Obama.
Lo que parece claro es que las tensiones en la zona seguirán, tanto las internas en cada país, como las generadas entre los diferente bloques religiosos del Islám y que Irak será un buen termómetro para saber como va transcurriendo todo.
Un saludo

sábado, 28 de enero de 2012

EL ROMÁNICO EN NUESTRAS PANTALLAS.

Hoy no tengo intención alguna de amargar la vida la amable lector con prédicas contra el sistema que nos ha tocado padecer. Mi intención es realizar una entrada muy corta y glosar sobre un tema que me apasiona, a pesar de mi escasos conocimientos, como el arte. Dentro del arte siento especial predilección por el Prerrománico y el Románico, como ya he comentado en alguna otra ocasión.


Para todos los que somos unos enamorados de esta época artística la Fundación Santa María la Real es una página muy recomendable. Si a ésto añadimos la página Románico Digital, en la que podemos encontrar miles de fotografías y vídeos, y que es una idea más de la citada Fundación, los apasionados del Arte Románico hemos encontrado nuestro parnaso particular, al menos mientras no podamos disfrutar de dichas obras en vivo.


Como ya dije la entrada de hoy iba a ser escueta a más no poder y así será. Espero haber podido proporcionar algo grato al amable lector.
Un saludo.

viernes, 27 de enero de 2012

PIRATAS Y PIRATAS

Hace unos días se cerró Megaupload y sus dirigentes fueron detenidos, alguno en Nueva Zelanda. La operación, llevada a cabo por el F.B.I., fue portada en los medios de comunicación, que no de información, de medio mundo y parte del extranjero. A esta operación, meramente policial, le siguió una campaña de difamación del creador de dicha página de Internet, Kim Shcmitz, basándose en su forma de vida y sus caprichos. 
No seré yo él que defienda el gasto suntuario y el derroche de recursos, pero me parece una absoluta desfachatez la campaña de intoxicación que se ha emprendido contra dicho sujeto, por muy hortera y derrochador que fuera. Al menos este tipo lo hizo con los rendimientos que obtuvo con un negocio, hasta hace unos pocos días legal, y gastaba de lo suyo. No ocurriendo lo mismo en el caso directivos de bancos, aseguradoras y demás chiringuitos financieros que gastan dinero a espuertas, una buena parte de él dinero recibido de los estados, que juegan con el dinero de todos los ciudadanos, con la excusa de reflotar el sistema financiero. Parece que los medios de comunicación, que no de información, no han sido tan exhaustivos ni  han se han mostrado tan interesados a la hora de detallar la forma de vida de estos tipos, algunos de ellos accionistas o ejecutivos de empresas que poseen acciones de esas empresas de comunicación. Curiosamente a la mayoría de nosotros nos interesa bastante más lo que se haga con nuestro dinero que en que se gaste la pasta un fulano obeso y bastante hortera que tira de los suyo.
Pero éste, con ser un aspecto nada baladí, no constituye el tema principal de la entrada de hoy ni del asunto tratado en este blog en estos momentos. Personalmente me preocupa más la maniobra llevada a cabo por las autoridades estadounidenses contra un página web con el fin de dar ejemplo, obviando los derechos de los usuarios de dicha página.


La operación policial contra Megaupload, amparada en una orden judicial de un juzgado de Virginia, ha clausurado dicha página, donde se podían encontrar contenidos que se podían descargar ilegalmente con otros aportados o almacenados por partículares sin ningún de tipo de protección legal. ¿Por qué este bloqueo de todos tipos de contenidos?
Por un lado, como se dijo anteriormente, la operación tiene un aspecto ejemplarizante: él que no se atiene a las normas, por muy fuerte que sea, la paga. Evidentemente, tras todo ello se esconde la presión de la industria del entretenimiento, no confundir con industria cultural, que ve como el intercambio de archivos con su contenido hace que sus beneficios desciendan de manera significativa. Desde un punto de vista ético nada se puede alegar a unos tipos que defienden su modelo de negocio. Sin embargo, su modelo de negocio, basado en la limitación de productos, vendidos hasta la extenuación a través de la publicidad, cerrando el paso a todo aquello que ellos no consideran adecuado tampoco es la panacea. En el fondo se trata de un monopolio. Unas pocas compañías, mediante el uso de ciertas estrategias de venta y el abuso de su poder dominante, cierran el paso a todo aquello que no les interesa o, mejor dicho, a todo aquel producto que les pueda restar ganancias. La industria del entretenimiento no se trata de un mercado libre. Canciones, películas y ciertos libros, llegan a nosotros como una verdad revelada. Verdad fruto de un gasto publicitario infinitamente superior al que pueden permitirse otras compañías de entretenimiento, pequeñas o independientes, que no pueden competir contra esa potencia de fuego publicitario. La aparición de sus productos en emisoras de radio, televisiones y prensa escrita acaban generando un oligopio en la industria del entretenimiento. Aspectos como las radiofórmulas, algunas de ellas sólo emiten música de determinadas compañías, el pequeño chantaje a que se ven sometidos las salas de cines, obligadas a comprar auténticos bodrios si quieren exhibir los éxitos del momento, o prácticas tan gratificantes como la de la compañía Gestmusic, que tasaba el precio de venta de los CDs y las ganancias por unidad que debían tener los propietarios de las tiendas de discos que querían vender los discos de OT 1 (hecho que me narró, visiblemente contrariado, hace tiempo el dueño de una tienda de discos), distan bastante de permitir el libre mercado de este tipo de empresas que, por ejemplo, ha visto como ha disminuido significativamente, a pesar de la inflación, el precio de los CDs en nuestro país, ante la presión de la piratería (resultaba curioso que todos los discos tuvieran un precio similar, sin importar los costes de grabación, no es lo mismo una grabación con 10 días de estudio o de 2, no es lo mismo grabarlo en un estudio o en otro, que el productor sea uno u otro, no es lo mismo que te gastes decenas de millones de euros en publicidad a que no lo hagas...).


En segundo lugar parece que el poderoso mundo de Hollywood y el discográfico, en gran parte seguidor de Obama, necesitaba un gesto de éste ante las elecciones de noviembre. ¿Qué mejor detalle que acabar con la página web que era la enemiga número uno del mundo de la industria del entretenimiento?
Sin embargo queda un aspecto, el más espeluznante, de todo esta actuación. ¿Por qué se castiga con la pérdida de su información, la que han colgado en Megaupload y pertenece en exclusiva a los usuarios, a todos aquellos ciudadanos que no realizaban prácticas ilegales? Reconozco que dar una respuesta certera a esta pregunta me resulta imposible; no estoy en la mente de quien decidió el cierre total de dicho sitio web. Pero una cosa parece clara, se están vulnerando los derechos de todos aquellos que sin haber cometido delito alguno, o aún cometiéndolo, sin haberse demostrado, han visto como la información que tenían almacenada en lo que ahora se llama La Nube, ha desaparecido por arte de birlibirloque. No hace falta ser un jurista de renombre para tener claro que se están atentando contra los derechos individuales de cualquier ciudadano. Precisamente aquí radica el peligro: parece que si te equivocas de lugar eres un delincuente en potencia.
Veamos que ocurriría si esto se trasladara a otros ámbitos de la vida que pasaría y lo haremos con un ejemplo.
Imagine el lector que le sobran diez mil euros y que decide invertirlos en una empresa que anuncia pingües beneficios, por ejemplo en una de Ruiz Mateos. Meses después de invertir ese dinero se entera, con gran sorpresa, de que Ruiz Mateos y parte de su cuantiosa familia ha sido detenida por fraude. Imagino que tras ciscarse en los muertos del jerezano y darse cabezazos por ser poco espabilado, buscará la forma de recuperar su dinero, acudiendo a abogados, asociaciones de consumidores y rezando, si es creyente. Pues ahora imagínese que la policía, el juez, o quien fuere le dice que no espere recuperar su dinero, pues los dueños del negocio donde ha invertido son unos presuntos ladrones y, por tanto, todo lo que haya invertido está bloqueado.
El lector no tendrá mayor problema para trasladar el ejemplo y comprobar como la justicia ha vulnerado los derechos, posiblemente intelectuales en algún caso, de personas que han actuado de buena fe.
Tal vez lo más tremendo es el precedente: si algo no cuadra, tras la presión de los lobbys correspondientes, los contenidos de Internet pueden ser clausurados, sean estos delictivos o no. Es más, los pasos que están dando los diferentes estados se encaminan a saltarse a la torera a los jueces y convertir el cierre de páginas web en un acto administrativo, al menos en un principio. Todo ello puede conducir a que nos acerquemos peligrósamente a países tan democráticos como China y que el pensamiento verdadero se constituya en fuente de derecho, al menos a la hora de permitir o prohibir contenidos en la Red.


El título, Piratas y piratas, fue pensado porque cuando concebí esta entrada me resultaba chocante que los gobiernos pongan tanto empeño en detener a un hortera y cerrar su página y pongan tan poco empeño en acabar con todos aquellos especuladores y demás ralea que con la connivencia de los políticos están llevando a cientos de millones de ciudadanos a la miseria y dejan que millones de personas, unos mil millones de personas, tengan problemas para comer, beber agua potable o adquirir medicinas. ¿Quiénes son los piratas?
Un saludo.


jueves, 26 de enero de 2012

NOTICIAS BREVES

Camps y Costa han sido declarados no culpables de cohecho impropio por el jurado popular. Lo que no queda claro es si el jurado es popular o Popular. Tras esta noticia las instancias recibidas en el Ministerio de Asuntos Exteriores por parte de ciudadanos españoles para irse a vivir a Gambia han aumentado exponencialmente.


Los líderes de los sindicatos U.G.T. y CC.OO. llegan a un acuerdo con la C.E.O.E. para que los salarios de los trabajadores por cuenta ajena suban un 0,5% este año y un 0,6% los dos siguientes. Tras la pérdida de unos 20 puntos de poder adquisitivo de los trabajadores desde que entró el euro según cifras oficiales, más de un 30% si hacemos caso a las estimaciones de algunas asociaciones de consumidores, los sindicatos no dudan en seguir haciendo pagar a los trabajadores la crisis, siguiendo las directrices de los economistas neoliberales.

A cambio de esta bajada de sueldos la C.E.O.E. y los sindicatos dicen que los empresarios invertirán parte de las ganancias que genere esta congelación en sus empresas. De hecho lo están haciendo, pero fuera de España, pues el mes de diciembre pasado fue el primero en que las inversiones de empresas españolas en el exterior superaron a las que hicieron en España. Posiblemente la culpa también sea de los trabajadores por no dejarse sodomizar, por negarse a aceptar el derecho de pernada o por tener el pene más grande que  por los dirigentes de dichas empresas, provocando esta situación.

Tras los acuerdos tomados por los citados sindicatos muchos ciudadanos españoles se cuestionan la utilidad de estas organizaciones y de sus líderes. Es vox populi que Toxo y Méndez deberían abandonar dichos sindicatos, a ser posible para trabajar en la mina, y que deben ser sustituidos por personas que hayan trabajado algo en los últimos cinco años. Entre los nombres barajados se encuentran el de Mourinho, que aunque cobrará un pastizal al menos meterá el dedo en el ojo e insultará a los dirigentes de la patronal. Otro nombre que aparece en la lista es el de Coto Matamoros, que se pasaría el tiempo insultado a Rosell y compañía y mientras tanto, entre tirito y tirito, alargaría la negociación sine die, impidiendo pactos vergonzosos.  Los últimos nombres que aparecn son Juan Rosell o Federico Jiménez Losantos, al menos sabríamos lo que había y no nos sentiríamos engañados.

El juez Garzón continúa con su periplo por los tribunales, como acusado, esta vez por investigar los crímenes del Franquismo. La acusación, la extrema derecha, la prensa de derecha y extrema derecha y demás vísceras residuales del pasado se muestran muy complacidos por el hecho. Se sabe que alguien ha comentado "que durante el Franquismo había gente que vivía muy bien y que es una sinvergonzonería investigar si había gente que no vivía tan bien", achacando todo el problema a una trampa de E.T.A.

Un obispo arremete contra los homosexuales y otro cuestiona que Soraya Sáez de Santamaría sea la pregonera de la Semana Santa de Valladolid. Tras las correspondientes rectificaciones de ambos, más o menos creíbles, se espera que se pronuncien sobre los miles de millones que reciben de todos los ciudadanos, aunque sea para rectificar que están dispuestos a recortar dicha partida.

El gobierno insiste, tras la declaraciones a un periódico alemán, en que cumplirá con el objetivo del déficit, al menos a fecha de hoy. Tras las previsiones de distintos organismos económicos, nacionales e internacionales, que errarán en sus previsiones, para no variar, que hablan de un aumento del paro para este año en unas 500.000 si se aplican esas medidas, un miembro del P,P. desmiente que se hayan olvidado de su principal promesa electoral: crear empleo. "No me ven a mi, he conseguido un nuevo empleo, mucho mejor que el anterior. ¡Dónde va a parar!", argumentó dicha persona.

Gallardón plantea que toda aquella persona que recurra una sentencia, excepto en lo penal, pague las costas del juicio y, si gana, se le devolverán dichas costas, quedando exentos de dicho pago las personas que no puedan pagar las costas del juicio. Tras endeudar ad infinitum la ciudad de la que era alcalde ahora postula una justicia para ricos, pues el ciudadano medio, que, en teoría, puede pagar dichos actos judiciales se lo pensará muy mucho antes de recurrir. Grandísimo ejemplo de gestor de recursos públicos el de este Gallardón. Además ha planteado que los delincuentes que cometan ciertos delitos puedan cumplir cadena perpetua revisable y que ciertos delitos cometidos por menores de edad puedan ser juzgados como si fueran adultos. La bruja Lola nos ha comunicado que Berlanga le ha transmitido desde el más allá que es el momento de realizar la segunda parte de su película Todos a la cárcel.

En el Cuerno de África sigue existiendo una situación de emergencia extrema para millones de personas.

Barak Obama propone en el discurso sobre el Estado de la Unión acabar con las prácticas criminales de los especuladores. Además propone favorecer a las clases medias, las más castigadas por la crisis, siendo los más ricos los que más paguen. "Nunca es tarde si la dicha es buena", comentó un ciudadano, para continuar: "Si le ha costado tres años darse cuenta de que hay que meter mano a los especuladores y los ricos, confiamos en que dentro de otros tres años tenga claro quienes son los ricos y los especuladores. Para así, al menos, dejar parte del trabajo hecho al próximo que venga".

EE. UU., Europa, algún país árabe y algún comparsa más declaran un embargo comercial a Irán que afectará especialmente a sus exportaciones de petróleo. La cantidad de petróleo que no llegue al mercado por dicha sancíón será producida y vendida por Arabia Saudí, país teocrático y despótico como Irán y, por supuesto, fiel aliado de Occidente. ¡Ah! ¡Perdón! Que a los países del embargo les importa una mierda la calidad de vida de los ciudadanos de Irán, lo preocupante es que pueda poseer, o no, la bomba atómica.

El F.B.I. cierra Megaupload y detienen a sus creadores, acusándoles de todo tipo de delitos contra la industria del entretenimiento. Se cree que el siguiente paso del F.B.I. será entrar en Wall Street y detener a todos los especuladores que están destrozando la vida de miles de millones de personas. Respecto a lo hortera que es el propietario, han aparecido declaraciones que le defienden alegando los siguiente: "Este fulano fue capaz de construir un imperio con sus ideas, legales o no, ya veremos. Otros, que llegaron a presidir el país más poderoso del mundo, no sabían ni comer galletas y con sus acciones consiguieron que cientos de miles de personas murieran. Al menos el hortera no mandó a nadie a matar o a morir", concluyó.

miércoles, 25 de enero de 2012

RELATOS CORTOS

Avanzó hacia su automóvil huyendo de su miedo y de lo que dejaba atrás. Miraba continuamente girando la cabeza para asegurarse de que nadie la perseguía. Sus sienes le golpeaban con fuerza una y otra vez, parecían la membrana de una tambor percutido incansablemente por el miedo. A lo lejos escuchó una sirena, aspecto al que apenas prestó atención. Nada podrían hacer para ayudarle en ese momento, pensó mientras giraba de nuevo la cabeza, comprobando que nadie le seguía. Afortunadamente.
 Se introdujo en el vehículo que arrancó acto seguido. Ahora se sentía seguro. En unas diez o doce horas,  estaría disfrutando en un país sudamericano del dinero que había recibido por matar a aquel tipo.

La conoció una noche, totalmente colocado, y, aún así algo de ella quedó en su recuerdo. Años después ambos ríen juntos en la cama cuando recuerdan como ella le detuvo a él en aquella redada.

Se encontraba participando en aquel concurso de televisión que tantas veces había visto a través de su televisión. Además, por si ésto no fuera suficiente, había conseguido llegar a la final, donde se disputaría el premio con otros dos concursantes. Sabía que no tendría dificultad en ganarles, sus conocimientos eran infinitamente superiores a los de sus contendientes. Fue en ese momento cuando le vino a la cabeza todo el proceso previo que había tenido que superar para poder participar en dicho concurso, cuando había tenido que asumir una serie de compromisos, entre ellos el de dejar ganar al concursante que se encontraba a su derecha.

Durante años fue considerado un alumno con escasa inteligencia. Los distintos test arrojaban que su perfil intelectual lindaba con lo que se conocía como persona límite. Todo cambió cuando tras una revisión médica rutinaria se le diagnosticó hipermetromiopía. 

Vio el camión que se acercaba a toda velocidad hacia él mientras cruzaba el paso de cebra. Pareció quedarse paralizado por el miedo, pero realmente pensaba en el momento en que hace dos semanas el médico le comunicó que le quedaban uno o dos meses de vida y en el más tétrico instante en el que vio a su mujer y a sus hijos sin ningún ingreso. Tal vez por ello no le costó ningún esfuerzo pararse en ese paso de cebra ante esas veinte y pico toneladas que estaban a punto de arrebatarle la vida y de asegurar la de su mujer y sus hijos.

La montería estaba a punto de acabar, pero él siguió en su puesto y su tesón tuvo éxito. Disparó entre los arbustos a aquel animal que se movía con celeridad. Acertó de pleno, pero algo iba mal. El animal emitió un gruñído demasiado humano. Descendió rápidamente y se encontró con el cadáver de aquel guía. Tras el desconcierto inicial lo empujó hasta aquel agujero que tapó lo mejor que pudo. Pocos minutos después estaba con el resto de cazadores, comentando los mejores lances del día. Con la excepción de un joven perro alano, que descansaba junto a aquel trozo de tierra recién baldeada, nadie se acordó del guía.

Tras la operación recuperó la vista parcialmente y pudo comprobar que el mundo que le rodeaba estaba lleno de luz y de maravillosas formas preñadas de colores inimaginables hasta ese momento. Entonces comprendió que la vida distaba bastante de ser algo monocromo y sazonado de ese ansia destructiva que aquellos locutores de radio, que le habían servido de guía durante muchos años, se empeñaban en transmitir.

martes, 24 de enero de 2012

HAGAMOS CASO A LOS POLÍTICOS

ESTE TIPO HA DECLARADO QUE ESPERA QUE SUS CONCIUDADANOS HAGAN JUSTICIA CON SU CASO


Y CREO QUE ES UNA BUENA IDEA.
PERO ¿CUÁL SERÍA LA MEJOR FORMA DE HACER JUSTICIA CON ESTE PERSONAJE DELEZNABLE?


¿OBLIGARLE A VESTIR DURANTE TODA SU VIDA CON TRAJES DE  PRIMERA COMUNIÓN DE MARINERITO?


O, TAL VEZ, LA MEJOR OPCIÓN ES HACERLE VESTIR UN TRAJE A RAYAS DURANTE TODA SU VIDA


OTRA OPCIÓN SERÍA HACERLE LIMPIAR CON UN CEPILLO DE DIENTES EL CIRCUITO DE F1 DE VALENCIA


O LA ÚLTIMA OPCIÓN. IR A CASA DE TODOS Y CADA UNO DE LOS CIUDADANOS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA QUE ESTÁN SUFRIENDO LAS CONSECUENCIAS DE SU NEFANDA Y... ¡SORPRESA!, SEGÚN UN JURADO POPULAR, NO CORRUPTA GESTIÓN Y PEDIR PERDÓN.


domingo, 22 de enero de 2012

DECLARACIÓN DE INTENCIONES

Hace unos días murió un disidente cubano tras una huelga de hambre, el segundo en poco tiempo, que pedía libertad. El gobierno cubano, por contra, defiende que se trata de un delincuente común, un maltratador más concretamente, que se unió, una vez en la cárcel, a un movimiento disidente del régimen, buscando con ello mejorar su situación personal.
Ante la posible duda, si es que la pudiera haber, me quedo con la versión de Human Rights Watch: se trataba de un preso de conciencia. Recuerdo que Human Rights Watch son los que han denunciado el uso abusivo de la fuerza contra las diferentes manifestaciones ocurridas en los últimos meses por parte de todos aquellos que estamos Indignados.
Si he traído aquí este tema ha sido para realizar una reflexión sobre el transfondo de esta cuestión: los bloques ideológicos, basados en el antagonismo, no en el análisis frío de los datos.
Uno, que cree en la participación democrática de las ciudadanos (en la participación real, no en esta pantomima que estamos sufriendo), no puede alinearse con Cuba, Corea de Norte, China o cualquier otro país cuyo poder esté en manos de unos pocos, que hacen y deshacen a su antojo en todos los ámbitos de la vida del ciudadano. Por si algún lector está sorprendido, me gustaría recordarle que, por ejemplo, la crítica contra las monarquías feudales árabes, aliadas de Occidente, han sido una constante desde estas páginas. Aquí no hay buenos y malos por pertenecer a uno u otro bloque. De la misma manera se ha criticado la injerencia de las supuestas democracias occidentales en diversos lugares del mundo, especialmente cuando actúan buscando su beneficio económico y no el de los ciudadanos de los países que dicen defender, casi siempre (si alguien quiere ver lo hipócritas que pueden llegar a ser los "líderes" occidentales le recomiendo que repase la forma de encarar el problema de Túnez de Sarkozy).
No hace falta ser muy avispado para comprobar que la prensa oficial occidental, mayoritariamente en manos de la derecha, restriega situaciones como la del disidente cubano muerto, intentando socavar la "credibilidad" de las diferentes dictaduras. Habitualmente lo hace obviando como países "amigos" aplican la pena de muerte, reprimen a sus ciudadanos de todas las formas imaginables. Diría más, en algún medio se atreven a tildar de Cuna de la Democracia al país que todavía en muchos estados tiene la pena de muerte como forma de solucionar la delincuencia. Tampoco es necesario haber superado un master en comunicación para descubrir que la prensa a favor de otros regímenes, los atacados por la prensa derechista, ensalza a los países "disidentes", obviando cualquier crítica a la actuación de sus dirigentes o a la situación que viven ciertos ciudadanos disidentes o no, debido a las actuaciones de estos jerifaltes.


Uno, que considera que el maniqueismo está bien para andar por casa (¿cómo nos iban a caer bien o mal ciertas personas si no?), no considera coherente que esta confrontación sea la que rija las coordenadas de aquellos que aspiramos a que todo lo que ocurre en este planeta mejore. 
Para empezar, ni todo es malo completamente ni todo es bueno de manera absoluta. Si alguien considera que todo en EE.UU. o en Cuba es malo o bueno por completo le falta un hervor. Tal vez deberíamos centrarnos más en dos aspectos básicos de la cuestión.
  1. ¿Qué cosas buenas tiene cada país, régimen o como se quiera llamar?
  2. ¿Merece la pena que a cambio de esa bondad del sistema en algunos aspectos los ciudadanos sufran otras consecuencias adversas?
La primera respuesta variará en función de la visión ideológica de cada individuo, aunque considero que no sería muy difícil establecer unos mínimos que pudieran servir de baremo: educación gratuita y universal, sanidad igualmente universal, alimentación de los ciudadanos, libertad de expresión, trabajo...
La segunda pregunta tiene una contestación bastante más compleja. Los efectos colaterales del sistema pueden ser valorados por una u otra persona como inevitables y asumibles, o todo lo contrario. Por tanto el consenso, al menos de manera aparente, se torna más complejo. Sin embargo, tal vez todo sea más simple y el quid de la cuestión radique en la primera pregunta: en las estructuras de funcionamiento que proporcionan calidad de vida a los ciudadanos. En lo bueno. 
Sin embargo, tras todo este presumiblemente fácil consenso hay una dificultad mayor de la que pudiera parecer: el modelo de humanidad que pretendemos.
Tanto el modelo capitalista, especialmente este modelo salvaje que padecemos, como el marxismo se caracterizan por una cuestión que en el fondo les hermana: la concepción economicista de las relaciones interpersonales. Todo gira en función de un modelo basado en quien es dueño de los medios de producción, o de especulación en el caso de este capitalismo: el individuo o la sociedad. Pero ambos se olvidan de algo: todo tiene que estar hecho por el ser humano, para el ser humano. Sé que alguien podrá alegar de lo a cada cual según sus necesidades, pero en el fondo tras todo ello subyace una idea economista del asunto, pues todo se plantea en función de una lucha, tal vez inevitable en alguna forma, de intereses entre los poderosos y los que sufren a estos poderosos, que somos la mayoría. Como ejemplo meridianamente clarificador de lo que quiero decir podemos citar la concepción que Marx tenía del papel de los padres, la paternidad en sí, subyugado a la idea de producir. Curiosamente la misma idea que defienden personajes tan siniestros como Esperanza Aguirre. 
Yo intento ir un poco más allá. No es tan importante como llamemos a las cosas, como considerar al ser humano como el instrumento de medida. Todo ser humano, por el mero hecho de serlo debe tener derecho a unos mínimos que confieran a su vida dignidad. Entre estos mínimos se deberían considerar algunas opciones que ninguna teoría basada en lo meramente económico recoge y que Maslow recoge en su famosa pirámide. Especialmente algunas de las recogidas en las tres franjas inferiores de la base de dicha pirámide: seguridad moral, familiar, descanso...  En otras palabras: cualquier modelo debe incluir las necesidades que jóvenes y viejos, hombres y mujeres necesitan para que su vida sea medianamente plena. 


Todo lo que estoy contando en este último párrafo puede parecer una mala versión de un edulcorado culebrón, pero no es así. ¿De qué narices sirve tener las necesidades materiales cubiertas si no puedo disfrutar de mi hijo porque no tengo tiempo para ello? ¿Para qué quiero mucho dinero si no puedo estar con mis seres queridos o mis amigos? ¿Es aconsejable crear una gran industria que proporcione muchos empleos en una zona si dicha fábrica está envenenando el entorno en el que viven los trabajadores? ¿Qué tiene de bueno una sociedad con mucha capacidad de crecimiento en él que la gente no tenga tiempo ni de ligar, como ocurre en China, donde los padres empiezan a hacer de casamenteros para que sus hijos de 30 años les den nietos?...
No sé, tal vez no haya acertado con todos los ejemplos, pero creo que la idea queda bastante clara. Debemos huir de modelos basados en términos económicos para dejar paso a modelos respetuosos con el desarrollo del ser humano en todas sus facetas y con el respeto al medio ambiente. Curiosamente vivimos inmersos en una sociedad donde todo lo fía a cuestiones como: competitividad (que en el fondo se basa en machacar al de al lado), creatividad para producir más, disciplina, acaparar bienes, la mayoría innecesarios, y memeces por el estilo. Y digo vivimos porque el, en teoría, mayor país comunista, China, se basa en lo mismo.
Tal vez todo se deba a que el verdadero desarrollo no consiste en lanzar un satélite que vaya a los confines del Sistema Solar, si no en conseguir que todos los seres humanos que habitamos este planeta consigamos un nivel de vida digno, tanto en el apartado material como en otros aspectos más individuales. 
Lo siento, debo ser un tipo de izquierdas atípico, pero no creo en cielos en la Tierra. Creo en una mejora progresiva que lleve a conseguir que los humanos tengamos una vida digna sobre este planeta. No deseo que nadie muera por pedir sus derechos o que una persona que vive en Afganistán muera mientras celebra una boda por una bomba lanzada desde un avión no tripulado estadounidense y que, para más INRI, a ésto se le considere un daño colateral. Tan execrable me parece lo uno como lo otro. 


Evidentemente, como ya he contado en otras ocasiones, el decrecimiento económico contempla esa forma de ver las relaciones humanas y no dudo en alinearme con dicha teoría. Es más, considero que la verdadera izquierda se encuentra en estos momento ahí. No en la defensa de Cuba o de Corea del Norte. Y, tal vez, todo se deba a que se debe construir desde lo preexistente para mejorar todos y no vivir de alinearse incondicionalmente contra los enemigos de lo que nos parece abominable, con mayor o menor motivo.
Pudiera parecer que en esta entrada dedico pocas energías a dar estopa a los neoliberales, pero el lector habitual conocerá mi opinión sobre estos tipos que basándonse en su opinión, que a través de la historia han quedado suficientemente demostradas que son un fracaso, por lo que la repetición de los mismos errores de manera intencionada para favorecer a unos pocos es una estafa criminal, nos están llevando a la más absoluta de las ruinas materiales y morales.
Si he sido capaz de expresarme con cierta claridad el lector habrá comprobado que mi idea es construir y no buscar la confrontación como modo de justificarme. Se trata de perseguir una meta que nos beneficie a todos, olvidando que existen buenos y malos. Basándome exclusivamente en que existen seres humanos, iguales y distintos entre ellos.
Repito a alguien le puede parecer una narración almibarada, está en su derecho, pero prefiero tener una visión almibarada de hacia donde quiero ir que vivir de buscarme enemigos.
Un saludo.
P.D.: Me gustaría dejar dos enlaces que, en el fondo, transmiten lo mismo. Los integrantes de las comunidades, bien sean nacionales o de intereses, no tienen que pensar todos de igual forma y que hay gente luchando por hacer un mundo mejor.
El primero es de hace tres años.


Y un segundo enlace, publicado este mismo mes, remitido por un amable lector y que me ha parecido interesante, pues en su blog denuncia desde dentro la falsedad y, por qué no decirlo, la brutalidad del sistema financiero y económico en el que trabaja. Lo que demuestra que gente desde dentro del sistema también considera necesario que algo varíe. ¡Gracias por enviarlo!

sábado, 21 de enero de 2012

IDIOTARIO (LVII)

Absorto: trasero argentino con ABS.

Anómalo: expresión utilizada por la Iglesia y otras entidades conservadoras cuando quieren hacer ver a los niños que la homosexualidad, y más concretamente la penetración anal, es mala. 

Autoservicio: onanismo.

Bufón: faja alargada con una ranura estrecha para introdufir el forreo o la correspondenfia.

Galletas de chocolate: galletas que se ingieren tras fumarse uno o más canutos de hachís con la finalidad de saciar el hambre que dicha sustancia genera.

Golpe franco: en balonmano dícese de aquella acción sancionada como,  falta, sin ser penalty. Se determina que una acción es golpe franco cuando los que dirigen la contienda imponen su autoridad con el brazo derecho en alto, pudiendo imponer al afectado, con razón o sin ella, penas que van desde las más leves a las más extremas para conseguir el orden deseado.

Habeas corpus: expresión culta usada cuando un tipo, o tipa, ve a una tipa macizorra, o macizorro, para ligar con ella, o él. Es harto frecuente en esta época escuchar en los lugares de marcha, a altas horas de la madrugada, como los hombres, y las mujeres, se dirigen a la moza, o al mozo, elegido utilizando la expresión habeas corpus, me traes el cuerpo, para conseguir darse un revolcón. 

Impuestos indirectos: tipo de impuestos que te cobran directamente cuando adquieres algo. La doctrina económica dice que son los menos progresistas. Sin embargo en España se ha demostrado que no es cierto, pues empresarios y/o emprendedores varios han demostrado que se puede progresar, y mucho, a costa de estos impuestos, aunque sea no pagándolos.

Medalla a título póstumo: trozo de metal con tela que se ofrece a una persona cuando ha fallecido, generalmente contra la voluntad del finado, que hubiera preferido recibirla a título previo.

Régimen militar: se denomina así a los períodos de tiempo en que la tropa recibe poca o nula comida como consecuencia de fallos en la intendencia o de carencia de productos alimenticios.

República Democrática Alemana: antiguo país nacido como consecuencia de la división de Alemania entre los vencedores de la II Guerra Mundial. La R.D.A. quedó bajo control soviético que impuso rápidamente un gobierno afín. Dicho país existió entre 1949 y 1990 y se caracterizó, entre otros aspectos, por el espeso mostacho que tenían las deportistas de élite de dicha nacionalidad.

Sexo en vivo: dícese de aquel acto sexual que una mujer o un hombre realizan con otro hombre vivo. Cuando el partener sexual carece de vida dicha practica se denomina necrofilia y sirve para que Almodovar ruede películas. 

viernes, 20 de enero de 2012

LA UNIÓN SÍ QUE HACE LA FUERZA

Hace un par de días dediqué mi entrada a desmentir las tesis de Punset, pero hoy quiero hacer algo bien distinto: ensalzar la labor de una organización como Amnistía Internacional. Más concretamente quiero poner negro sobre blanco los logros de dicho organización, y de la presión internacional, por qué no decirlo, en diversos lugares del mundo.
En este enlace http://www.es.amnesty.org/noticias/buenas-noticias/, el lector podrá comprobar como se consiguen avances en le respeto de los Derechos Humanos, aunque las estructuras que los vulneran sigan intactas.


Debemos congratularnos todos de que se conmuten penas de muerte o de que ésta se pueda abolir en determinados lugares del planeta, de que disidentes políticos vuelvan a sus hogares tras haber pasado largo tiempo en prisión exclusivamente por sus ideas. Igualmente es motivo de satisfacción (parezco el Rey) que se castiguen los desmanes ambientales de diversas multinacionales, más atentas a sus beneficios que a cualquier otro concepto ético o moral. Pero tal vez lo que más nos deba satisfacer es que un puñado de personas de diversas organizaciones, algunas tan conocidas como la citada Amnistía Internacional o Greenpeace, Human Rights, Cruz Roja, WWF, Médicos sin Fronteras... y otros bastante menos conocidas pero más próximas a nosotros como la Plataforma en Defensa de la Enseñanza Pública, idem de la Sanidad Pública, asociaciones vecinales, de consumidores, de afectados por problemas varios... se están dejando la piel, de forma voluntaria y en muchos casos sin retribución alguna, para que vivamos en un mundo mejor, mucho mejor.
Sin embargo, la cuestión radica en que las estructuras económicas, políticas, religiosas, militares...,que sustentan todo el entramado, no desean soltar las riendas del corcel que han creado a su imagen y semejanza, obviamente, buscando el beneficio propio, sin pararse a valorar el coste humano de sus acciones.


Resulta evidente que la capacidad de los ciudadanos de agruparse en asociaciones encaminadas a defender derechos sociales, individuales o simplemente el medio que habitamos, supone un contrapunto a la forma de actuar despótica y falta de escrúpulos de los poderes fácticos.
A veces ni tan siquiera se necesita que dichas asociaciones hayan pasado por el Registro Civil, movimientos ciudadanos, organizados pueden llegar a tener un poder tremendo. Baste pensar lo que puede suponer para ciertas compañías una campaña organizada y prolongada para no comprar sus productos o no adquirir productos en sus tiendas. Una estupidez fascistoide como fue la campaña contra el consumo del cava supuso una merma considerable en la venta en España del citado producto (aunque los productores espabilaron y colocaron parte de sus excedentes en otros países).


Todo se puede resumir, al menos desde mi punto de vista, de la siguiente manera: las estructuras en el poder siguen aplicando su poder de manera despótica e inmoral. Ante esta forma de actuar existen movimientos ciudadanos, que por otra parte siempre han existido (los levantamientos en la Edad Media y posteriormente contra señores y en algún lugar contra los propios reyes, especialmente durante los períodos de escasez,  o las agrupaciones secretas en el XVIII y XIX que perseguían cambios en el póder -de aquí viene la mala fama de la Masonería- son claros ejemplos de ello), que intentan que esa forma de actuar de los que tienen la sartén por el mango sea distinta, respetuosa con los ciudadanos. Pero el cáncer existe y la labor de los ciudadanos agrupados intenta, y muchas veces lo consigue, paliar la metástasis moral de la forma de actuar, perfectamente organizada y reconocible, de los que detentan los distintos poderes.
Por tanto, nada nuevo bajo el Sol, pero al menos existen ciudadanos, muchos, que luchan por los intereses propios, y en muchos casos los ajenos, para intentar conseguir que nuestra vida, y la de nuestros descendientes, sea algo mejor. Tal vez sea ésto lo que debamos considerar: muchos unidos podemos plantar cara a unos pocos, muy unidos y organizados, que están atentando continuamente contra la dignidad del ser humano.
Un saludo.

jueves, 19 de enero de 2012

PEQUEÑA REFLEXIÓN

CUANDO UNO VE FOTOGRAFÍAS DEL UNIVERSO COMO ÉSTAS








SE PREGUNTA: ¿A QUÉ COÑO ESTAMOS JUGANDO PUTEÁNDONOS ENTRE NOSOTROS, SI NO LLEGAMOS A SER NI UNA GOTA DE AGUA EN ESTE OCÉANO, INMENSO E INABARCABLE, QUE NOS DA COBIJO

miércoles, 18 de enero de 2012

UN MUNDO MEJOR ¿SEGURO?

Lo que el lector va a leer hoy podrá desconcertar en un principio al mismo,  especialmente porque voy a arremeter contra una de los grandes divulgadores científicos de este país, tal vez el mejor. No, no me estoy refiriendo a Flipy, el citado divulgador es Eduard Punset.
El ex militante comunista durante el franquismo, viró en su ideología, aspecto nada reprochable, pues él, como otros muchos, con el paso del tiempo atemperaron su vehemencia revolucionaria para adaptarse a las circunstancias, tanto las vitales propias como las del contexto. Durante los primeros años del sistema generado por la Constitución del 78 le encontramos en el centro político, con algún flirteo incluido con CiU. Posicionamiento que no tiene, al menos desde mi punto de vista, nada criticable. Cada cual hace lo que quiere y lo que puede. 
Tal vez un aspecto más determinante para entender al personaje, al menos desde mi punto de vista, sea su trayectoria profesional antes de los coqueteos políticos. Punset trabajó para algunos de los periódicos económicos más importantes del mundo, por ejemplo para The Economist, llegando a ostentar cargos de responsabilidad en dicho tipo de prensa. Su etapa de periodista culmina cuando llega al F.M.I., trabajando como economista al servicio de dicha entidad supranacional. Parece evidente que su ideología no difiere en exceso de la que en estos momentos podemos denominar oficial. Basta leer lo publicado por él mismo hace un par de domingos en un suplemento dominical. Pero aunque dichas teorías, opiniones, me parecen execrables, nada voy a alegar contra él por ésto. No es el objetivo de la entrada de hoy.
En fechas recientes el protagonista de nuestra entrada ha publicado un libro, del que hace publicidad muy sabiamente, en él que defiende que vivimos en un mundo mejor, menos violento, que hace siglos; cuestión que no me parece tan diáfana como a él y como al psicólogo social que entrevistó el domingo.
Debo reconocer que no he leído el libro (hubo un breve tiempo en el que adquiría sus publicaciones, pero cuando descubrí que me dejaban un regusto de insuficiencia decidí gastarme el dinero en otras cosas), sin embargo tuve ocasión de ver, no de manera completa, su programa el domingo y asistí perplejo a la entrevista con el psicólogo social cuyas teorías sirven de fundamento, al menos así se lo he escuchado al autor repetidas veces, para el libro en cuestión.

 

Tal vez mi disensión se base en lo que entendemos cada uno por violencia. Resulta evidente que las guerras , esas en las que mueren jóvenes defendiendo a su "patria", en el continente europeo los últimos años han disminuido de manera significativa. Los europeos ahora nos dedicamos a ir a países de Asia, África y, en algún caso, a América Latina, ha "interponernos" entre unos y otros con suerte dispar y, salvo raras excepciones, cuando los que se estaban matando han decidido no matarse durante un tiempo o para siempre.  
Sin embargo, resulta obvio que si los europeos, los africanos o Rita la Cantaora mandamos soldados a algún lugar es porque otros se están dando de lo lindo. En África encontramos países, o simulacros de países, donde la guerra, bien por cuestiones religiosas, étnicas, económicas (resulta sorprendente que el mayor país exportador de coltán no produzca ni un gramo de la citada sustancia y la cosa no parezca que vaya a variar en demasía) o por la conjunción de varias de ellas a la vez, lo más frecuente. Países como Etiopía, Somalia, Nigeria, son un claro ejemplo. Es más, en algunos casos llevan décadas dándose para el pelo. Pero la situación no se circunscribe al continente africano y como no deseo enrollarme aquí os dejo un enlace sobre los puntos calientes que hay que seguir, de manera acertada,  este año:


Pudiera parecer que, a pesar de todo, las guerras son menores que hace diez siglos o que hace dos siglos y tal vez sea verdad, no poseo el dato concreto y reconozco que no me he molestado en buscarlo. Pero esta única forma de entender la violencia me parece burda y simplona. La violencia no sólo viene generada por guerras al uso. La prevalencia de los intereses de multinacionales y de la propia China, que no está dudando en expoliar los recursos de países africanos a cambio de bien poco para los ciudadanos (en algún caso a cambio de contaminación casi letal), también es una forma de violencia. Aprovecharse de los recursos naturales de ciertos países con la milonga de que estos países, no sólo africanos, el caso de Perú es otro gran ejemplo (mientras Repsol YPF exportaba el gas de dicho país, en determinadas zonas del país los ciudadanos se manifestaban por no poder disponer de dicha fuente energética), no poseen la tecnología suficiente para explotarlos es otra forma de violencia. Aunque podíamos extendernos en el asunto, y no lo haremos, no debemos olvidarnos que esta forma de violencia suele ir acompañada de gobiernos cleptocráticos que esquilman a sus ciudadanos, cuando no les encarcelan, torturan o matan. Un ejemplo claro lo encontramos en Guinea Ecuatorial. Todos estos supuestos están respaldados por los gobiernos occidentales donde se encuentran radicadas las sedes de las multinacionales que se están lucrando con la explotación de los recursos. Sería interesante no olvidar el dato de que Sarkozy condenó en un principio la revolución ocurrida en Tunez. Virando de posición ante el desarrollo de los hechos.


¿A cuantas personas afecta ese tipo de violencia? No lo sé con precisión, pero hablamos de centenares de millones de individuos anónimos. Entre los que no debemos incluir a los refugiados, que, a pesar de la buena nueva de Punset, en muchos casos tienen muchísimos problemas para volver a sus hogares, o lo que quede de ellos, y reemprender su vida.
Caso aparte, más sangrante aún si cabe, es el las grande hambrunas, y el de la miseria permanente, que en diferentes lugares de nuestro planeta tiñe de muerte e indignidad a eso que conocemos con el nombre de Humanidad. Sería absurdo ocultar que una parte de ese denigración del ser humano por parte de otros seres humnanos coincide con guerras, guerrillas y demás formas de violencia, pero no siempre ocurre así. Actualmente la cifra estimada de personas que se encuentran en situación de pobreza extrema se cifra en torno a 1.000 millones de personas.
Existe otra forma de violencia que vamos a denominar de los particulares, que es la ejercida por poderosas bandas criminales que consiguen poner en jaque a zonas de países y, en algún caso, a países enteros. Las maras centroamericanas, los cárteles de la droga en México, los problemas en las fabelas brasileñas... Aunque no pueden ser consideradas como guerras al uso, si se caracterizan por un uso de la violencia extrema hacia los ciudadanos.
Si a todo ésto sumamos el cada vez más desigual reparto de la riqueza (choca ver como Punset defiende el modelo neoliberal, incluso en India, donde no tiene ningún problema en reconocer que no se está produciendo un reparto de la riqueza generada, según él mismo admite), que afecta a los países del 1º Mundo. Situación que está abocando a la pobreza a cada vez mayor número de ciudadanos -o lo que es lo mismo: el sistema propicia que cada vez más ciudadanos vivan peor- tenemos una perspectiva nada halagüeña sobre la situación en nuestro planeta.
No sólo eso. Esta crisis, o lo que sea, está exacerbando el racismo, el odio hacia el diferente, especialmente hacia aquél que puede quitarnos el trabajo, generalmente el inmigrante que pugna por un puesto laboral de baja cualificación (aunque dicho inmigrante tenga una carrera universitaria).



Si a eso le sumamos otro tipo de violencia, la que ejercemos contra el Medio Ambiente, que está provocando de manera visible que el nivel de vida de los habitantes de muchos países esté descendiendo significativamente (basta mirar el número de alergias, el de personas afectados por enfermedades pulmonares debido a la contaminación o, en casos extremos, el de  muertes por la contaminación) o la cantidad de patologías mentales generadas por el estilo de vida tan saludable al que nos están abocando, la cosa no pinta nada bien.
Es posible que mueran menos personas en conflictos armados, cosa que no tengo tan clara, pues al haber mucha más población, aunque porcentualmente muera menos gente, el número total será superior. Puede que haya menos conflictos declarados, no lo sé, y que las guerras de expansión puras y duras sean menos frecuentes, aunque ahora otros medios, económicos, para hacerlo. Puede que... Pero si algo parece claro es que la situación no es precisamente un lecho de rosas para una buena parte de las personas que conformamos la humanidad. Al menos yo lo veo así.
Tal vez definir el concepto de violencia sea el primer paso para saber a que nos enfrentamos y luchar por erradicarla, pero ocultar que este planeta que nos estamos cargando tiene problemas serios, alegando que cada vez somos un poco mejores, y que en un futuro lo seremos aún más, me parece cuanto menos osado.
Un saludo.

martes, 17 de enero de 2012

NOTICIAS BREVES

Ha fallecido a los 89 años de edad Manuel Fraga Iribarne. El político que ocupó cargos durante el franquismo, el inmediato posfranquismo, la Transición y lo que vino después, sea lo que sea ésto, ya ha montado el primer pollo a las puertas del lugar donde se encaminaba su alma, por no atenderle con la celeridad y prontitud debidos que todo buen servidor público debe tener ante los administrados. Aunque ya ha sido recibido con todos los parabienes en su lugar de acogida, el gallego tiene dudas sobre con quien jugar la partida de dominó que tanto le gustaba. Duda entre el grupo de Lluch y Leopoldo Calvo Sotelo o entre amistades anteriores que fallecieron a mediados de los setenta, bien de muerte natural o bien como consecuencia de un vuelo imprevisto.

El Presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, ha aclarado que es muy probable que no se suban más impuestos, aunque cabe la posibilidad de que haya que subirlos. Ante lo aclaratorio de estas declaraciones queremos dejar claro que Mariano Rajoy tiene un programa político, o no, pero que va a mirar por el interés de todos los españoles, o no, pero siempre con la aprobación de Europa, o no. En definitiva, para estas y otras dudas acudan a Soraya Sáez de Santamaría los viernes que ella, tras el Consejo de Ministros, resolverá sus dudas, o no.

Francisco Camps se lleva un libro a una sesión de su juicio que trata sobre la traición y el abandono. Existen diferentes interpretaciones al respecto: las que defienden que dicha acción intenta ser un golpe al pronunciado mentón de Rajoy, por abandonarle a su suerte. Y otros, lo más píos, que defienden que es una forma de pedir perdón a los ciudadanos de la Comunidad Valenciana por su forma de actuar al frente de dicha comunidad, nada edificante desde un punto de vista moral e igualmente espuria a la hora de administrar los recursos de una comunidad a la que ha dejado poco menos que en la ruina.

La Casa Real, no la que está hipotecada, la del Rey, utilizó un asesor externo para intentar desmontar todo el tinglado del yerno del monarca campechano. Una vez más se demuestra que el uso de asesores externos por parte de la administración es un engañatontos que sólo favorece al contratado. Como parece obvio con haber dispuestos de funcionarios hubiera sido suficiente para resolver el problema. Una llamada a la Fiscalía del Estado y todo resuelto.

Comienza el juicio contra Baltasar Garzón por las escuchas que autorizó para impedir que los acusados del caso Gürtell se llevarán el dinero de España. Dicho juicio se va a celebrar impulsado por la acusación particular, pues la fiscalía no considera punible la actuación del juez. La acusación particular la sostienen gente de tan probada honorabilidad como el Bigotes, Correa y una médium que dice invocar a Franco.

Sigue la campaña de los candidatos que optan a ser secretario general del P.S.O.E. Tras escuchar el discurso de Carmen Chacón, más vacío que un examen de Belén Esteban, y el de Rubalcaba: "si yo llego al poder haré todo lo que no he hecho en dos décadas y media", la redacción de este noticiario ha decidido incluir esta campaña electoral como noticia prioritaria en la próxima edición que se haga en este blog de la sección Noticias Absurdas.

En Madrid multan con quinientos euros a las personas que rebuscan en los contenedores para conseguir comida. Ante la demostrada insolvencia de estas personas se está estudiando permitirles que paguen en especie, con la comida que encuentren en los contenedores, aunque corran el riesgo de ser pillados in franganti, siendo sancionados de nuevo con otros quinientos euros. 

En el Cuerno de África millones de personas siguen encontrándose en una situación desesperada.

La prima de riesgo sube y baja, aparentemente sin criterio conocido por parte de los expertos. Uno de estos pretendidos expertos ha declarado lo siguiente: "¡Cuidado que era una familia extensa y tuvimos que coger a la prima de riesgo que tiene muy mala hostia!". Tras estas declaraciones se fue a comer a un restaurante de a 150 euros el cubierto.

Un crucero italiano embarranca y se escora fatalmente tras una maniobra innecesaria del capitán, que se dio a la fuga. La compañía propietaria del buque se ha apresurado a desmentir que el capitán fuera un conocido bailaor español.

El Partido Nacional Escocés propone un referéndum para conseguir la independencia de Escocia. Dicha independencia consistirá en compartir soberano, en este caso Isabel II, ejército, política exterior, banco central y, por ende, moneda. El gobierno de Escocia se haría cargo de los impuestos, la explotación del petróleo, los pasaportes,  la retransmisión de los partidos de fútbol, la longitud oficial del kilt, la típica falda escocesa, y la previsión metereológica.

En EE.UU. sigue desarrollándose la campaña para nominar al candidato del Partido Republicano que ha de disputar la presidencia del país a Barack Obama. Por el camino se van quedando aquellos candidatos que dicen ser los representantes de Dios en la Tierra, los justicieros de Dios y aquellos que desean invadir Mozambique, aunque no sepan donde están. Los que siguen en la pugna son más moderados y, salvo una excepción, todos dicen que Dios les ha elegido para una misión: salvar a su país del desastre y de Paris Hilton.

Fangoria lanzará un nuevo disco al mercado este año. "Se tratará de nuevo material con ritmos a la última", declaró uno de los componentes del dúo. "Es un material fresco, actual y muy bailable", concluyó. Como primicia podemos adelantar que encontraremos temas como: La Tarara, Ojos verdes, la del carro de Manolo Escobar remasterizada...

lunes, 16 de enero de 2012

TRABAJADORES AL FIN Y AL CABO (II)

Como el lector recordará el tema que ocupa las entradas de ayer y hoy es la minusvaloración del trabajador, mediante una campaña mediática contundente y falaz.
Cuando lo dejamos habíamos desmontado alguna falsedad, como la de la necesidad imperiosa de bajar salario para ser competitivo. La entrada de hoy la retomaremos analizando otra estupidez de los opinadores neoliberales: la pérdida de derechos y de poder adquisitivo de los trabajadores no sirve para crear empleo. Vamos a ello.
Un  día sin avisar, al menos los que se dicen economistas neoliberales no supieron ver los avisos, la realidad volvió a mostrarse implacable; se calzó sus botas con puntera reforzada y dio una patada en los huevos a aquellos defensores de la bajada de sueldos, de la pérdida de derechos y demás tropelías. Muchos de ellos, los que no han acabado en la puta calle, han visto como sus salarios se han visto congelados, reducidos, deben trabajar más horas y demás cuestiones archiconocidas que, para sorpresa de ellos, no han contribuido a mejorar la situación individual  y colectiva de los ciudadanos de este país.
¿Para que ha servido que los trabajadores españoles pierdan en los diez últimos años pierdan trece puntos de poder adquisitivo según las cifras oficiales (según cálculos de asociaciones de consumidores esta pérdida, desde que entramos en el euro es de cerca de treinta puntos)? ¿Para crear empleo? ¿Para ser más competitivos? Me abstengo de responder, pues el lector conoce de sobra las cifras de paro de nuestro país.
Retomemos el tema de la degradación que ha sufrido la imagen del trabajador, gracias a los seguidores de las opiniones, que no teorías, neoliberales.
Resulta harto sorprendente que los dictados de estos personajes se olviden de algo tan obvio como los siguiente: si el trabajador desempeña su cometido de manera correcta ¿por qué se le debe bajar o congelar el sueldo? Máxime cuando las empresas no tienen déficit. O lo que es lo mismo: ¿por qué no se valora el trabajo que realiza la persona en su puesto de trabajo? Las opiniones de estos personajes que rigen, o lo intentan, nuestros destinos económicos se basan en supuestos etéreos, en el que el presunto bien común se encuentra por encima de la realidad.
Seguro que algún lector habrá asociado dichos postulados con los de una religión. Existe un ente superior, en este caso la Economía, que obliga a sacrificios en vida, en este caso laboral, en pos de un bien mayor que, por cierto, parece que nunca se puede alcanzar, pues siempre hay algún nuevo precepto que cumplir para alcanzar el Nirvana económico. Pero hay una diferencia crucial con las religiones, especialmente con las ramas más light de las religiones: la nueva religión impone sacrificios no elegidos por el ciudadano. Si un tipo se fustiga voluntariamente porque su religión "así lo dice", allá él, pero la gran mayoría de nosotros no hemos elegido la religión neoliberal. Es más, muchos gobiernos, como el de Z.P. o el de Schroeder, engañaron a sus electores, o a parte de ellos, para comulgar con la nueva fe.


Siento que me estoy dispersando y estoy perdiendo de vista el motivo que me ha llevado a realizar estas entradas, por lo que vuelvo al tema.
El que suscribe que el trabajador debe ser valorado por la labor que realiza y la eficacia con la que la lleva a cabo. Aunque pueda levantar ampollas el ejemplo de los controladores es el más indicado. Estos trabajadores han conseguido que el número de accidentes aéreos en este país, al menos en la parte que a ellos corresponde, sean cero (el último, por ejemplo, tenía bastante más que ver con la compañía aérea que no realizó los arreglos necesarios en el aparto correspondiente). O lo que es lo mismo: cumplen su desempeño, huelgas aparte, con una eficacia extraordinaria. ¿Cuál es el motivo para bajar sus sueldos (que por cierto no eran los que el infame Pepiño decía en público)? ¿Qué son muy altos? Más costoso es perder una vida, o muchas, por la ineficacia de un controlador. De hecho su trabajo no debía ser tan fácil cuando los controladores aéreos militares no les pudieron sustituir (hace años se hizo ésto en Francia con resultados catastróficos). Por cierto ¿qué legitimidad tienen para pedir que se baje el sueldo de alguien aquella persona que defiende a corruptos por el mero hecho de ser de su partido? Puestos a elegir no tengo ninguna duda: páguese un pastón a aquel que hace bien su trabajo, del que, por cierto, nos beneficiamos todos. Detalle este último nada baladí.
Este ejemplo me servirá igualmente para demostrar lo siguiente. El, presuntamente corrupto, Pepiño Blanco (el mismo que mintió en la Noria sobre los sueldos de los funcionarios), con el apoyo inestimables de diferentes medios de comunicación, se encargaron de realizar una muy efectiva campaña de desprestigio contra este colectivo, igual que está ocurriendo desde hace años con el colectivo funcionarial, o que ocurría, y ocurre, con los parados (para cierta gente unos vagos que prefieren cobrar una mierda, o no cobrar nada, antes que trabajar). Sí, todo se trata de desprestigiar a colectivos, mediante campañas debidamente orquestadas, para que una parte de la ciudadanía arremeta contra ellos, acusándoles en muchos casos de todos los desastres, colectivos y personales, habidos y por haber. Item más, parece que una parte de los ciudadanos disfrutan cuando a estos colectivos les quitan derechos adquiridos, para que todos estemos "igual". Evidentemente esta política lleva a la distracción y, por supuesto, a no señalar a los auténticos culpables del desaguisado en que nos vemos inmersos.


Si algo parece evidente es que el razonamiento de trabajadores que arremeten contra otros trabajadores es tan absurdo, ni tan siquiera egoísta como veremos más adelante, que conduce a la miseria más absoluta de todos los trabajadores. Igualar a diferentes colectivos, restándoles derechos, conduce a una pérdida generalizada de derechos. Recuerda el lector ese dicho atribuido erróneamente a Brecht: "primero vinieron a por...", el religioso que lo escribió lo define mejor de lo que yo podría hacer en cien líneas. El mal de los iguales, acabará cavando la tumba de todos.
Ciertas personas, muchas, han olvidado que lo único que poseemos, a nivel individual, es nuestra capacidad de ofrecer un trabajo y, a nivel colectivo, nuestra capacidad de asociarnos para presionar para que todos nos igualemos, en la medida de lo posible, por arriba, no por abajo.
El trabajador debe recibir un salario y tener unas condiciones de trabajo en función de la eficacia en el mismo y a lo que deberíamos aspirar es a igualarnos por arriba, no a regodearnos en el mal ajena, que como dije se convertirá, en no mucho tiempo, en el mal propio. Debemos luchar porque se valore de manera adecuada nuestro trabajo, cuando ésto ocurra habremos dado un paso adelante muy importante.
No vivo en los mundos de Yupi y sé que este país tiene un número escandalosamente alto de parados, algunos no tanto, pero todo el mundo debe buscarse la vida. Pero también sé que si entre todos, parados incluidos, caminamos hacia la misma dirección, personajes como Juan Rosell tendrán muchos problemas para gestionar una patronal basada en la idealización del empresario y la degradación del trabajador hasta una categoría cuasi delictiva.


Voy a concluir con dos reflexiones, que no sé si van a ayudar a mejorar la  calidad de la entrada, pero que creo necesarias.
Todos los trabajos son necesarios, aunque pudieran parecer secundarios o no apropiados para cierta gente. ¿Se imagina el lector lo que ocurriría si los servicios de recogida de basura de su localidad hicieran una huelga de dos semanas?
En segundo lugar es muy difícil cuantificar cuanto deben cobrar muchos profesionales. ¿Un guardia civil debe cobrar en función de las multas que pone, de la gente que ayuda en la carretera o del accidente que evita? ¿Un médico debe cobrar en función de lo que ahorra, que también, o de la pronta identificación de enfermedades, especialmente aquellas que son graves, lo que generará un ahorro posterior y una mayor calidad de vida del paciente? ¿Cuánto ha de cobrar el tipo que dirige y organizó el sistema de transplantes español, el mejor del mundo? A mi, personalmente, no me importaría que su sueldo mensual tuviera cinco cifras, o seis, pues este tipo ha hecho más por su conciudadanos, nosotros, que lo que harán el 90% de los políticos en toda su "carrera política".
Tras estas dos entradas si algo parece claro es que la solución de los problemas no es denigrar al trabajador y restarle derechos, al menos por parte de otros curritos. Al contrario. La solución es luchar para que las rentas del trabajo, y por ende sus derechos, aumenten y, a lo mejor, el sistema agónico (ese que está llevando a muchas mujeres en el Reino Unido a prostituirse para pagar la cada vez más cara y menos becada universidad) aguanta un poco más, tanto como los recursos disponibles lo permitan.
Un saludo.
P.D.: Si toda alguien cree que la solución es enfrentarse con otros colectivos de trabajadores le invitaría a leer el siguiente artículo:
http://www.attac.es/2012/01/16/las-verdaderas-intenciones-del-banco-central-europeo-y-las-elites-financieras-2/


domingo, 15 de enero de 2012

TRABAJADORES AL FIN Y AL CABO (I)

Leo comentarios de lectores en diferentes periódicos digitales cargando contra los funcionarios, a los que se les identifica como el germen de todos los males que padecemos. Uno ya está curado de espanto y no le da más importancia, lo más que hace es, en algún caso, contestar a alguno de esos iluminados desmontando sus argumentos. El más gracioso era uno que cargaba contra los maestros y exponía sin rubor que dentro de dicha carrera no existían las especialidades. Según él se debía adquirir esa especialización durante las vacaciones, de tres meses y medio según cálculos propios. Aparte del desconocimiento de los planes de estudio, aportaba su innegable estulticia a lo que supone especializarte en algo tan importante como la formación de nuestros hijos. Pero anécdotas aparate, resulta gracioso que el personal, trabajadores intuyo, focalice su malestar en determinados colectivos que, en líneas generales, poco o nada tienen que ver con la gestación y el desarrollo de esta crisis. Aunque he comenzado por los funcionarios, colectivos como los parados, los inmigrantes y algún otro son blanco predilecto de este tipo de personajes, que aspira a restar derechos o a criminalizar a ciertos colectivos para "mejorar" la situación. Curioso: cuanto más jodido esté el de al lado parece que mejor me va a ir a mi. Argumento digno de Marx, Groucho.
Respecto al tema de responsabilizar a los inmigrantes del hecho podemos decir dos cosas: existe un racismo patente y, en segundo lugar, existen estudios bastante serios realizados por sociólogos que demuestran que la lucha por ciertos nichos laborales, en este caso los menos cualificados, genera un "odio" hacia esos que los desempeñan, en muchos casos porque los empresarios les pagan una mierda y los inmigrantes están dispuestos a tragar con lo que sea. Nadie recorre miles de kilómetros o se juega la vida en una patera para morirse de hambre en su país de destino.
Pero éste no es el asunto que me ocupa hoy. El tema a tratar lo constituye esa falsa creencia, muy atractiva para los teóricos del neoliberalismo, que defiende que existen trabajadores privilegiados, que han de perder sus derechos para que todo funcione mejor. Sorprendente.


No hace falta ser un genio para comprender que en el mundo de la empresa todo funciona de la siguiente manera: un empresario contrata a uno o varios trabajadores para producir algo. Los trabajadores reciben un sueldo a cambio de su trabajo y el empresario o los accionistas se quedan con los beneficios (¡ojo! el hecho de no obtener beneficios no implica automáticamente que la empresa vaya mal, las inversiones requieren un pastizal y, en ocasiones, esas inversiones que dan más beneficios a largo plazo, requieren mucho dinero, por lo que los balances durante uno o dos ejercicios pueden ser negativos). Este mecanismo tan sencillo se basa, en teoría, en el interés común de los empleados y los dueños: cuanto más trabajo haya y mejor se haga éste, mejor nos va a ir a todos. Estas tesis, se acompañaban de sueldos dignos, para que los propios trabajadores pudieran adquirir los productos manufacturados. Todos contentos y, como se puede comprobar, bien sencillo. Sin embargo con las teorías neoliberales, las que desde los años 70 se empezaron a implementar, siguiendo las tesis neoliberales del "gran" Milton Friedman (las teorías monetaristas que hablaban de contener salarios son de este lumbreras), esa comunión de intereses era innecesaria, lo importante era que el empresario ganara más. ¿Para qué? Pues para que lo pudiera resdistribuir creando más riqueza. ¿Cómo? De eso no se habla nada, pues eso se deja al libre albedrío del empresario, accionista o lo que fuere. Pero repito, lo importante era que el empresario ganara más.


La consecuencia de estas opiniones, me resisto a llamarlas teorías, han sido evidentes: en la mayoría de países los rendimientos del trabajo (la parte del pastel que se llevan los trabajadores) han disminuido. Si bien en un primer momento ésto se pudo suplir con créditos, a día de hoy, con la crisis financiera, nos hemos encontrado de golpe y porrazo con la cruda realidad: los trabajadores ganamos menos, mientras muchas grandes corporaciones siguen ganando más. Resulta sorprendente, o no, que la aplicación de estas teorías hayan perjudicado seriamente en muchos países a la pequeña y mediana empresa, que falta de crédito y de consumidores esté sufriendo las consecuencias de estas políticas, repito basadas en las opiniones de unos iluminados que en sus despachos viven, o vivían, afortunadamente Friedman (el amigo de Pinochet o de George W. Bush ) las ha espichado, muy bien. 
Este proceso de minusvaloración del trabajador, concebido meramente como un instrumento para obtener beneficios, ni tan siquiera se le considera consumidor final, ha sido posible gracias a que supuestos economistas y supuestos periodistas expertos en economía han lanzado desde sus tribunas respectivas diatribas encaminadas a encumbrar al empresario, considerando que el trabajador es un mero objeto, que ha de agradecer la bondad del empresario, emprendedor o como cojones lo quieran llamar. Ejemplos claros de esta política de denigración de la figura de currante la tenemos en personajes tan nefastos como Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que debiera dar con sus huesos en la cárcel, o personas que aparecen en los medios de comunicación como Federico, Herrera y demás tropa que pueblan sus programas y otros similares.
Si bien los grandes poderes económicos tenían interés en que estas ideas cuajaran, no podían ponerlas en práctica si, al menos, una parte de la población no concebía como acertadas estas premisas. Y, hete aquí, que tras insistir e insistir una parte de los ciudadanos, no sólo en este país, empezaron a considerar que la bajada de sueldos, las pérdidas de derechos, eran necesarias para conseguir vete tú a saber qué. Eso sí, en la mayoría de los casos los que debían sufrir bajadas de sueldos, recortes de derechos eran los otros, pues los convencidos de estas doctrinas consideraban que ellos cumplían a las mil maravillas con su desempeño laboral y eran los demás los que suponían un lastre para el "crecimiento", el pleno empleo y la conversión del agua en vino.


Como muestra de estas políticas basadas en el castigo al trabajador se puede exponer lo que ocurre con el asunto de la competitividad de las empresas. Para que una empresa sea competitiva, además del archicacareado asunto de la productividad (que no necesariamente está relacionado con los sueldos), existen diversos parámetros, que además varían en función del tamaño de la empresa. Cuestiones como la inversión en I+D +I, o I+ D, el asociacionismo (lo vemos claramente en las grandes multinacionales del automóvil, el motor de varias marcas, unas japonesas, otras francesas es el mismo, reduciendo costes y aunando esfuerzos). Si a todo ello añadimos la calidad del producto, la satisfacción del cliente, el servicio prestado, la imagen de marca... obtenemos que la competitividad es un asunto complejo, donde el empresario o el gestor de la empresa tiene mucho que ver. Pues pásmese el lector, parece que lo único importante para ser competitivo es la cuantía de los sueldos de los trabajadores, como bien lo demuestran los alemanes, los filandeses (uno de los países más competitivos del mundo), los japoneses y demás recua de países que pagan sueldos que no son precisamente de miseria a sus trabajadores y son hipercompetitivos.
Haremos un alto, pues ni deseo agobiar al lector ni mis dos o tres neuronas dan para más. Mañana seguiré con el tema.
Un saludo.