martes, 6 de diciembre de 2011

6 DE DICIEMBRE, DÍA DE LA CONSTITUCIÓN

Aunque publiqué hace tiempo algo parecido, la fecha y las circunstancias que vivimos parecen propicias para recordar algún artículo de la Constitución, que hoy hace treinta y tres años fue aprobada en referéndum por los ciudadanos españoles, aunque no entró en vigor hasta el 29 de diciembre de 1978, fecha de su publicación en el Boletín Oficial del Estado.

Artículo 1
2. La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del estado.

Artículo 6
Los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a  la formación y manifestación de la voluntad popular y son instrumento fundamental para la participación política. Su creación y ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democrático.

Artículo 9

2. Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificuluten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadano en la vida política, económica, cultural y  social.


Artículo 14.

Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.



Artículo 20


3. La ley regulará la organización y el control parlamentario de los medios de comunicaicón social dependientes del Estado o de cualquier ente público y garantizará el acceso a dichos medios de los grupos sociales políticos significativos, respetando el pluralismo de la sociedad y de las diversas lenguas de España.


Artículo 23.

1. Los ciudadanos tienen el derecho a participar en los asuntos 
públicos, directamente o por medio de representantes, libremente elegidos en elecciones periódicas por sufragio universal.
2. Asimismo, tienen derecho a acceder en condiciones de igualdad a las funciones y cargos públicos, con los requisitos que señalen las leyes.

Artículo 27.
1. Todos tienen el derecho a la educación. Se reconoce la libertad de enseñanza.
2. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de 
convivencia y a los derechos y libertades fundamentales.

4. La enseñanza básica es obligatoria y gratuita.
5. Los poderes públicos garantizan el derecho de todos a la educación, mediante una programación general de la enseñanza, con 
participación efectiva de todos los sectores afectados y la creación de centros docentes.
7. Los profesores, los padres y, en su caso, los alumnos intervendrán en el control y gestión de todos los centros sostenidos por la Administración con fondos públicos, en los términos que la ley establezca.
8. Los poderes públicos inspeccionarán y homologarán el sistema educativo para garantizar el cumplimiento de las leyes.

Artículo 28



2. Se reconoce el derecho a la huelga de los trabajadores para la 
defensa de sus intereses. La ley que regule el ejercicio de este derecho establecerá las garantías precisas para asegurar el mantenimiento de los servicios esenciales de la comunidad.


Artículo 31.

1. Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio.


2. El gasto público realizará una asignación equitativa de los recursos públicos, y su programación y ejecución responderán a los criterios de eficiencia y economía.

Artículo 35.
1. Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de

sexo.


Artículo 39.

1. Los poderes públicos aseguran la protección social, económica y jurídica de la familia.

Artículo 40.

1. Los poderes públicos promoverán las condiciones favorables para el progreso social y económico y para una distribución de la renta regional y personal más equitativa, en el marco de una política de estabilidad económica. De manera especial realizarán una política orientada al pleno empleo.


Artículo 41.

Los poderes públicos mantendrán un régimen público de Seguridad Social para todos los ciudadanos, que garantice la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad, especialmente en el caso de desempleo. La asistencia y prestaciones complementarias serán libres.



Artículo 43.

1. Se reconoce el derecho a la protección de la salud.
2. Compete a los poderes públicos organizar y tutelar la salud pú
blica a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios. La ley establecerá los derechos y deberes de todos al respecto.

Artículo 44.

2. Los poderes públicos promoverán la ciencia y la investigación científica y técnica en beneficio del interés general.


Artículo 45.

1. Todos tienen el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona, así como el deber de conservarlo.

2. Los poderes públicos velarán por la utilización racional de todos los recursos naturales, con el fin de proteger y mejorar la calidad de la vida y defender y restaurar el medio ambiente, apoyándose en la indispensable solidaridad colectiva.

3. Para quienes violen lo dispuesto en el apartado anterior, en los términos que la ley fije se establecerán sanciones penales o, en su caso, administrativas, así como la obligación de reparar el daño causado.



Artículo 47.
 Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda 
gna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación.



 La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción 
urbanística de los entes públicos.


Artículo 50.
Los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los 
ciudadanos durante la tercera edad. Asimismo, y con independencia de las obligaciones familiares, promoverán su bienestar mediante un sistema de servicios sociales que atenderán sus problemas específicos de salud, vivienda, cultura y ocio.


Feliz día de la Constitución


5 comentarios:

Anónimo dijo...

sin comentarios :-)

Carlos Galeon dijo...

¡Feliz día de la Utopía! Las constituciones, como la Declaración de los Derechos Humanos, o los ideales de la Revolución Francesa, están puestos para no ser cumplidos y para engañar al Pueblo con una falsa democracia y libertad.
Han pasado más de doscientos años de la Revolución Francesa, y ninguno de sus tres principios, se ha llevado a cabo. ¿Cuánto tardaremos aún en conseguir alguno de ellos? ¿Cuánto tendremos que luchar por conseguirlo?
Saludos y un abrazo.

sara.r.s dijo...

Cada vez que tengo que recurrir al texto de la Constitución en mis múltiples intentos de oposición me entra la risa, de verdad. No por lo arduo del texto, del que creo conocer ya muchas partes (es que ya me lo he tenido que estudiar tantas veces, y aún sigo), si no por lo irónico que me parece que derechos y valores fundamentales estén aún en entredicho en la actualidad. El texto es premeditadamente incompleto e inacabado, dicen que para que diferentes gobiernos y opciones políticas puedan coexistir. Pero la parte dogmática, esa que recoge los principios, valores y derechos fundamentales de todos, se la pasan LA MAYORÍA por el Arco del Triunfo. Feliz Día de la Carta Magna, de la ley de Leyes, de la Constitución, de la Superley,...

M.A.S dijo...

De todos es sabido que muchos artículos de la constitución no se cumplen, lo malo es que esto a la gente no parece importarle.

PACO dijo...

Gracias a todos por leer la entrada y por vuestro comentarios.
Pienso que debemos seguir luchando por lo que es nuestro y, aunque a veces cunda el desánimo, es lo que nos debe guiar.
Respecto a lo de que a mucha gente le da igual, puede ser verdad, pero que nadie se engañe, los grandes cambios no los han protagonizado toda la ciudadanía, siempre han sido una parte de ella, y, a veces, como en la Revolución de Octubre, o la toma de la Bastilla, una auténtica minoría organizada, el primer caso, o no, el segundo.
Un saludo.