viernes, 5 de agosto de 2011

RELATOS CORTOS PARA UN VIERNES ESTIVAL

Caminaba cabizbajo, con los ojos entrecerrados y las manos esposadas. Nunca había recorrido ese pasillo, pero llevaba años imaginándose como sería ese momento que, tras varias apelaciones rechazadas, por fin había llegado. Sabía que durante unos minutos el protagonismo absoluto le correspondería a él. El odio y el perdón formarían un todo trenzado por las miradas que le dirigían  los asistentes a aquel acto, el último al que  acudiría con vida . En el fondo, sería una forma de resarcirse del momento en que le comunicaron, tras esforzarse mucho en rellenar aquellos indescifrables test de inteligencia, que padecía un significativo retraso mental.

El príncipe descubrió, con asombro, que Blancanieves no era virgen. Mientras, en la cara de Gruñón se dibujaba una leve sonrisa.

El capitán del Titanic esquivó el iceberg, llegando a puerto sin novedad. Siglos después, un historiador constató que el hombre que acabó con la democracia de EE.UU. y gran parte de los colaboradores más cercanos de su tiránico gobierno, llegaron al país durante aquel viaje.

Amaba a su perro por encima de todas las cosas, de hecho se casó con el veterinario para que el can tuviera la mejor atención posible.

Los dos sonreían mientras ella apuraba la copa. Él porque la bebida contenía un veneno difícilmente detectable, que acabaría con la vida de ella. Ella, que hacía dos días había conocido que un cáncer le concedía, a lo sumo, tres meses de vida, porque había dejado una nota donde explicaba como le había envenenado su marido. Ella murió quince minutos después; él un año y medio más tarde, colgado en su celda.

Él siempre se había considerado una persona de izquierdas. Cuando se enamoró de la mujer con la que luego se casó descubrió el lujo. Años después descubrió que se había enamorado del lujo, sin dejar por ello de seguir casado con su mujer, a la que había dejado de amar hace años, ni de seguir declarándose de izquierdas, pues le dotaba de un toque de rebeldía muy apreciado en su selecto círculo de amistades, todos multimillonarios.


Se masturbó, una vez más, pensando en él. Cuando él llegó a casa, ella, una vez más,  apenas le dirigió la palabra.


De pequeño deseaba convertirte en superhéroe. Cuando creció descubrió que llegar a fin de mes podía ser algo más complicado que superar  los doce trabajos de Hércules.

3 comentarios:

Carlos Galeon dijo...

Muy buenos relatos, y originales. Los he disfrutado.
Saludos, y un abrazo

Vientos Nuevos dijo...

¡¡¡URGENTE!!! EN ESPAÑA SE PREPARA UN GOLPE DE ESTADO BLANDO

SI ÉSTA NOTICIA SE CONFIRMA ESTAMOS ANTE UN GOLPE DE ESTADO BLANDO EN TODA REGLA.
http://www.elconfidencial.com/espana/2011/08/05/psoe-y-pp-se-burlan-de-los-indignados-cambian-la-ley-electoral-para-blindarse-82352/

PACO dijo...

Gracia, Carlos.
Respecto a golpes blandos,o pronunciamiento sería más correcto, parece claro que el sistema partitocrático, con todas sus implicaciones que con muchas, hace mucho tiempo que han secuestrado la democracia. Todo lo demás es afianzar el sistema existente.
Un saludo.