lunes, 17 de junio de 2019

IDIOTARIO (CVIII)

Altura de miras: Uso del órgano de la visión por parte de una persona de más de dos metros de altura.


Antena: lugar donde con antelación no existía nada, dicho en dialecto gaditano. Ej: ¿Qué había antes aquí. Aqui no había "antena", quillo.


Cuentas pendientes: calculas el número de joyas o adornos que se ponen en el lóbulo de la oreja.


Democracia: forma de organización política en la que los ciudadanos son soberanos y pueden elegir y ser elegidos para gobernar. Una de las características principales de este sistema es que cualquier persona puede ostentar un cargo público, incluso los políticos que tenemos.


Edad Antigua: época en la que los adolescentes creen que viven sus padres.


Experto: todos y cada uno de nosotros cuando hablamos de fútbol, Educación o Sanidad.


Frase pasiva: oración que deja que las cosas ocurran en un texto oral o escrito, sin intervenir.


Grifo: animal mitológico que aparece en diversas culturas. Se caracteriza, con variaciones según la cultura, por tener cabeza de águila y cuerpo de león. En la actualidad  existe una importante comunidad de seguidores del grifo en su variedad grifo de cerveza.


La letra con sangre entra: acto de tatuarse una o varias letras o palabras. 

jueves, 13 de junio de 2019

RELATOS CORTOS

PENSAMIENTOS

Desde hacía mucho tiempo consideraba que leer la mente de algunas personas que la interesaban de manera especial sería algo fantástico, Podría saber si era correspondida, porque, por lo general este interés venía derivado de una atracción física o sexual, en ocasiones, las menos, esta atracción podía definirse como amorosa (o eso creía ella, hasta que desaparecía el encantos. Por tanto, esta habilidad la supondría una ventaja y una forma de minimizar riesgos. Sin embargo, sabía que esta idea, recurrente, sólo podía definirse como una ensoñación, que  servía para mitigar los miedos que la abordaban  cuando se enfrentaba a la posibilidad de ser rechazada por un hombre que le parecía interesante.
También había comprendido, gracias a experiencias dignas de olvidar, que no sentía ningún interés por conocer los pensamientos de aquellas personas que consideraba despreciables por su forma de pensar y, sobre todo de actuar. Consideraba que no podían aportar nada positivo.
Y entonces, cuando los vio, comprendió que no necesitaba conocer los pensamientos de aquellas personas que consideraba despreciables. Supo como concebían el mundo, cuando vio a su expareja abrazando y besando a otra mujer.




UN HOMBRE GRIS

Su nombre era Adolfo y sus apellidos Gómez Pérez, pero se podía haber llamado Gris Ceniciento, porque todo el mundo coincidía en que era un hombre gris. 
Frisaba los sesenta años.Vestía siempre de igual manera. Se aferraba a unos horarios y hábitos de manera kantiana, que sólo varió en cierta medida, cuando tuvo amigos, muy pocos, tres o cuatro, en su vida. En esas ocasiones solía quedar con ellos, siempre de manera individual, no coincidieron esas amistades en el tiempo, en su casa, para tomar café o, en ocasiones especiales, para comer. Pero en eso el destino también pareció seguir unos hábitos o costumbres. Todos sus amigos fallecieron tras un tiempo. Cuando esto ocurría Adolfo volvía a su antiguo ser y a su casi atávica rutina, que indicaba hasta en qué mes se compraba ropa, siempre en la misma tienda. 
A veces la vida le ponía retos, como cuando su peluquero se jubiló y cerró el negocio. Tuvo que romper la rutina de ir siempre, el mismo día del mes, a cortarse el pelo a la misma peluquería, con el mismo peluquero de siempre; pero, una vez encontrado un nuevo lugar para este menester, lo incorporó a su catálogo de rutinas.
Pero un día todo aquello se quebró cuando la Policía irrumpió en su trabajo, preguntó por él y se lo llevó esposado. Nadie en la oficina daba crédito a lo que veía. Se habrían equivocado, fue el comentario genealizado, porque ese hombre gris no podía había quebrantado la ley ni por error. 
Un para de horas después, en comisaría, Adolfo respiró tranquilo tras la lectura de los cargos. Sabía que la rutina no se rompería. Sería una nueva rutina, la que le esperaba en la cárcel por ser el autor del envenenamiento, con resultado de muerte, de sus antiguos amigos.




CUESTIÓN DE CANTIDAD


En la televisión apareció un rostro que conocía desde la infancia. Hacía tiempo que había perdido el contacto con él, pero no albergaba dudas sobre quién era: Joaquín, su compañero de pupitre en tercero de EGB y hoy líder del partido de la oposición y aspirante a presidir el Gobierno del país. Se le hacía extraño escuchar su discurso, insustancial y previsible. Siempre le recordaba como un niño un poco apocado, listo, pero tampoco en exceso, al que el fútbol no se le daba especialmente bien. Todo hacía presagiar que Joaquín iba a convertirse en tipo del montón, con una casa unifamiliar, una familia de dos hijos, un monovolumen, que se iría una semana o diez días de vacaciones en verano a la playa.  En otras palabras, en lo que él se había convertido. Él, el chaval más guapo de clase, tan inteligente o más que Joaquín, muy popular y buen deportista. ¿Qué pasó para que uno y otro acabasen en el lugar que, a priori, no les correspondía?
Esta pregunta le estuvo corroyendo durante unos días y llegó un momento en que sintió la necesidad de contestarla. Comenzó a buscar información sobre su antiguo compañero en Internet. Así pudo enterarse de como se había producido su ascenso en el partido, siempre al lado del vencedor en las luchas intestinas que habían tenido lugar en él. También, gracias a esa búsqueda, supo que estaba casado con una mujer bastante atractiva y que era padre de cuatro hijos, todos con una presencia estupenda, al menos en las fotografías que aparecían en la pantalla del ordenador. Vivían todos felices, o eso pretendía mostrar aquel reportaje que estaba leyendo, en una casa bastante más grande que la suya. Un rato después accedió a otro artículo donde comentaban que todos ellos habían disfrutado de tres semanas de vacaciones en un lugar costero de una isla y, de nuevo, sonrisas por doquier en el reportaje.
Apagó el ordenador y se quedó pensativo. No acertaba a comprender como había ocurrido ese cambio de papeles. Él era el líder, el niño carismático en el colegio, sin embargo, Joaquín había triunfado. Pero no tardó en comprender que, en el fondo, todo podía considerarse una cuestión de cantidad. Ambos tenían una familia, Joaquín una más numerosa y sonriente. Ambos tenían una casa, Joaquín una más grande. Ambos se iban de vacaciones, Joaquín las disfrutaba durante más días y en un sito más caro. Joaquín tuvo y tenía mucha ambición, él no.



CASABLANCA


Ella le hacía sentirse como Ricky en Casablanca, un héroe anónimo. Ella detestaba los aeropuertos con niebla.










lunes, 10 de junio de 2019

ENTREVISTA EN PROFUNDIDAD (III)

Entrevistador- Te había planteado hablar de la memoria histórica para iniciar esta tercera parte de la entrevista. ¿Qué puedes decirme sobre el asunto?

Juan Morín- Imagino que te refieres a lo ocurrido durante la Guerra Civil y el franquismo.

E- En efecto.

JM- En la Historia los hechos son los hechos y eso es lo que debemos conocer. Después quedan consideraciones morales, y de Justicia, como la enterrar con dignidad a los muertos asesinados durante el franquismo o la de investigar el masivo, y silenciado, secuestro de niños, para ser vendidos a familias pudientes, afines al régimen. Imaginemos que se investigara en serio sobre el asunto. Teniendo en cuenta que se estima en unos trescientos mil los niños secuestrados durante cinco décadas y que todos ellos fueron vendidos por los traficantes de seres humanos a personas pudientes, no resultaría descabellado pensar que tipos ultraconservadores y ultraliberales, que hoy dirigen. o han dirigido, el país, sean hijos de "rojos" (hace un gesto de poner comillas mientras dice la palabra) o de agricultores explotados por el señorito de turno.

E- Entonces, ¿condenarías el franquismo?

JM- El franquismo, y  Franco, se condenan conociendo la Historia. Franco fue un ventajista, que llegó a ofrecerse a la República para solucionar las intenciones golpistas de sus camaradas. De igual manera, cuando vio que los nazis lo empezaban a tener crudo, envió una carta a los aliados ofreciendóse como mediador en un proceso de paz entre los dos bandos. Un ventajista. Su visión autárquica de la Economía generó miseria y muerte por doquier en este país. Y fue cuando abandonó, forzado por las circunstancias, su idea, cuando el país empezó a resurgir.
Lo mejor es conocer, saber para poder criticar con conocimiento de causa y no decir disparates, como los que se están diciendo por parte de unos y otros.
Lo que resulta absurdo es reescribir la Historia, basándose en aspectos ideológicos y no en hechos.

E- ¿Qué opinas sobre que determinados monumentos se demuelan o determinadas calles cambien de nombre?

JM- Volvemos a lo mismo, la Historia no va a dejar de existir por quitar tal o cual cosa. Lo interesante es conocer la Historia. Es mucho más eficaz para recordar lo que fue una dictadura explicar lo que fue. Pongo un ejemplo. En un lugar donde he vivido hay un gran parque, construido por los presos, semiesclavos, republicanos. A nadie se le ha ocurrido derribarlo, pero sí poner una placa explicando por qué existe hoy ese parque, del que niños y adultos pueden disfrutar. Vivir el presente, conociendo el pasado.

E- Cambiemos de tema. ¿Qué lugar te gustaría conocer?

JM- Finlandia, Nueva Zelanda, Canadá, Madagascar...

E- Son lugares muy distintos y, alguno de ellos muy distantes.

JM- Cierto. Imagino que me gustaría conocer otros muchos sitios, pero estos han sido los que han surgido. Creo que lo importante es tener buena compañía en esos viajes y, a ser posible, poca gente foránea para visitar los lugares.

E- ¿Tú también crees que el turismo está acabando con determinados lugares por la masificación que supone?

JM- Es un asunto complejo. Por una parte, ir a ciertos destinos supone una inmersión en una riada de turistas que, si se quieren, restan autenticidad a los lugares. Visitas espacios, pero no puedes ver como la gente que vive en esos lugares hacen su vida en esos espacios.
Por otra parte, ¿quién puede privar a otra persona de que visite un lugar? Entra dentro del ámbito de la libertad del individuo.
Sin embargo, también hay otra cuestión: para mucha gente el turismo es decir que se ha estado en tal o cual sitio y no ver lo que te ofrece. Te voy a contar una anécdota al respecto, que me sucedió hace poco.
En una ciudad europea, famosa por sus vinos y una torre, la visita a dicha torre supone una obligación. Como todo buena edificación de ese estilo ese espacio tiene un numero de campañas, en este caso amplio. Cuando yo estuve visitando el lugar, a cuya parte alta se accedía a través de una escalera de caracol, la gente no se detenía a contemplar el magnífico espectáculo que ofrecía el conjunto de campanas, más o menos a la altura de la mitad de la torre. Lo importante era subir y bajar a toda velocidad y hacerse un selfie en la parte superior.
Los lugares hay que paladearlos. No fotografiarlos.
Por otra parte, si restringiéramos el acceso a calles y espacios públicos a los turistas de a pie, como tú y como yo, se cometería una injusticia, porque seguro que aquellos que tuviesen mucho dinero no tendrían que sufrir esas restricciones.
Es un asunto muy complejo.

E- Vamos a algo más personal. ¿Qué le pides a tu pareja?

JM- No lo sé. Estar bien con ella. Creo que es lo más importante. Compartir tu tiempo y tu vida con alguien, por no estar sólo, es contraproducente y puede generar una gran infelicidad.
Sí, creo que lo importante no es pedir, es sentirse bien.

E- Parece sencillo.

JM- ¿Tú crees?

E- Vamos a ir cerrando la entrevista. Te voy a hacer una pregunta un poco... No sé decide tú como definirla. ¿Cómo te gustaría morir?

JM- ¿Se puede elegir? No lo sabía. (Risas).
No me lo he planteado y, cuando llegue el momento, creo que la Parca habrá decidido por mí.

E- Un lugar para vivir.

JM- (Piensa durante unos segundos). Dentro de un estado de bienestar personal.

E- Un lugar para perderse.

JM- Cualquiera junto a mi pareja.

E- Una cosa que te llevarías a una isla desierta.

JM- Un dispositivo para pedir ayuda y que me rescatasen lo antes posible.

E- Un final para esta entrevista.

JM- ¿Solo vas a hacerme estas preguntas? ¿Vaya mierda de entrevistador que estás hecho? (Ríe, casi a carcajadas).
En serio. Ha sido un placer y, la próxima vez, el vino lo pones tú. (Risas de nuevo).

E- Igualmente. Para mí también ha sido un placer. 

jueves, 6 de junio de 2019

ENTREVISTA EN PROFUNDIDAD (II)

Entrevistador - En la parte anterior de la entrevista habíamos hablado, de manera somera, sobre ecologismo y feminismo y tú hablabas de que no creías en ello.

Juan Morín- No, no decía eso exactamente. Lo que defendía, y defiendo, es que este ecologismo y este feminismo es algo que no sirve, excepto para unas pocas personas.

E - Explícate.

JM- Creo que con un ejemplo se entenderá mejor. El ecologismo al uso pretende, en buena lógica, preservar el planeta. No puedo estar más de acuerdo con ello. De hecho me encantaría dejar un planeta mejor del que encontré cuando nací a mis nietos. Los ecologistas realizan acciones de protesta y concienciación sobre determinados hechos, pero se olvidan de lo fundamental: el sistema económico. El sistema económico se basa en el crecimiento continuo, de otra forma tendría serios problemas, como vimos hace poco en la estafa denominada crisis. No hace falta ser muy listo para darse cuenta de que a mayor crecimiento, mayor consumo de recursos, de energía... Lo que generará una destrucción de los ecosistemas. ¿El ecologismo plantea cambiar el sistema de forma radical? A veces. Por lo general plantea cambios individuales, que son indispensables, y medidas más ecológicas, que en muchas ocasiones implica producir más, pero más verde. Ya hemos hablado de lo que implica producir en la parte anterior. ¿De verdad es ecológico no atacar el incremento continuo en la producción de objetos, en muchos casos superfluos? Por no hablar del ataque frontal a los transgénicos (que se lo digan a los que utilizan insulina, ejemplo de producto transgénico que sirve para mejorar la vida de las personas).
Mientras los gobiernos y expertos (dibuja unas comillas con las dos manos) en Economía digan que se debe seguir produciendo a este ritmo, o mayor, el ecologismo tiene la batalla perdida.


E- Y sobre el feminismo, ¿qué tienes que decir?

JM- La igualdad es necesaria entre todos los seres humanos, sin distinción de sexo, raza o credo. Sin embargo, lo que pretenden las feministas de última generación es vendernos la moto de que los hombres somos todos malos y las mujeres unas mártires, y en muchos casos ignorantes, a las que hay que pastorear para que sigan el modelo adecuado, alejado del machismo y del heteropatriarcado. 

E- Lo que dices puede sonar un poco extremo.

JM- Todos los movimientos pasan por una etapa, tras la inicial, barroca, en la que los postulados iniciales se vuelven abigarrados y, en determinados momentos, absurdos. En muchos casos estos movimientos barroquistas son abanderados por gente con muy poca capacidad intelectual, pero muy combativos. Acaban convirtiéndose en una especie de pulso, conmigo o contra mí, y suelen imponerse. La gente prefiere callar a quedar en evidencia, o a ser linchados. Pero, en general, estas movidas fundamentalistas acaban derrumbándose sobre sí mismas. Todos este tipo de cuestiones intentan imponer a los demás como pensar y como actuar, incluso de puertas adentro. Sin embargo, todos tienen otra característica común: acaban asociados al poder económico del momento. El feminismo nuevo postula a una mujer triunfadora en el mundo laboral. En otras palabras: su modelo es el del triunfador, paradigma de la sociedad neoliberal.

E- Entonces, ¿qué propones?

JM- Respecto al ecologismo, trabajar desde la ciencia, no desde las ocurrencias de cuatro iluminados y sabiendo cuál es la causa última de lo que ocurre en el planeta, para decidir cómo cambiar.

E- ¿Respecto al feminismo?

JM- En Occidente, aplicar las leyes. No las de discriminación positiva, eso es una necedad. Respecto a otros países, tensar la cuerda para que esta igualdad se produzca. No sé como. Lo que me parece absurdo es que unas pretendidas feministas defiendan el uso de prendas que discriminan a las mujeres por ser parte de su cultura. Es lo que ocurre cuando todo te ha venido dado y conoces todo de oídas. Existe una cultura de los opulentos muy curiosa.

E- ¿Cultura de los opulentos? ¿Qué es eso?

JM- Personas que tienen, y han tenido, todas sus necesidades cubiertas, y bastantes otras cosas, que van de revolucionarios, pero no quieren cambiar nada. Se afilian a algún pretendido movimiento reivindicativo, que tampoco pretende cambiar nada, pero que sirve para que unos vivan muy bien y otros limpien su conciencia. Es la cultura los opulentos, de aquellos a los que nunca les ha faltado de nada y no quieren cambiar las cosas, por mucho que berreen.

E- Cambio de tercio. En estos momentos, ¿qué es lo más importante para ti?

JM- Me parece muy adecuada la introducción a la pregunta: en estos momentos. La percepción de los fundamental en la vida va cambiando con el paso del tiempo y de las experiencias.
Creo que existen varias cosas que me parecen indispensables. La primera es haber dejado de pertenecer a esa cultura de los opulentos. En mi vida hubo una situación traumática, que me alejó, sin yo pretenderlo, de ese caldo espeso de autocomplacencia que es vocear para hacerse notar. Prefiero mi actual moral, que ha cambiado bastante y me lleva a percibir la vida desde una perspectiva más coherente y, por qué no decirlo, hedonista.
Por otra parte, una de las cuestiones que tengo claro es que resulta imprescindible vivir. Por eso odio esa cultura del triunfador que se deja, o que aparentemente en algunos casos, se deja los cuernos trabajando para tener un Mercedes o un iPhone X. En ese sentido soy ecologista. No necesito tener lo último ni lo mejor e intento que lo que poseo me dure lo máximo posible.

E- ¿Qué opinas del amor?

JM- Que es lo mejor que te puede pasar.

E- ¿Por qué?

JM- Porque ese estado de imbecilidad transitoria es lo mejor que le puede ocurrir a alguien. Cierta gente dice que lo mejor es ser niño, por su inocencia (e intuyo que por sus respuestas ocurrentes), asociando que ese nivel de desarrollo cognitivo tiene que ver con una felicidad permanente, pero es falso. Los niños tienen miedos, rabietas, sufren. Sin embargo, el amor es un estado de felicidad absoluto y perenne, por desgracia.

E- ¿Qué es para ti la paternidad?

JM- Otro tipo de amor, más sosegado y permanente.


E- Y... (me interrumpe)

JM- Y un reto permanente. A medida que los hijos crecen, maduran, los retos para estar a la altura son mayores. Las preguntas sobre la idoneidad de tus respuestas a las situaciones, la certeza de que en ocasiones no lo has hecho lo mejor que podrías haberlo hecho resultan inevitables. Sin embargo, como todo en la vida, lo que cuenta es el conjunto, no un hecho puntual.

E- ¿Qué crees que todo el mundo le debería decir de manera ineludible a sus hijos?

JM- ¿Has ordenado tu habitación? (Risas)

E- Para ti, ¿qué es lo mejor de ser padre?

JM- Ver como van madurando los hijos. Como su forma de ser, de pensar va madurando. Echas la vista atrás y te das cuenta de que la paternidad es ayudar en todo ese proceso. Eso es lo mejor de ser padre.

E- Un libro.

JM- Para regalar, sin duda, La sonrisa etrusca, de José Luis Sampedro. Para leer... no se me ocurre ninguno en especial en este momento. Lo que sí puedo decir es cual no leer: San Manuel Bueno, mártir o Niebla, ambos de Unamuno. Me resultaron, en sentido literal, soporíferos.
Ahora que lo pienso, a ciertas personas les regalaría ambos libros.

E- Me gustaría hablar contigo de Historia y de la memoria histórica, pero antes quería hacerte una pregunta: ¿Vino o cerveza?

JM- Sin duda, depende de las circunstancias. En la playa, por ejemplo, cerveza. En una buena cena, vino. Pero incluso esto admite matices. En mi casa no bebería Cruzcampo, pero en chiringuito del sur parece obligado. El contexto crea, en muchas ocasiones, la necesidad o la respuesta, depende.

E- Hablando de playa. ¿te gusta la playa?

JM- Me gusta la playa, la montaña, el campo, la ciudad... En cualquier sitio existen rincones dignos de ser admirados y disfrutados. ¿Por qué renunciar a ellos alineándote con un tipo de paisaje? Si tengo que seguir algo de forma incondicional para eso tengo el equipo de fútbol de mi ciudad. Para el resto de los casos lo mejor es experimentar todo lo posible.

E- A continuación, si te parece, abordamos el tema de la memoria histórica. Pero me gustaría decir a nuestros lectores que ellos leerán tus respuestas sobre el asunto, y sobre las de otros temas, en al tercera y última parte de esta entrevista.















lunes, 3 de junio de 2019

ENTREVISTA EN PROFUNDIDAD (I)

Hoy entrevistamos a Juan Morín, que tras su éxito de los últimos meses ha accedido a compartir con nosotros parte de su tiempo, contestándonos unas preguntas, sobre lo divino y humano, que nos ayudarán a conocer mejor a la persona. 
Entrevistador- En primer lugar, muchas gracias por dejarnos entrar en su casa y en usted. 

Juan Morín- Es un auténtico placer. Lo único que me preocupa es que mis respuestas no aporten nada significativo a sus lectores.

E- Seguro que tiene experiencias y reflexiones interesantes para nuestros seguidores. De eso no me cabe duda.

JM- Espero que así sea. Por otra parte, me gustaría que nos tuteásemos. Creo que le dará a esta entrevista mayor viveza y sinceridad.

E- Por mi parte no hay problema. Hablando de la entrevista, ¿te parece que comencemos?

JM- Parece el mejor para hacerlo. Una vez echas las presentaciones y puesto una condición indispensable para hacernos sentir cómodos.

E- Pues vamos a ello. ¿Qué esperas de esta entrevista?

JM- Contestar con cierta coherencia y no dejarme llevar por los tópicos.

E- ¿Del entrevistador no esperas nada?

JM- (Se queda pensando unos segundos). Que sea lo suficientemente hábil como para conseguir de mí respuestas con el mayor grado de sinceridad posible.

E- Pones el listón muy alto.

JM- ¿Es una pregunta? (Sonríe)

E- Veremos si soy capaz de sacarte una respuesta sincera a una pregunta tópica: ¿qué es aquello que detestas o no soportas?

JM- Por un lado que el que haya ido delante de mí a orinar en un sitio público no haya tirado de la cadena. Me parece una falta de respeto mayúscula. Por otra parte, la incoherencia. Una persona incoherente no me genera ninguna simpatía y sí un cierto grado de preocupación. 

E- ¿Preocupación? 

JM- Son personas imprevisibles, que en un momento crucial pueden actuar de una manera no conveniente. 

E- ¿Personas que te pueden traicionar?

JM- Sí, te pueden traicionar, pero no por ambición, esas son otro tipo de personas, execrables. Las personas incoherentes te pueden traicionar porque no tienen un norte y lo que es hoy blanco mañana es negro, pero lo hacen por inseguridad, por no afrontar problemas en sus relaciones....

E. ¿Qué prefieres a tu lado: un traidor o una persona incoherente?

JM- Para los primeros me gustaría la guillotina, porque son gente que, a sabiendas, traicionan la confianza, e incluso los sentimientos, que otras personas han puesto en ellos. A los segundos no les quiero, si es posible, a mí lado. Eso es todo.

E- ¿Cuáles son tus mejores cualidades?

JM- Es una pregunta muy complicada de responder. Para mi madre tendré unas y para otra gente tendré otras. Y, muy posiblemente, para otras personas no tendré nada bueno. Te podría decir que me defiendo cocinando; en lo mío no soy malo; creo que en la alcoba mantengo alto el pabellón y, además, en muchos momentos, resulto un tipo ocurrente y divertido. Aunque, casi seguro, lo de follar y contar chistes, a veces obscenos, a alguna beata no le parecerá una virtud.

E- ¿No te preocupa que alguna mujer pueda desmentir lo de la calidad sexual de la que haces gala?

JM- No me preocupa. Es más, creo que tras decir eso deberían ir a confesarse por haber incumplido el mandamiento ese que habla de no mentir. (Risas). Una de las cosas más excitantes que puedes encontrarte en este vida es una determinada expresión que puedes llegar a encontrar en una mujer con la que ya has tenido sexo en otras ocasiones justo antes de comenzar. Imagino que sabes de lo que te hablo.

E- Veo que no tienes abuela.

JM- ¿Tanto se nota? (Risas de nuevo)

E- Vamos a hablar de cuestiones de actualidad. ¿Qué opinas de los resultados electorales.

JM- Que son buenos para los que han conseguido un cargo y, en ocasiones, para su entorno más próximo. Para el resto (tuerce la boca).

E- ¿No crees que haya gente en Política que quiera cambiar las cosas?

JM- Me consta que hay personas que están en la Política para intentar mejorar la calidad de vida de las personas, pero no son los que salen en las Noticias. Los que desean cambiar cosas están en un pueblo, en una pequeña ciudad, porque no han gastado su tiempo en intrigas y forjar alianzas o pleitesías para trepar en el escalafón.

E- Te veo muy pesimista.

JM- No. Todo lo contrario, aún creo en ciertas personas y en su labor. La realidad es que cualquier persona que se dedique a la Política y que llegue a un cierto nivel, no muy alto, tiene que haber pasado por una criba. Una criba donde no se valora su capacidad. Lo fundamental es su capacidad de supervivencia en un entorno hostil. Además, todos ellos, de una u otra forma están imbuidos de neoliberalismo y ninguno quiere cambiar nada en profundidad.

E- ¿Estás reivindicando los regímenes socialistas?

JM- Cada día que pasa estoy más convencido de ello. Creo que todo ser humano, por el hecho de serlo, tiene derecho a comer, a beber agua, a medicinas, a Educación, a una vivienda, a un trabajo... Sin embargo, en este maravilloso sistema, donde el éxito es poder comprarse un iPhone X, hay muchas personas que carecen de lo que he expuesto anteriormente. Es cierto que el capitalismo ha creado riqueza, pero el socialismo también. Rusia pasó de ser un país donde la miseria del régimen zarista dejó paso a Educación para todos, Sanidad para todos, ocho horas de trabajo diario, calefacción y luz para todos (¿te suena lo de la pobreza energética?) en menos de cuarenta años y todo ello con una guerra civil y una invasión del país que costó veinte millones de muertos por medio. Eso también es un éxito.

E- Entonces, ¿cómo explicas que el capitalismo haya mejorado el nivel de vida de tantas personas en los países occidentales?

JM- De igual manera que lo hicieron los regímenes socialistas: gracias a la tecnología. Lo que ha cambiando el mundo no es el capitalismo, ha sido la tecnología. Los avances científicos han servido para aumentar y mejorar las cosechas, para producir objetos en grandes cantidades a bajo costo (bajo costo económico, no ecológico). El capitalismo apoyó esos avances, que lo mismo permitieron conquistar imperios que abaratar costes de producción. Obviamente los capitalistas no tenían ninguna intención de compartir esos beneficios con la población y los trabajadores tuvieron que organizarse y luchar para que los niños dejasen de trabajar, para conseguir jornadas razonables de trabajo... Sufriendo la represión de los estados dominados por los burgueses, que no querían compartir sus ganancias. No, no es verdad que el sistema per se haya mejorado el nivel de vida de los ciudadanos. Ha sido su lucha, con miles de muertos sobre la mesa, fruto de la represión. Resulta obvio que eso no interesa que sea recordado.
El socialismo intentó repartir esa riqueza, poca o mucha, generada por los avances tecnólogicos. Resulta divertido que siempre nos pongan como ejemplo de lo mal que funciona el socialismo a Cuba, siendo declarado por UNICEF como el único lugar de América Latina donde no existe la desnutrición infantil, olvidando lo mal que funcionan, muchísimo peor, todos los países que están a su alrededor y que tienen un sistema neoliberal: Haití, El Salvador, Honduras...

E- Pero, los países socialistas son dictaduras.

JM- Cierto.

E- ¿Y qué opina de ello?

JM- No hay otra forma de hacerlo.

E- ¿Justificas una dictadura?

JM- No. Sólo digo que no existe otra forma de hacerlo. El poder económico se opondría a socializar los medios.

E- Hablemos de cosas menos serias. De música. Podrías darnos el nombre de algún tema musical que te parezca maravilloso.

JM- Podría, pero serían muchos y no aclararía nada al lector de mí. Ahora estoy aprendiendo a tocar la guitarra, a aporrear sería más correcto decir. Me tiene fascinado el asunto. Lo que más me gusta es bucear en las entrañas de las diversas cuestiones y en las de la Música nunca había entrado.

E- ¿No existe una canción que te recuerde a alguien o una sitio o...?

JM- Muchas. Es más, algunas canciones van reescribiendo su significado en función de con quién las escuches y los contextos en los que las oigas. Te voy a poner un ejemplo de ello. El tema de Héroes del Silencio Maldito duende me parece soberbio. Y tiene la capacidad de reescribirse en función de las diversas circunstancias vitales.

E- Volvamos a temas relacionados con la cosa pública.

JM- La música forma parte de la cosa pública. Es una forma de arte, o puede llegar a serlo, y también sirve para anestesiar al personal, mediante la repetición machacona y sistemática de canciones vacías de contenido y calidad, que buscan entontecer al personal.

E- Visto desde esa perspectiva creo que puedes tener razón. Pero yo te quería preguntar por dos del os ismos de moda: ecologismo y feminismo.

JM- Creo que tú lo has dicho: están de moda.

E- ¿No te posicionas a favor de ellos?

JM- Tal como lo veo yo, unos y otros han perdido su verdad. No me puedes decir que es ecológico comprarte un coche con pocas emisiones, en teoría, cuando tienes un coche en buen estado de uso. Producir un automóvil (extraer el mineral, el petróleo, el caucho... transformarlo, el gasto en transporte que todo ello requiere, ensamblarlo... supone un gasto de recursos enorme, y contamina muchísimo. Además, las pilas eléctricas contaminan y la generación de esa electricidad también. Si los ecologistas dominantes dijeran eso, me parecería bien, pero no lo hacen. El ecologismo y el feminismo se han convertido en un negocio.

E- Eso que dices puede escandalizar a mucha gente.

JM- Cierta gente tiende a escandalizarse por todo lo que no le cuadra, pero no analiza por qué dice la gente esas cosas que le escandalizan.

E- ¿Te gusta escandalizar?

JM- Me gusta más dar argumentos que desarmen al personal.

E- Si te parece nosotros seguiremos con la entrevista, pero lo que a parezca a partir de aquí será publicado después, por problemas de espacio.

JM- El espacio es vuestro. Por mi no hay ningún problema. Es más, me gustaría profundizar en lo del ecologismo, feminismo, el capitalismo y algún otro aspecto más. Pero la entrevista la haces tú.

E- Iremos viendo por dónde nos lleva la conversación.











jueves, 30 de mayo de 2019

CONSIDERACIONES

Cierta gente progresista se quejan de que los ciudadanos que comparten sus ideas no hayan acudido a votar y, debido a eso, hayan perdido alcaldías o comunidades autónomas. Basta ver lo ocurrido en Zamora, mayoría absoluta de Izquierda Unida en las elecciones locales (mejores resultados que en las elecciones anteriores), en Cádiz, excelentes resultados de Kichi o en Vigo, mayoría absoluta de Abel Caballero, para saber que no se trata de que los ciudadanos abandonan sus ideas. El problema es que los que deben mejorar la vida de los ciudadanos no lo hacen lo suficientemente bien como para convencerlos de que los deben elegir a ellos. El ejemplo más claro lo tenemos con las Mareas gallegas.



Vivimos en un país tan mediatizado por el liberalismo y los matices que los de VOX consideran extrema izquierda a Podemos y los de Podemos fascistas a VOX. Podemos es un partido socialdemócrata ligth y VOX son un partido ultraneoliberal ultraconservador, que quiere modificar las cosas desde dentro del sistema sin acabar con él (como los fascismos hicieron y pretenden hacer). Tal vez aquí esté la raíz del problema: considerar extremistas a opciones que se alejan en algún aspecto de la norma. Unos y otros, muy dados a recordar la Guerra Civil, son conscientes que los suyo no es romper. Más bien se trata de vivir al calor de lo establecido. Es obvio que esto sólo favorece al gran capital.


Hablando del neoliberalismo, los elegidos a dedo para regir los destinos del Banco de España han declarado que los más pobres viven por encima de sus posibilidades y que los bancos no deberían darles créditos. También ha dicho que no se deben regular el precio de los alquileres y que hay que mirar lo de las pensiones, para que los trabajadores acaben cobrando menos. Parece urgente que todos estos tipos, puestos a dedo, tengan un seguimiento estricto de su labor, estableciéndose durísimas penas de cárcel si su gestión, como ha ocurrido en las últimas décadas, causa tremendos problemas en la economía del país y, por ende, a la mayoría de los ciudadanos. Igual así dejaban de vender creencias como verdades absolutas.


Parece que en el PSOE se está valorando la posibilidad de pactar con Ciudadanos para intercambiarse alcaldías y comunidades autónomas.  Al final puede que lo dicho aquí se  cumpla antes de tiempo http://desalmado.blogspot.com/2019/04/elecciones-2019.html


Los independentistas catalanes cada día me parecen más entrañables o pánfilos. Una de las cuestiones que esgrimen, una y otra vez, es que las fuerzas policiales les dieron porrazos y hablan de represión brutal y cuestiones similares. ¿Se imaginan a los trabajadores de Reinosa durante la la reconversión industrial acojonados por la Guardia Civil? ¿Se imaginan a los que se manifestaban durante el franquismo o hacían huelgas en esa época, quejándose de que los grises les reprimían? No. Luchaban por lo suyo y no cejaban en el empeño. Pues estos burguesitos acomodados se quejan de que una vez unos maderos y picoletos pegaron a unos pocos. Tal vez esto deba hacernos pensar sobre la verdadera intención de cambiar las cosas de muchos de nosotros.



Visto el nivel de candidatos como Díaz Ayuso, Rocío Monasterio o Isabel Serra uno se pregunta: ¿no tenemos lo que nos merecemos por votar a esta gente? Uno piensa que, al menos, los políticos deben preparar lo que van a decir y medir las consecuencias. Eso forma parte del trabajo de los que se dedican a la res pública. Pero parece que mucha gente considera que se pueden portar como una res y dejar para otro momento lo de pública. 
A este respecto me gustaría comentar lo dicho sobre Amancio Ortega por parte de los lideres de Podemos. Lo terrible no es que done aparatos a la Sanidad Pública, o que se permita utilizar los resortes financieros para declarar en otros lugares de manera ventajosa, lo terrible es que una persona pueda acumular tanto dinero. Lo terrible es que no sea el conjunto de ciudadanos con su trabajo e impuestos los que puedan pagarse los aparatos necesarios y que un tipo, o dos o tres, puedan hacerlo porque han acumulado una inmensa fortuna. Esta reflexión lo que demuestra es que Podemos no quiere cambiar el fondo, sólo cuidar las formas. Así les ha ido, como se anticipó en este blog.



Donald Trump no va a poder con China sin hundir su país, pero está realizando un juego para intentar sacar ventaja, sobre todo electoral, a una situación que aboca a su país a pasar a un segundo plano en un par de décadas. Parece que China lleva ventaja en el 5G (recordemos que en 3G fue Europa la que se anticipó y en 4G fue EE.UU) y eso horripila a los élites dirigentes y económicas de EEUU, que pueden ver como su enemigo comercial y militar se anticipa. Esto que puede ocurrir con las telecomunicación ya ha ocurrido con el armamento. Rusia posee misiles hipersónicos, a los que, por sus características, EEUU no puede oponer defensa alguna. Cierta parte de los expertos se cuestionan para qué sirve un gasto tan elevado como el del último portaviones fletado por EEUU, el primero de la clase Ford, si puede ser blanco fácil para las nuevas armas rusas.



Conflictos en Yemen, Gaza, Nigeria, Ucrania, Libia, Afganistán, Sudán del Sur, República Centroafricana... No solo existen problemas en Siria y en Venezuela, pero la prensa de este país insiste en centrarse en los problemas de los no aliados. Los mismos "periodistas" que hablan de represión y persecución periodística en determinados días del año, no dudan a la hora de hurtar información a sus clientes, en beneficio de sus amos. 

lunes, 27 de mayo de 2019

IDIOTARIO (CVII)

Brújula: instrumento que impide perder el norte. 


Contaminación acústica: Festival de Eurovisión.


E.G.B.: siglas de Enseñanza General Básica. Período educativo comprendido entre los 6 y los 14 años, relacionado con la ordenación educativa de la Ley General de 1970. Con la aparición de la LOGSE desapareció. Podemos decir que a los alumnos que por ella pasaron les aportó, a la mayoría, una buena formación y, a fecha de hoy, canas y arrugas.


El hombre y la Tierra: mítica serie televisiva sobre naturaleza, producida por RTVE y realizada por  el gran Félix Rodríguez de la Fuente, que nos hizo comprender la capacidad de adaptación del ser humano que, en apenas dos décadas, pasó de admirar este programa a ver Tele 5.


Filosofía oriental: bajo esta denominación se encuadran diversas escuelas de pensamiento provenientes de Asia, caracterizadas porque sus seguidores pensar mucho, siempre con los ojos entreabiertos y con el sol de frente. Lo que provoca que sus practicantes sean fácilmente distinguibles por tener los ojos rasgados.


Lo que el viento se llevó: película que narra la historia de Scarlett O´Hara, la decidida dueña de una plantación sureña de Georgia. Está situada en el entorno de la Guerra Civil de EE.UU. (Guerra de Secesión). Está considerada uno de los clásicos del cine de todos los tiempos y su influencia es grande. En España esta influencia se nota en películas como La Vaquilla, también ambientada en la Guerra Civil.


Prisión militar: leva forzosa.


Siglo de Oro: cuando una persona llega a los cien años en plenas facultades.


Ver la botella medio llena: percibir que a una botella aún le queda, de manera aproximada, la mitad de su contenido. Cuando la botella esté vacía, lo más probable, es que no pueda verla.