viernes, 30 de septiembre de 2011

CLARO COMO EL AGUA CLARA

Aquí dejo un artículo publicado por el profesor Vicenç Navarro. Dicho artículo contiene algo que no suelen tener las medidas de los políticos, los dictámenes de los economistas de medio pelo que se autodenominan sabios,  y los estultos tipos que pululan por los diversos medios de comunicación, que no de información; contiene algo impactante para lo que es costumbre cifras y cifras alternativas, partidas de donde recortan por sistema y partidas alternativas de donde recortar igualmente sin perjudicar a lo de todos, también aparece la disyuntiva entre recortes e impuestos, con la finalidad de evitar los primeros. En definitiva, el artículo ofrece una visión socialdemócrata de la economía y la política, muy lejana a la visión neoliberal que nos quieren vender como la única, y confusa en muchas ocasiones, realidad posible.



Artículo publicado por Vicenç Navarro en el diario PÚBLICO, 29 de septiembre de 2011
Este artículo muestra como por cada recorte de gasto público social que se está realizando, tanto a nivel del gobierno central como autonómicos, existen otras alternativas que serían más eficaces y menos impopulares entre la ciudadanía, que permitirían conseguir igual o mayores recursos por parte del Estado.
Se están haciendo en España recortes muy sustanciales del gasto público social que financia las transferencias públicas (tales como las pensiones y las ayudas a las familias) y los servicios públicos (tales como la sanidad, la educación, los servicios de ayuda a las personas con dependencia, las escuelas de infancia, los servicios sociales, entre otros) que representan la mayor reducción del Estado del bienestar español que éste haya sufrido en los 33 años de democracia. Estos recortes los está realizando el Gobierno central, así como gran número de gobiernos autonómicos, habiendo sido particularmente acentuados en Catalunya.
Tres observaciones tienen que hacerse a raíz de estos hechos. Una es que ninguno de estos recortes estaba anunciado en los programas electorales de los partidos gobernantes que los están haciendo. En realidad, todos ellos subrayaron en sus campañas electorales que no realizarían recortes en las transferencias y servicios que están siendo recortados. La segunda observación es que estos recortes se presentan, tanto por el establishment político como por el mediático, como inevitables y necesarios, y responden –según tales establishments– a la presión externa de los mercados financieros, los cuales señalan la necesidad de realizar tales recortes. Este argumento de inevitabilidad y necesidad ha calado en la opinión popular como consecuencia de una promoción masiva por parte de los medios de información de mayor difusión (tanto públicos como privados) del país, que han estado respaldando tales recortes. Uno de los rotativos de mayor difusión presentó anteayer unas encuestas mostrando que, puestos a escoger, había más españoles que, para reducir el déficit, preferían los recortes a la subida de impuestos. Parecería, pues, que los recortes que se están llevando a cabo tienen el apoyo popular que los legitimiza.
Este argumento de inevitabilidad, sin embargo, es profundamente erróneo. Y la percepción de apoyo popular está también equivocada. Miremos primero el argumento de que los recortes tan intensos del gasto público social se deben a la presión de los mercados. La lectura de los informes de las agencias de valoración de bonos y de los mayores centros financieros muestra una variabilidad de opiniones. Así, en ocasiones expresan inquietud sobre el tamaño del déficit y de la deuda pública, pero en otras ocasiones, como ahora, muestran gran preocupación por la falta de crecimiento económico. En cuanto a la reducción del déficit, tales instituciones financieras no indican cómo debería realizarse. Una manera es mediante los recortes de gasto público social, pero no es ni la única ni la mejor manera de conseguirlo. Una alternativa es aumentando los impuestos. Así, en lugar de congelar las pensiones (con lo que se intentan ahorrar 1.200 millones de euros), se podrían haber conseguido 2.100 millones de euros manteniendo el Impuesto del Patrimonio, o 2.552 millones si se hubieran anulado las rebajas de los impuestos de sucesiones, o 2.500 millones si se hubiera revertido la bajada de impuestos de las personas que ingresan más de 120.000 euros al año, recortes de los impuestos apoyados –todos ellos– por los partidos que ahora hacen estos recortes de gastos.
O en lugar de los enormes recortes en sanidad que intentan conseguir un ahorro de 6.000 millones, podrían haber anulado la bajada del Impuesto de Sociedades de las grandes empresas que facturan más de 150 millones de euros al año (y que representan sólo el 0,12% de todas las empresas), recogiendo 5.300 millones de euros. O en lugar de recortar los servicios públicos como sanidad, educación y servicios sociales (logrando un total de 25.000 millones de euros), podrían haber corregido el fraude fiscal de las grandes fortunas, de la banca y de las grandes empresas (que representa el 71% de todo el fraude fiscal), recogiendo mucho más, es decir, 44.000 millones.
O, en lugar de reducir los servicios de ayuda a las personas con dependencia (intentando ahorrar 600 millones de euros), podrían haber reducido el subsidio del Estado a la Iglesia católica para impartir docencia de la religión católica en las escuelas públicas, o eliminar la producción de nuevo equipamiento militar, como los helicópteros Tigre y otros armamentos.
El hecho de que se escogiera hacer los recortes citados sin ni siquiera considerar estas alternativas no tiene nada que ver (insisto, nada que ver) con las presiones de los mercados financieros. La reducción del déficit público podría haberse logrado revirtiendo las enormes rebajas de impuestos que han beneficiado primordialmente a las rentas superiores (una persona que ingrese más de 300.000 euros al año ha visto reducir sus impuestos durante el periodo en que España estuvo gobernada por Aznar y por Zapatero un 37%, mientras que la gran mayoría de la población apenas notó esta bajada).
El supuesto apoyo popular a tales recortes no puede derivarse de la pregunta sesgada y tendenciosa de preguntarle a la población si para reducir el déficit prefieren los recortes en el Estado del bienestar o el aumento de los impuestos. La palabra “impuestos”, sin aclarar de quién, genera siempre una respuesta predecible de rechazo. Pero si, en lugar de utilizar el término genérico “impuestos”, se utilizara el aumento de impuestos citados en este artículo, que se centra primordialmente en las rentas superiores (revirtiendo las enormes reducciones que les beneficiaron) y que no afecta a la gran mayoría de la ciudadanía, la respuesta sería opuesta a la que aquella pregunta tendenciosa indica. Que estas alternativas no tengan la centralidad política o la exposición mediática que tienen los recortes se debe a que las rentas superiores, la banca y la gran patronal, tienen mucho más poder sobre el Estado español que las clases populares, que son las que están más afectadas por los recortes.

Sobran comentarios, o no. Tal vez este enlace sirva para afianzar lo expuesto por V. Navarro. En dicho enlace se hace referencia a un asunto tan poco publicitado  como el derroche demencial de dinero por parte del Ministerio de Defensa, derroche pasado, presente y futuro, sin que nadie se plantee la necesidad de cortar de raiz gastos que el número dos de Defensa califica como absurdos (en su comparecencia en el Congreso llegó a reconocer que se había adquirido armamento que jamás se iba a utilizar, por no adaptarse a las necesidades presentes y futuras del Ejército). Parece ser que en este aspecto los recortes no son tan necesarios, como mucho se pensará durante el mes que viene sobre ellos. 
Un saludo.

jueves, 29 de septiembre de 2011

ASOCIACIONES PRO ANORMALES Y SUBNORMALES. EL INICIO

Hace medio siglo, aproximadamente, en España se producía un fenómeno que persiste hasta nuestros días y del que se ha hablado poco, casi nada, en los medios de comunicación, que no de información, tradicionales, salvo honrosas excepciones, en algunos casos no exentas de una cierta imagen piadosa o, en otras ocasiones, cargadas de una visión casi casi idílica y alejada de la realidad. Dicho fenómeno es el asociacionismo promovido y mantenido por familiares de niños y adultos con discapacidad intelectual y/o física (voy a obviar las asociaciones de discapacitados sensoriales por ser harina de otro costal). Este asociacionismo, que cuando nació ostentaba, dependiendo de las localidades, nombres en las que la palabra subnormal o anormal aparecían como seña de identidad (si traigo a colación ésto es para dejar constancia de como ha evolucionado el concepto) de dichas asociaciones. 


Estas agrupaciones de padres buscaban dar una respuesta a sus hijos y, por qué no decirlo, a ellos mismos, en una sociedad aún en pañales en ese aspecto. Poco a poco estas asociaciones de padres fueron cobrando fuerza y empezaron a crear colegios para atender las necesidades de sus hijos. Dichos centros educativos no se podían sufragar con el dinero de los asociados, la cuantía total de lo ingresado a través de las cuotas de los socios no daba para ello. Entonces, ¿cómo nacen estos centros? Pues aquí va la historia que pocas veces se cuenta, con subvenciones públicas. La administración contrata maestros, algún fisioterapeuta, si es menester y algún logopeda. Igualmente contribuye, contribuimos, con un dinero por unidad, por clase y, en algunos casos se puede llegar a costear parte de la construcción de algún edificio. Por el momento dejaremos los colegios, volveremos después sobre el tema, cuando tengamos una visión global de asunto y echaremos la vista atrás.
Volvamos pues a años anteriores. 
Una de las manías que tienen los niños, con discapacidad y sin ella, es la de crecer y convertirse en adultos y si bien en los años sesenta la esperanza de vida de muchos de estos niños era muy reducida, progresivamente su esperanza de vida se ha visto incrementada de manera significativa. ¿Qué implicaciones conlleva este proceso para las asociaciones? Sencillo. Lo que en un principio nació para ir dando respuesta a niños, y a veces a no tan niños, se fue convirtiendo en asociaciones con centros especiales de empleo, centros ocupacionales, residencias, pisos tutelados... En otras palabras en organizaciones capaces, poco a poco, de dar respuesta a todas las necesidades que una persona con discapacidad cognitiva y/o física puede encontrarse a lo largo de su vida. (No todas las asociaciones fueron capaces de dar respuestas a todas las etapas de la vida de la persona, dependía de circunstancias como el modelo de gestión, la ubicación...).
Estas organizaciones, de tamaño formidable en algún caso, seguían teniendo un problema, no eran capaces de financiarse con sus propios medios, por lo que las administraciones tenían que seguir aportando un capital para su funcionamiento diario. Posiblemente este hecho algún lector lo asocie con algún acontecimiento reciente ocurrido en Cataluña en el que no vamos a ahondar pues no hoy toca, como diría aquel. 


Ha llegado el momento de volver a los colegios creados y gestionados por estas asociaciones (en muchas provincias existe igual número, o mayor, de centros privados concertados de educación especial privados/concertados pertenecientes a asociaciones de padres, que públicos), la gran mayoría concertados, ahora que ya tenemos una visión global del tema y para retomar la cuestión nada mejor que hacer una pregunta al lector: ¿por qué se potencia desde las administraciones que las asociaciones de padres y madres organicen colegios de educación especial, centros especiales de empleo (que éstos si pueden dar dinero), talleres ocupacionales, construyan residencias...? Sencillo, la pista la he dado cuando hablé de los colegios, la administración se ahorra un pastizal. Los sueldos de los empleados son menores, pagados en muchos casos por las asociaciones, no deben construir ni mantener los edificios, aunque contribuyan a ello, los gastos corrientes: luz, agua, alimentación, no corren por cuenta de la administración, aunque se pueda utilizar dinero proveniente de ésta para pagar estos apartados... En realidad es un chollo y más en un mundo que, por desgracia, interesa a muy poca gente. No sólo eso, ésto me lo comentó una directora de un centro donde trabajé, el estado en su momento hizo algo para escurrir aún más el bulto: cuando repartía el dinero no destinaba una parte para tal asociación, otra para cual y la restante para aquella otra, no. Algún tipo sibilino y retorcido diseñó un sistema estilo Poncio Pilatos, yo me lavo las manos. Dicho sistema  obligó, empujó, o lo que fuere,  a las asociaciones a que formaran confederaciones, agrupaciones de asociaciones de padres o como coño se llame, (FEAPs es eso) y en su momento el estado repartía el dinero entre esas federaciones, siendo estas federaciones las que a su vez repartían el dinero entre las diferentes asociaciones. Imagínese el lector lo que podía ser eso. Uno ha conocido dos asociaciones. Una muy grande, la mayor de su comunidad autónoma, que intentaba andar con pies de plomo para no soliviantar a nadie, pero llevándose lo que creía justo, que yo no sé si era lo justo. La segunda, mucho más pequeña, pertenecía a dos confederaciones e intentaba picar donde podía. Creo que con estos dos ejemplos, los que conozco de primera mano, basta para hacerse una idea del funcionamiento de este sistema.
Imagino que el sistema seguirá funcionando igual, pero ahora la pasta, o una buena parte de ella, la darán las comunidades autónomas, al menos eso indica lo que ocurre en Cataluña.


Toda esta historia viene a colación porque ahora parece que nos tiramos del pelo porque los centros de educación especial o las asociaciones de discapacitados no tienen dinero para funcionar (uno recuerda como alguna vez este humilde bloguero o su pareja no han cobrado cuando debían por no llegar a tiempo la subvención, hablo de hace más de una década), pero la realidad habla de un apartado donde las administraciones han intentado racanear todo lo posible, incluso en períodos de bonanza económica, aunque no han dudado en utilizar a las persona discapacitadas como gancho llegados los períodos electorales pertinentes. Tal vez haya contribuido la existencia "silenciosa" de todas estas personas, a las que en muchos casos ni vemos, pues los centros donde estudian o trabajan suelen estar a las afueras de nuestras ciudades o pueblos o, en otras ocasiones, aunque les vemos porque la furgoneta o el autobús con destino a vete tú a saber donde,  los recogen o los dejan en un lugar por el que pasamos todos los días, no tenemos el menor interés en saber nada de ellos.
En definitiva, uno de los colectivos más ocultos para el gran público es el de unos ciudadanos que conviven con una discapacidad intelectual y/o física y la administración, a pesar de haber invertido mucho dinero, salido de nuestros impuestos, en muchos casos ha racaneado lo que ha podido a estas personas, pues tenía el pastel solucionado, y si no lo tenía buscaba que alguien, en muchos casos padres angustiados, les resolviera el problema.
Un saludo.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

EL NIETO, EL ABUELO Y LA REALIDAD, EL TIBURÓN

Hoy vamos a contar una historia de fe, de fe en una religión que continuamente ha demostrado que sus dogmas adolecen de credibilidad alguna, pero que, a pesar de ello, seguía ocupando un lugar preferenteentre las diversas religiones. Dicha creencia no sólo se mostraba como incierta y carente de todo fundamento, por si esto no fuera suficiente, la puesta en práctica de sus creencias producían dolor y sufrimiento a un amplio número de personas, seguidoras voluntarias o involuntarias de dicha fe, que contemplaban atónitos como lo prometido distaba años luz de los resultados reales.
Imagino que tras esta introducción el lector habrá establecido, a través de sus experiencias personales, un marco de referencia y, muy probablemente, habrá asociado la información del primer párrafo con alguna religión, más o menos conocida. Pues siento desilusionarle, pero en esta entrada no me referiré a ninguna forma organizada de fe, con su casta sacerdotal, garante de todas las esencias, al menos a ninguna religión con su dios, su casta sacerdotal, sus rezos, sacrificios y rituales varios. No, hoy dejaremos en paz a las castas sacedotales varias. Sin embargo, sí que ocuparé el tiempo restante a desmantelar un dogma de fe muy extendido y, como tal dogma de fe, basado exclusivamente en la creencia, creencia sustentada en la fe, que no en los resultados empíricos.


¿Qué creencia me ocupa, y hasta me preocupa tanto? Tal vez a través de un pequeño cuento pueda explicarme mejor. El cuento se titula: "El abuelo que no entendía nada" y relata lo siguiente:

Un día de diciembre se encontraban el nieto y su abuelo frente a la televisión. El uno absorto con las aventuras de un pequeño muñeco amigo de patos y elefantes. El otro concentrado en sus pensamientos, concretamente  en ese fastidioso dolor que él consideraba reuma, por más que el médico lo atribuyera a la edad y no le diera más importancia a ese dolor, que, por supuesto, el asqueroso matasanos no sufría en sus carnes.
Tras un largo rato, en el que la voz del niño y los sonidos de los animales, debidamente interpretados por una voz en off, eran los dueños únicos y absolutos del cuarto donde convergían niño y abuelo, este último se atrevió a deshacer la hegemonía sonora de la serie y preguntó al nieto por la causa del llanto que había sido su fiel compañero desde la salida del colegio hasta casi el final de la comida.
El niño, atrapado por las escasas palabras del niño vestido de azul que en esos momentos llenaba la pantalla rectangular del televisor, apenas hizo caso a su anciano familiar, pero, ante la insistencia de éste, no le quedó más remedio, sin disimulada desgana, que responder a la pregunta de su interlocutor.
-Verás, abuelo. En el cole hay un niño llamado Pantagruel que continuamente nos está pidiendo parte de nuestra merienda del recreo para saciar su apetito. Si no queremos dársela, como es muy fuerte, nos empuja y nos pega- prosiguió el pequeño.
- ¿Y no se lo decís al maestro?- preguntó el abuelo, visiblemente indignado.
- ¡Claro! Pero nos dice que si le damos lo que nos pide se calmará y, al menos, podemos comer algo de nuestra merienda. No os preocupéis el sólo, con el paso del tiempo, se calmará y podréis disfrutar de todo, o de gran parte, de vuestro almuerzo- explicó el nieto.
- No lo entiendo- dijo el adulto confundido.
- Es muy fácil. Nosotros le damos parte de nuestro bocata, zumo o fruta para que no se meta con nosotros- aclaró, o eso creía él, el niño.
- Ya, ya, eso lo entiendo. Lo que me confunde es la actitud del maestro. En vez de recriminar al niño ese, ¡cómo se llame!, os pide que le deis parte de lo vuestro para que no de guerra- replicó el anciano.
- No sólo eso. A veces se come todo lo que le damos y el don Demócrata nos exige que le demos una parte más de nuestro comida para el patio. Dice que sí no se la damos Pantagruel se puede poner enfermo, pues no tiene reservas, y no nos dejará dar las siguientes clases pues los gritos causados por sus dolores de estómago nos impedirá dar las clases. Mejor tenerle contento- concretó el pequeño.
El abuelo, extremadamente confuso por la posición del adulto encargado de dirigir la clase ante la actitud violenta de Pantagruel, sólo fue capaz de exclamar: "¡Ah!", para, acto seguido, considerar que lo correcto sería obviar la autoridad del maestro por parte de los niños y, entre todos, hacer frente al voraz y desalmado Pantagurel. Pero, por no contrariar el modelo educativo que intentaban transmitir sus padres al pequeño que tenía frente a él, calló y no le transmitió aquello que consideraba la mejor solución: luchar para que nadie abusara de él.
Y... colorían colorado, este cuento lo conocemos de sobra y, por desgracia, no se ha acabado.


Imagino que el amable lector ya tendrá constancia de cual es la religión a la que me he referido en los primeros párrafos de esta entrada. Sí, efectivamente, hablamos del  Mercado, dios único del neoliberalismo, encarnado en la figura del Pantagruel.
El maestro representa a aquellos que pudiendo variar las condiciones, beneficiando con ello a la mayoría, incluidos ellos mismos, no lo hacen, fiando todo a la autorregulación. El docente, que debe ser el árbitro de la situación encarna a aquellos que ofrecen sacrificios al Dios Mercado, para intentar aplacar su voracidad desmedida (esa misma que en ocasiones le lleva a robar más de la cuenta, pues el atracón que se han dado les lleva a vomitar lo ingerido, corriendo el riesgo de quedarse vacíos, como los bancos cuando juegan a la ruleta rusa, y necesitan que entre todos les demos parte de lo nuestro para paliar su hambre desmedida). Este docente figurado suele obviar que estos sacrificios siempre se realizan con polvora ajena, con bienes de los demás, de los ciudadanos. El maestro no puede ser otra figura que la de los políticos, que teniendo en su mano cambiar todo, se contentan con dejar hacer, dejar pasar, por si todo se arregla o, en el peor de los casos, por si los ciudadanos transigen con la mentira.
El abuelo no merece mayor comentario, su papel queda meridianamente claro. Y los padres, citados de refilón, pueden identificarse con aquel personaje o grupo de presión que el lector desee.
Aunque, debo reconocerlo, podría haberle ahorrado al lector toda la entrada si desde un principio hubiese colgado este vídeo de un tipo que la BBC presenta como inversor y defiende lo siguiente:


Un saludo. 

martes, 27 de septiembre de 2011

OTRA ADIVINANZA

SI ESTOS DOS 


FUERAN LOS PILOTOS DE ESTE AVIÓN


INTENTEN ADIVINAR EL NOMBRE DE LA AERONAVE QUE DIRIGÍAN,
 BASÁNDOSE EN LAS SIGUIENTES FOTOS









SOLUCIÓN

Si usted ha elegido la primera, Anarquía en el Reino Unido, no ha acertado. A los dos tipos de la foto no les han permitido meter mano en dicho país, uno de los pocos países europeos a los que no les han tocado las narices, pero ellos, los británicos, han elegido a su propio piloto suicida, un tal Cameron.
Probablemente, la segunda elección sea su preferida, Con faldas y a lo loco. Pues no, erró. A pesar de su apariencia de abuela del cuento de Caperucita, la señora que aparece en la primera foto de la entrada del día de hoy es la que lleva los pantalones en Europa.
Evidentemente, no hay más cojones, la correcta es la tercera. Lo que no queda tan claro es el nombre del defenestrado avión. Se puede llamar Europa, por el euro, las banderas y el mapa, o, como dicen una buena parte de los entrevistados al respecto por el Instituto de opinión contesta lo que quiero o paso de ti, la aeronave pudo haber sido bautizada con el sonoro nombre de:  ¡Más madera, es la guerra!

Un saludo.

lunes, 26 de septiembre de 2011

NOTICIAS BREVES

Ayer, en diversos lugares de España, se realizaron marchas de ciudadanos a favor de la dación de la casa como forma de pago íntegra de la hipoteca. Fuentes del progresista partido en el poder han declarado, off the record: "como se entere el tío Emilio la vamos a tener buena. Entre la mala temporada de Fernando Alonso y lo que piden estos rojos, masones, perroflautas le van a matar de un disgusto al bueno de don Emilio". Tras dichas declaraciones, Fuentes, el del partido progresista en el poder, ha dimitido y se ha aplicado con ahínco en su nueva ocupación como consejero de una de las empresas del Banesto.

El Partido Popular rechaza la limitación de emisiones de Dióxido de Carbono aprobada por el Congreso, siendo la excusa aportada que no está el horno para bollos con esto de la crisis. Muchos son los que se han consolado con esta opción tomada por el Partido Popular, "ya que no quieren subir los impuestos a los más ricos, al menos que se mueran pronto, aunque sea porque vamos a acabar en un tris con la posibilidad de vivir en este planeta, gracias al ritmo de destrucción del mismo que llevamos", declaró un rojo, masón y perroflauta.

Camps declara que los trajes recibidos de la trama Gurtell eran demasiado baratos para poder considerarse delito dicha acción. Ante tal declaración los presos de las cárceles españolas han demandado información sobre el mínimo para que un robo pueda considerarse delito. Se espera que en breve las cárceles españolas, siguiendo la doctrina Camps, pierdan parte de su clientela.

Mariano Rajoy promete que si llega a Moncloa luchará contra las cuentas opacas y el despilfarro en la administración. En una buena parte del Levante español están temiendo que el gallego ponga en práctica lo prometido. De hecho se han registrado los primeros vuelos en el Aeropuerto de Castellón. Se cree que los pasajeros, relacionados con la construcción del mismo, han tomado vuelos con rumbo a las Islas Caimán.

Tras el intento del Consejo de Administración de RTVE de manipular los informativos, solamente I.U. y U.G.T. votaron en contra, el consejero elegido por CC.OO. ha dimitido. El resto han alegado excusas varias para seguir en su cargo. "No sabía que yo era consejero". "¿Qué significa dimitir?" "Del barco de Chanquete, no nos moverán".

El fulano elegido por CiU para representarles en el Consejo de Administración de RTVE ha declarado que no quería votar la medida que implicaba una censura previa de la información en dicho Ente. Él se dejó convencer por un miembro elegido por el PSOE. Tras las declaraciones de este tipo y conocer las actuaciones del tal Puig, a la sazón Consejero de Interior del Gobierno Catalán, diversos expertos, entre los que se encuentran psicólogos, psiquiatras, antropólogos, físicos cuánticos y el ex marido de Belén Esteban, investigan como en un partido tan pequeño puede haber tantas personas con un Cociente Intelectual tan reducido ocupando cargos políticos.

El colectivo de presos de E.T.A. parece optar por la vía política, renegando del uso de las armas para conseguir sus reivindicaciones. Dicha opción ha pillado a la cúpula de los terroristas con el pie cambiado, declarando un encapuchado con chapela al respecto: "hah jdickmek no kalea kducmnb y et, ciencm", que traducido al español significa: "djuc dkucne ndidyne yu dunen dunehg, udney ndyen". Tras el nivel intelectual de estas declaraciones se está considerando que pase a integrar parte de los cuadros directivos de CiU.

En el Cuerno de África siguen muriendo de hambre miles de personas.

Tanto en París como en Nueva York el movimiento de los Indignados ha sido reprimido duramente. En la capital francesa los Indignados, de paso hacia la capital europea, y en la capital norteamericana la policía ha repartido a diestro y siniestro para impedir que dichos ciudadanos manifiesten su descontento. "Parece mentira. La policía se ha empleado a modo con los ciudadanos que denuncian como nos están robando a todos unos tipos que resulta están siendo protegidos por estos mismos policías", declaró un sociólogo que pasaba por este blog.

Barak Obama se felicita por la Primavera Árabe, que ha supuesto el acceso a la democracia (¿de verdad?) a muchos ciudadanos. Preguntado sobre el reconocimiento de Palestina como país y su negativa, el líder estadounidense ha respondido: "Estamos en otoño, han perdido su oportunidad. Tenían que haberlo hecho en primavera".

Estado Unidos y el F.M.I. creen que las medidas tomadas por Europa, o no tomadas, para rescatar a Grecia, así como los ajustes en los presupuestos, son un error, que impiden el crecimiento. Se espera que, en breve, el F.M.I. diga lo contrario y que el B.C.E. haga justo lo inverso a lo que defendía hasta hace un mes, todo ello apoyado, en uno y otro caso, en las previsiones que publicó antes de ayer el Banco Mundial, que desmienten las que estaban manejando hace un mes. En breve se esperan las declaraciones de Mourinho llamando hipócritas a todos.

Los bancos europeos, según los organismos económicos internacionales, no se encuentran en buena situación, más bien al contrario, tienen serios problemas de liquidez, pudiendo ser necesario un segundo rescate. "¡Joder! Yo tuve que aprobar una oposición para ser funcionario y encima me bajan el sueldo. Sin embargo, a estos tipos, los banqueros, que dirigen los bancos vete tú a saber porqué, les siguen pagando con dinero de todos sus meteduras de pata, fruto de su inutilidad. No es justo.", dijo Mariano, un auxiliar administrativo que no llega a los 900 euros mensuales.

La asamblea de socios del Barça acepta que el club de fútbol de dicha entidad porte la publicidad de Qatar Fundation. Una vez más se demuestra que el Barça es más que un club, ha pasado de lucir publicidad de UNICEF a otra de una fundación de un país que es una monarquía semifeudal. 

domingo, 25 de septiembre de 2011

YO TAMBIÉN LO NECESITO

Aunque ya ocurrió la semana pasada, he decidido descansar, al menos, un día a la semana de esta mi ocupación bloguera. Una vez comenzado el curso, mi tiempo libre ha disminuido significativamente y necesito momentos para realizar otras actividades que, igualmente, me llenan tanto como garrapatear letras en este blog, por lo que debo ir haciendo equilibrios para compatibilizar mi vida personal, profesional y bloguera. Tras analizar la cuestión en profundidad decidí que lo mejor era buscar un equilibrio entre todo, sin, obviamente, abandonar nada (lo de ser padre no pensaba abandonarlo). Por ello, a partir de hoy, al menos durante un día a la semana guardaré silenció en las pantallas de los lectores, sé que éstos me lo sabrán agradecer, lo que me permitirá un mayor descanso y, si mis escasas neuronas lo permiten, unas mejores entradas, cuestión que todo el mundo me agradecerá, incluido el fulano, le llamo fulano porque el firmaba como anónimo,  que me quería convencer hace poco, escribiendo en este blog, de que el fin del mundo se avecinaba y que me arrepintiera de no sé que maldades. 
También me gustaría aclarar que no existirá un día fijo para descansar, dependerá de las circunstancias de mi vida y del grado de cansancio que mi ya cascado cuerpo acumule, aunque intentaré que la mayoría de los días de asueto coincidan con el sábado y el domingo (las resacas a mi edad son muy malas).
Para celebrarlo un poquito de música.









Un saludo.

sábado, 24 de septiembre de 2011

PATRIA, REY Y POBREZA GENERALIZADA

Hoy la cosa va a ser muy sencillita, al menos para mi, voy a colgar un vídeo y una reflexión. El vídeo ha sido extraído del programa Salvados y en él un economista neoliberal espeta todo tipo de necedades a derecha a izquierda. Tal vez, lo más, vamos a llamarlo espectacular, de todas las declaraciones del fulano sea lo que larga casi al final: los gastos en "defensa" deben incrementarse. Es decir, debemos comprar material bélico que, como reconoció el número de dos de Defensa recientemente, no se va a usar nunca, a pesar de que según el tipo no hay dinero para educación ni sanidad. Parece que los neoliberales siguen a pies juntillas las doctrinas neocon (tal vez porque unos y otros no difieran en nada).


Sin embargo, Vicenç Navarro, uno de los tipos más lúcidos de este país (a pesar de perroflautas como Manel Fuentes, aprendiz aventajado de Sardá, el rey de la calidad televisiva) demuestra en el artículo que aparece si se pincha el enlace que dejo tras este párrafo, que si hay dinero para todos. Entonces ¿dónde se localiza el problema? Ni más ni menos, la cuestión radica en el mal diseño de los impuestos, aspecto denunciado por uno de los tipos más ricos del mundo, que facilita que los que más tengan contribuyan menos, muchos menos, al bienestar de todos. Recordemos que tras la lucha de los neoliberales para acabar con el estado del bienestar, bajando impuestos, ahora dicen que no hay pasta para mantenerlo. Mentira, sobra dinero, lo que no existe es una distribución equitativa a la hora de pagar impuestos. 
Un consejo: si el lector desea pasar un día tranquilo, deje para otro día la lectura del artículo, pues en él podrá comprobar que el porcentaje que paga de impuestos es, casi con total probabilidad, infinitamente superior al de su jefe.


Un saludo.

viernes, 23 de septiembre de 2011

DILO SIN PALABRAS

Hoy le voy a pedir al sufrido lector de este blog que haga un esfuerzo mayor que aquel que de manera cotidiana realiza al leer estas líneas. Le voy a pedir, suplicar si es menester, que se ponga en la piel de otra persona. De otra persona al que le puede poner el nombre que le plazca, la edad que desee, los rasgos físicos que más gracia o tirria le den y todo aquellas características que les venga en gana, menos una, que esa la pongo yo. Bueno, tal vez sean más de una, o no, dependen como se tome, pero sin ella, o ellas, esta entrada no tendría sentido y el lector no podría realizar el esfuerzo que le demando. 
Y aquello que diferencia a la persona que hemos elegido del común de los mortales se trata de lo siguiente: no puede expresar oralmente sus demandas, sus pensmientos, sus miedos, sus... Pero, a pesar de sus limitaciones expresivas, comprende buena parte, o todos, los mensajes orales, y no orales, que el resto de personas de su entorno le dirigen. 
A mi si me plantearan esta situación a quemarropa me podrían venir a la cabeza dos imágenes: una persona muda que no posee lenguaje de signos o, más personal, sensación de claustrofobia de estar encerrado en vida.


Antes de continuar me gustaría referirme a la importancia del lenguaje para modificarnos a nosotros mismos y, en este caso más importante, para poder ejercer cambios sobre nuestro entorno.
Explicar la importancia de la interiorización del lenguaje, grosso modo, lo podríamos hacer así: durante los primeros años de nuestra vamos interiorizando el lenguaje, que es el que se encarga de que tengamos unos comportamientos socialmente aceptables, entre otras cosas, pues la interiorización del lenguaje implica otras cosas. La interiorización del lenguaje contribuye a que seamos capaces de darnos órdenes sin que nadie las oiga, ni nosotros mismos a veces, pues están interiorizadas.
Por otra lado, él que nos ocupa hoy, a través del lenguaje, generalmente el oral, pero no en exclusiva, conseguimos modificar nuestro entorno. Si yo le digo a mi hijo que me dé un beso y éste lo hace, he conseguido algo que deseaba y que de otra forma difícilmente hubiera ocurrido. Eso es modificar el entorno. Evidentemente, las modificaciones pueden ser de mayor o menor calado, pero, a veces, el beso de tu hijo es más necesario que derrocar un gobierno, utilizando para ello también la voz, u otros medios de comunicación. En el fondo todo se basa en lo mismo. Este lenguaje sirve para modificar el entorno que nos rodea o, muchas veces, para, al menos intentarlo, pero, al menos, tenemos la posibilidad de intentarlo y conseguirlo en ciertas ocasiones. Ésto último es muy importante, pues si el lenguaje no sirviera para que el mundo se adaptara en ocasiones a nuestras necesidades, deseos o caprichos perdería parte de su valor y se convertiría en otra cosa bien distinta, o, tal vez, desaparecería.
Fíjese el lector que el conjunto de palabras que hilvanamos, a veces son gestos, cobran significado porque son capaces de hacer sentir al mundo que estamos ahí. Pero...¿qué ocurre cuando una persona, o un niño, son incapaces de expresarse, o de transmitir todo aquello que por dentro si que son capaces de "visualizar"?
La respuesta puede parecer obvia: si estas personas existen, deben existir un nivel de frustración brutal. Efectivamente. Esas personas existen y uno intuye que esas personas deben sufrir un nivel de frustración desmesurado, cercano a la depresión en algún caso.
Uno recuerda el caso de un adulto de casi treinta años con parálisis cerebral infantil que nunca había acudido a un centro o institución, sin lenguaje oral y con un lenguaje gestual funcional para su familia más próxima. Esta persona, con unas capacidades cognitivas buenas, fue capaz de adquirir un sistema alternativo de comunicación (SAAC) pictográfico y ampliar su mundo, sobre todo las posibilidades de ser tenido en cuenta por muchas más personas, lo cual generó un "subidón" en su autoestima apreciable, a pesar de la ausencia del pictograma autoestima en su cuaderno y de, muy posiblemente, no comprender lo que significaba, pero bastaba con mirarle a la cara cuando utilizaba su cuaderno para intentar transmitir lo que pensaba, necesitaba o creía.


Existe una extraña tendencia, vete tú a saber porqué, en educación, y en la sociedad en general, que sólo califica como apto el lenguaje oral, hablar, desdeñando otro tipo de lenguajes. Seguramente los sordomudos, que han luchado y luchan por el reconocimiento de su lenguaje, reconocido por la O.N.U., sepan de lo que hablo (el lenguaje de los sordomudos no es universal; es decir los signos de una persona de Cuenca no son los mismos, ni muchos menos, que los de una persona China). El oralismo, esa teoría que dice que el único lenguaje válido es el oral, el hablado, sigue teniendo gran predicamento en nuestra sociedad, y entre muchos profesionales, prefiriendo que un niño diga cuatro palabras, en algún caso inteligible por su entorno más próximo, a que use un SAAC, que, aún teniendo ciertas limitaciones, permite al niño, o al adulto como él del ejemplo, tener capacidad de comunicarse, aunque sea para expresar cuatro cuestiones de su ámbito más cercano, como puede ser en los casos de personas con discapacidad psíquica severa, pero cuatro cuestiones, o muchas como en el caso de niños y personas con unas buenas capacidades mentales son la repera y mucho más que cuatro palabras o sílabas ininteligibles para el resto del mundo. Este aspecto resulta harto importante. La capacidad de expresarse con gestos, símbolos, etc. que sean entendidos por el mayor número de personas posibles aumentan las posibilidades de autonomía e integración social de las personas con limitaciones serias en su lenguaje oral. Consiguiendo que ellos mismos se sientan útiles y parte integrante de esta sociedad. Además, estos signos, símbolos, etc., en muchos casos, al ir asociados al lenguaje oral consiguen que este mejore, no siempre, pues hay personas que su patología les impide emitir fonemas.


Por último, alguien podrá pensar que lo escribo se trata de una soberana majadería digna de un idealista o de un imbécil integral con ganas de trascender, o de llenar una entrada de su blog. Bien, si alguien piensa ésto que se acuerde un científico, un tal Stephen Hawking, incapaz de articular un fonema. Este tipo, que bien es cierto sabía hablar y dominaba la lectoescritura antes de perder el control sobre su musculatura, entre ella la fonadora, tiene un sistema que le permite comunicarse con sus iguales, llegando, incluso, a escribir, a dictar, libros sobre cuestiones que a la mayoría nos supera. ¿Qué hubiera sido de Hawking si alguien, tal vez el mismo, no le hubiera dado un sistema para comunicarse con el mundo? ¿Y qué hubiera sido de la sociedad? Pues, casi con total probabilidad, hubiese perdido a uno de sus mejores científicos de los últimos tiempos.
Considero que por hoy es bastante, no deseo agobiar al amable lector, por lo que otro día, vete tú a saber cuando, profundice en este tema.



jueves, 22 de septiembre de 2011

DE BUEN ROLLITO

ADIVINAR, 
EN EL MENOR TIEMPO POSIBLE Y SIN EL COMODÍN DE LA LLAMADA, 
CUAL DE ESTOS PERSONAJES NO GENERA POLÉMICA CADA VEZ QUE ABRE LA BOCA





SOLUCIÓN:
Si ha elegido la primera opción, lo más probable es que usted sea Tomás Roncero o tenga denuncias frecuentes por participar en peleas.
Si la segunda foto es la que le parece más apropiada para responder la adivinanza, va usted muy bien encaminado.
Si, por contra, considera que la mujer de la tercera foto es la que mejor se ajusta a la respuesta buscada, procure no acudir a las manifestaciones de profesores de estos días en la capital de España.
Por último, si piensa que el tipo de la última foto representa la paz y el bienestar allí por donde pasa, usted aspira a vivir como Dios sin pegar palo al agua.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

LOS DERECHOS DE TODOS, LA AUTÉNTICA LIBERTAD

Desde tiempo a cierta gente, siempre los mismos, se les escucha hablar del respeto que ha de tener hacia sus ideas y sus planteamientos. No sólo eso, además asocian deliberadamente sus ideas a la palabra libertad, considerando que no opinar o no llevar a cabo sus ideas se convierte en un liberticidio de consecuencias funestas para la humanidad.


Tal vez el lector se pregunte de que hablo exactamente, pues, tal vez, con un ejemplo le pueda sacar de dudas. La Líder Esa, la amiga del hijo puta, decía ayer sobre la jornada de lucha convocada por el profesorado de Madrid, esa jornada que, a pesar de todo, se ha convertido en un éxito, pues ha sido seguida por profesores, sindicatos de alumnos y asociaciones de madres y padres, que los profesores estaban en su derecho de hacer huelga, pero que se deben respetar los derechos de los demás???? ¿A qué se refiere la colega? Nadie lo sabe, pues no ha habido incidentes, pero ella, y la gente de su troupe, siempre habla de derechos de los demás, de libertad de los demás, especialmente cuando no le gustan lo que tienen enfrente. Pero, ¿a qué se refieren con los derechos o las libertades de los demás? Básicamente, como demuestra la realidad, a que nadie se enfrente a ellos y a sus medidas. Cualquier atisbo de reacción contra sus medidas neoliberales, privatizadoras, segregacionistas y clasistas son una ataque contra la libertad. El colmo de esa estupidez es la de los neoliberales de postal que hablan sobre la imposición que supone pagar impuestos. Pues nada, no pagues impuestos y ya veremos. A mi no me gusta ir a trabajar ciertos días y tengo que hacerlo. El otro pegaría una paliza al vecino que le molesta y se limita, como mucho, a llamar a la policía para denunciarlo. A muchos nos apetecería darle zapatilla al coche de vez en cuando, pero nos aguantamos pensando en la multa o en una sanción peor que nos puede caer por vulnerar las reglas de tráfico. A la otra le gustaría... Pero, obviamente, uno de las cuestiones básicas de vivir en sociedad es que ésta debe funcionar y para ello todos, con mayor o menor entusiasmo, debemos seguir unas normas y no seguir esas normas no genera mayor libertad, provoca la desmembración de la sociedad. Desmembración de la que salen beneficiados los que mayor capacidad de organización tienen en ese momento o, lo que es lo mismo, las grandes organizaciones económicas del momento. Obviamente, toda norma se puede y, en muchos casos, se debe cambiar, en función de la evolución de la propia sociedad, pero, lo que parece claro que cambiar las normas para satisfacer a una minoría, que en este caso ejerce el dominio económico, genera tensiones, enfrentamientos y, posiblemente, conflictos que trascienden de lo meramente dialéctico. Generalmente, las normas se han modificado en una sociedad, cuando la mayoría de los ciudadanos que la componían veían como algo lógico esos cambios, pues dichas modificaciones son contempladas por esa mayoría de ciudadanos como mejoras, no como imposiciones, que, exclusivamente, benefician a una minoría. 


Pero volvamos al principio, me enrollo demasiado. Cuando esta gente, los neoliberales, hablan de respetar sus libertades siempre se produce una extraña relación causal: los derechos que reivindican ellos siempre tienen un rango superior a los derechos de los demás, que generalmente son recogidos por leyes de carácter universal. Me explico. Cuando los profesores hacen huelga, derecho reconocido en multitud de leyes, siempre buscan anteponerlo al derecho a???, en este caso ni tan siquiera lo dicen. Cuando se habla de una educación pública de calidad, ellos intentan anteponer el derecho a la elección de centro por parte de los padres (lo cual esconde una maldad intrínseca, pues si fomentaran la educación pública de calidad, existiendo la educación privada autofinanciada de verdad, no subvencionada como ahora, es muy posible que la gente no se preocupara tanto de elegir centro educativo, como de participar activamente en la educación de su hijo). Tres cuartas partes de lo mismo pasa con la sanidad... En resumen, siempre que hablan  de respetar sus libertades se refieren a acabar con los derechos de muchos. Derecho a una educación pública de calidad, derecho a una sanidad de calidad, derecho de huelga e, incluso, derecho de cátedra (se investiga, en Castilla la Mancha, quién escogió un texto de Escudier para un examen de Selectividad que arremetía contra Esperanza Aguirre) y de expresión, derechos que, según los neoliberales (que por cierto, no lo son ni por el forro, especialmente su tienen instrumentos de propaganda pagados con el dinero de todos) ocupan un lugar menor en el escalafón que sus pretendidas libertades, que como bien digo son suyas y de sus colegas.
La mentira que supone reivindicar supuestas libertades para acabar con derechos de millones de ciudadanos es moneda común en nuestro país, pero no por ello deja de ser menos mentira, una falacia que esconde la verdad: sus pretendidas libertades consisten en la pérdida de derechos de los ciudadanos de a pie. Sus pretendidas libertades consisten en concentrar la riqueza en manos de unos pocos, que encima son intocables, véase la reacción de Mariano, el escritor templado, y su colega la Cospe, no sin mi mantilla, ante la vuelta del Impuesto de Patrimonio. 
No, jamás son libertades, en tal caso se trata de deseos de una parte de los ciudadanos, que, a pesar de todo, son una parte de la ciudadanía, ni tan siquiera son la mayoría, por eso han optado por arroparse con la palabra libertad (esa que igualmente usabas Franco, Hitler o Mao para justificar sus barbaridades), porque, a pesar de la terrible campaña mediática, saben que no son la mayoría, como se ha comprobado en Madrid, donde hasta una parte de las AMPAS, entre ella la agrupación mayoritaria, se ha mostrado en contra de medidas que atentan contra los derechos de la mayoría de los ciudadanos, con la pretendida escusa de optimizar los recursos públicos. Medidas que atentan contra la mayoría de los ciudadanos y, en teoría, favorecen lo que ellos defienden la libertad de elección de los padres, una estupidez como otra cualquiera, pues en realidad lo que han hecho es desviar dinero de todos para que funcione la educación privada, quitan 80 millones del dinero de todos a la enseñanza de todos, la pública, para dar esa cantidad y diez millones más a la privada en forma de desgravación fiscal. Como se puede comprobar el argumento de las libertades es falso, se trata de desmantelar la competencia a lo privado, de desmantelar lo público.


Hasta aquí se podía tratar de una forma de entender la mejor forma de dar servicios al ciudadano, unos apuestan por un sistema y otros apostamos por el mejor, pero detrás de la palabra libertad, usada por estos tipos casposos y estas tipas cuyo consumo de laca se convierte en un atentado contra el equilibrio ecológico, subyace otra realidad. Estos tipos, que utilizan la palabra libertad con la facilidad con la que mi hijo se comió ayer una ciruela para merendar, tienen problemas para entender la libertad de los demás y para respetarla. Si una persona no cree en la religión y critica a la cúpula de la Iglesia Católica es poco menos que un desalmado, que no tiene derecho a la vida. Si alguien critica la política de estos tipos inmediatamente se le califica poco menos que como el inspirador de la Comuna de París. Si se está en contra de la educación religiosa en el sistema educativo se carece de valores. Si...  En resumen: si no se apoyan sus ideas y decisiones se sufre la descalificación inmediata, cuando no opciones más violentas, como por ejemplo el expediente que se ha abierto a un policía por pertenecer al 15-M. Lo que en el fondo demuestra que el uso que hacen de la palabra libertad es meramente estético, mejor dicho, totalmente interesado, pues cuando han de aplicarse el cuento se olvidan del significado de dicho término y no dudan en vulnerar los derechos básicos de otros ciudadanos, entre ellos la libertad de expresión, de cátedra o el derecho a una educación, sanidad dignos o a un trabajo o a una pensión digna (todos ellos recogidos en ese pequeño libro llamado Constitución Española de 1978). 
Para concluir me gustaría decir que cuando nos hablen de libertades, que generalmente suelen referirse a la libertad de una persona o unas pocas, contrapongamos los derechos inalienables que se han de perder para dar gusto a una minoría y decidamos si merece la pena dar gusto a unos pocos, que, en líneas generales, buscan exclusivamente su beneficio, sin importarle en absoluto lo que ocurra con el  resto de ciudadanos.
Un saludo.

martes, 20 de septiembre de 2011

LA REALIDAD EN COLORES

No hace falta ser un genio de la economía para ser consciente de que la cosa va mal, muy mal. 
No hace falta ser un analista genial para darse cuenta de que los que mandan no tienen ni idea sobre la solución a este embrollo colosal que ha creado su estupidez y su dejar hacer.
No hace falta ser un fino analista económico para comprobar que todo el sistema económico se asentaba sobre grandes falacias. Falacias que han decidido mostrarse a la par, para desesperación de millones de personas en el mundo.
No hace falta ser un estudioso de la economía para saber que la adulteración de las macrocifras se ha convertido en la coartada perfecta para justificar todo lo ocurrido hasta ahora y buena parte de lo que está por venir: hambre, miseria, desigualadades entre países y dentro de los mismos países.
Todo lo expuesto anteriormente se puede resumir en este mapa:


Este mapa, con esos colores tan chulos, refleja el nivel de desigualdades sociales dentro de cada uno de los países.  El nivel de desigualdades sociales se mide con el Coeficiente Gini, que, grosso modo, cuanto más se acerca a 0 indica menor nivel de desigualdad, por lo que los países coloreados en verde son aquellos en que las desigualdades sociales, las diferencias entre pobres y ricos, son menores. Por contra, cuanto más se acerca un país al rojo, mayor número de ciudadanos serán pobres en dicho país.
Alguien, seguramente con razón, podrá discutir la validez de este mapa para conocer la situación real de un país, y, sobre todo, compararlo con otros países. Por ejemplo, no es normal que EE.UU. tenga el mismo color que su vecino los Estados Unidos de Méjico. Es verdad, la renta per capita en el país del Norte es mayor y las condiciones, en general, mejores, pero eso no es óbice para que en el país gobernado por Obama cada vez haya más pobres y la diferencia entre ricos y pobres sea mayor, la brecha sigue abriéndose, gracias a las políticas neoliberales.
De este mapa llama la atención que el lugar donde las desigualdades sociales son menores es un pequeño continente llamado Europa y algún lugar más, Canadá, Australia y Mongolia, donde la pobreza esta bien repartida. Es decir, que el Estado de Bienestar, eso con lo que quieren acabar los neoliberales, si que sirve para limar diferencias entre pobres y ricos y no sólo eso, permite, igualmente, que muchos de sus países figuren entre los más ricos del mundo. 
Resulta sorprendente que un país como EE.UU. tenga un reparto de la riqueza tan desigual, pero, si miramos más abajo en el mismo continente, observamos como en Chile, el ultraliberal Chile, las desigualdades son aún más, más que en la ultracompetitiva China, lo cual es tremendo, pues hasta el propio gobierno chino, esa dictadura, reconoce que el mayor problema del país son las desigualdades sociales. Por cierto, las desigualdades sociales en Chile, al menos porcentualmente, son similares a las de otro país que representa lo contrario a el país sudamericano, Venezuela. Ambos lugares comparten color y, por tanto, un alto número de personas que no se benefician de la riqueza existente en el país. Tampoco deberíamos dejar pasar por alto que el último "milagro neoliberal" sudamericando, Perú, comparte color con Chile. ¿Será causalidad?
Otro dato que me causa cierto estupor es comprobar como las diferencias sociales en los cuatro países que se permitían el lujo de dar consejos a Europa, a cambio, en teoría, de comprar nuestra deuda:  Rusia, China, Brasil y Sudáfrica se caracterizan por sus grandes desigualdades sociales. Parece que el dinero del que no disponen una buena parte de sus ciudadanos, es él que nos quieren prestar a los europeos. Curioso.
Aunque este mapa se debería completar con otros datos, es evidente que en un país con mayor P.I.B. los pobres va a ser menos pobres que un país con mayor P.I.B., pero no deja de ser significativo que en aquellos países con un mayor P.I.B. las desigualdades entre sus ciudadanos son mayores cuanto más implantado está el sistema neoliberal, siendo éstas mitigadas, al menos en parte, en aquellos países con sistemas de protección social importantes. 
A partir de aquí, que cada uno piense y actúe como desee.
Un saludo.

lunes, 19 de septiembre de 2011

NADA POR AQUÍ, NADA POR ALLÁ

PASEN Y VEAN EL MARAVILLOSO ESPECTÁCULO DE MAGIA QUE SE HA PRODUCIDO EN ESTE PAÍS


TRAS MÁS DE UNA DÉCADA DE PELOTAZO URBANÍSTICO, DONDE TODO EL MUNDO GANABA DINERO DE MANERA DESMESURADA


APARECIÓ EL SEÑOR DE LA BURBUJA Y REVENTÓ TODO EL SISTEMA QUE TAN "BIEN FUNCIONABA"


TODOS AQUELLOS QUE SE HICIERON DE ORO, POR ARTE DE BIRLIBIRLOQUE, DE REPENTE VIERON COMO SU DINERO DESAPARECÍA DE MANERA HARTO SORPRENDENTE Y SOSPECHOSA.



Y, AHORA, PARECE SER QUE LOS CIUDADANOS VAN A LLAMAR  A LOS MISMOS QUE CREARON LA BURBUJA PARA SALVARNOS DE SUS CONSECUENCIAS.


sábado, 17 de septiembre de 2011

NOTICIAS BREVES

El gobierno vuelve a implantar el Impuesto sobre el Patrimonio, haciendo caso, o eso parece, a la petición de Rubalcaba. Tras no incrementar las pensiones, bajar el sueldo a funcionarios, recortar en educación, sanidad o dependencia, al fin han llegado a la conclusión de que los que más tienen también deben contribuir a subsanar este desastre. Fuentes del Ministerio de Economía han declarado a este respecto: "nunca es tarde si la crisis es buena"; tras lo cual se nuestro informante y sus colegas del Ministerio se fueron a hacer cuentas sobre cuanto dinero ha supuesto el aumento del IVA, que afecta especialmente a los ciudadanos con menos ingresos.

Mariano Rajoy, el hombre que pudo gobernar, se opone a este impuesto, el de Patrimonio, pues dice que no fomenta el ahorro y grava dos veces lo mismo. Antonio Chamarro, un tipo que pasaba por este blog, ha dicho: "No pasa por no poder ahorrar. A mi me se me agotó la prestación por desempleo, 420 euros, hace cuatro meses y no tengo un euro en el banco, ni para comer tampoco. ¿Ustedes ven que los bancos hayan quebrado porque no pueda ahorrar? ¡Pues ya está, cojones!". Cuando se requirió a Antonio Chamarro para que diera su opinión sobre otra de las declaraciones en las Mariano, el hombre que pudo gobernar,  decía que el impuesto era injusto, pues conocía a gente que había heredado y vivía de esa renta, por lo que el impuesto les hundiría, nuestro interpelado ha constestado: "yo no conozco a nadie que viva de las rentas de una herencia, sólo conozco trabajadores. Pero, vamos, mucho tienen que haber gastado desde que se quitó el anterior impuesto sobre patrimonio, hace un año y pico, para poder pagarlo antes y ahora no." Tras estas declaraciones Pepe, cansado del asunto, nos pidió ochenta céntimos de euro para tomarse un café en el Congreso.

Emilio Botín, el hombre que ha gobernado más que Rajoy, declara que le parece muy mal que se vuelva a implantar el Impuesto de Patrimonio. Dichas declaraciones se hicieron con tono contundente y seco, casi tanto como declaró ante el juez no tener nada que ver con un dinero a su nombre que se encontraba depositado en un paraíso fiscal.

El rey de aquí, Juan Carlos I, sigue de baja tras su intervención quirúrgica. Tanto la mutua con la que trabaja la empresa en la que ejerce su labor el Borbón, como la Seguridad Social ya le han hecho acudir a revisiones, para justificar tan largo período de baja. Por el momento, según fuentes de Zarzuela, todo se encuentra en orden y no parece que el paciente esté fingiendo. Lo que sí nos comentan desde la Casa Real es lo siguiente: "el rey está triste y desea reincorporarse con prontitud al trabajo pues lo echa de menos y, además, al llevar tanto tiempo de baja su sueldo ha disminuido de manera significativa y tendrán que recortar gastos para llegar a fin de mes."

Esperanza Aguirre culpa a la oposición, sindicatos, indignados y a los de la ceja de ser el alma mater del movimiento social que se opone  los recortes que está llevando a cabo en los gastos destinados al sistema educativo madrileño. Tras culpar a todo estos colectivos, unos días después ha responsabilizado también de dicha respuesta al Ministro de Educación, Gabilondo. Se espera que en próximos días acuse también de subversivos a Pocoyó, Bob Esponja, Dora la Exploradora y, muy posiblemente, a la abeja Maya.

Siguen los recortes en la Sanidad de Cataluña, esta vez en el hospital San Pau de Barcelona, donde van a desaparecer 80 camas, se reducen el número de operaciones diarias y ciertos servicios no se ofrecerán los viernes. Un miembro de la Generalitat ha declarado: "Nadie debe preocuparse, la extrema unción se podrá seguir recibiendo en catalán y el moribundo podrá recibir la misma sin ningún problema, pues nuestras fuerzas de orden apalearan a los Indignados, si osan aparecer". Tras lo cual, poniéndose una barretina en su cabeza, se ha largado sin más, al Nou Camp a ocupar su lugar en el palco, farfullando que debe llegar pronto o le tocará ir a la grada, pues todo el mundo quiere estar en el palco.

El director del Aeropuerto de Castellón cobra 84.000 eurazos del ala al año. Hasta aquí todo normal, si no fuera porque todavía no ha aterrizado ni despegado un sólo avión en dicha estructura aeroportuaria desde que se inauguró hace unos meses. "Nadie sabe el estrés que se pasa ocupando este cargo. Todo tiene que estar preparado a la perfección para cuando, un año de estos, aterrice el primer avión", ha declarado un fulano que ocupaba otro alto cargo en el organigrama de gestión del aeropuerto, cuyos apellidos coincidían, casualmente, con los de un alto cargo político del partido que gobierna en la localidad donde está enclavada la infraestructura en cuestión.

Manel Fuentes, en un programa de radio, de la radio pública catalana, trata a Vincenç Navarro, uno de los economistas que desde hace lustros viene advirtiendo sobre la falacia que es el sistema económico actual, con desdén y una gran falta de educación, mientras le realizaba una entrevista. El locutor radiofónico se apresuró, al día siguiente, a pedir disculpas al entrevistado, justo después de ser aconsejado por Kiko, Aída Nizar, ambos personajes de Gran Hermano, Leonardo Dantés, la Bruja Lola y el pene de Boris Izaguirre.

Miles de personas siguen muriendo cada día de hambre en el Cuerno de África (pinchando en las letras marrones aparecerá una forma, existen muchas más, de ayudar a paliar la desesperada situación).


Timothy Geithner, el enviado de Obama para intentar convencer a los ministros europeos de economía de que deben acelerar el rescate griego y la puesta en práctica de medidas de estímulo, vuelve a su casa habiendo fracasado en su misión. Nuestro analista de cabecera sobre asuntos económicos, el extraterrestre Manué, que lo ve todo de manera objetiva, ha escrito lo siguiente: La U.E. apuesta por ajustes duros para salir de la crisis. EE.UU., sin embargo, cree que la manera de acabar con esta pesadilla económica es invirtiendo dinero las administraciones. El F.M.I. considera que se deben ajustar el cinturón las administraciones de los países que están peor, desde un punto de vista económico, apostando por la opción inversa, estimular la economía, aquellas administraciones de los países que tienen crisis, pero menos. Y yo, el extraterrestre Manué, digo: en este puto mundo hay demasiadas siglas que dan de comer a demasiada gente que no tiene ni puta idea de lo que se trae entre manos y que encima nos están haciendo la vida imposible".

Sarkozy y David Cameron han viajado a Libia para apoyar a los insurgentes que, gracias al apoyo de la OTAN, están derrotando al dictador Gadafi. Sarkozy, tras asegurar una buena tajada en del negocio del petróleo para su país, concretamente para la multinacional del sector de su país, ha declarado: "Se acabaron los tiranos, o no. Ahora viviréis en democracia, o no. Se celebrarán elecciones dentro de poco, o no. La guerra acabará pronto, o no. Pero, en el fondo, todos tenemos que estar contentos pues todos hemos salido ganando. Unos muchísimos más que otros, pero todos hemos salido ganando, o no", concluyendo el mensaje de la siguiente manera: "¡Viva Honduras! Pardon. ¡Vive la Libie!"

Un broker provoca pérdidas al banco suizo UBS por valor de 1.500. Las pérdidas se produjeron cuando un empleado de la empresa realizó una serie de inversiones en valores que resultaron ser lo que técnicamente se conoce como una caca pinchada en un palo. "¡Cómo mola! Tras tener que rescatar a UBS con dinero público, ahora un fulano desde Londres ha estado a punto de volver a hundirlo. Yo de mayor también quiero hacer eso", ha declarado un niño que también quiere jugar a ser economista y dirigir, o al menos ser broker, de un banco.

Caco Senante, uno que dicen que cantaba, que ahora se dedica a dar la nota, y que, para más señas, ahora pertenece a la cúpula judicial, perdón, directiva de la SGAE, ha declarado que si todo el mundo que compusiera y se afiliara a la SGAE pudiera votar, también podrían votar los del 15-M para decidir sobre asuntos sobre dicha organización. Resulta curioso que un tipo como Caco Senante asocie a los integrantes del 15-M con personas torpes y con intenciones aviesas y más cuando este personaje niega la democracia interna en una asociación que, según apuntan todos los indicios, se caracterizaba por la corrupción que imperaba en ella, muy especialmente en la Junta Directiva, o en parte de ella. Junta Directiva a la que, por cierto, pertenecía. 

viernes, 16 de septiembre de 2011

NIÑOS OLVIDADIZOS

Antes comenzar me gustaría aclarar que no me considero un genio ni el mejor profesional del mundo, simplemente no comulgo con ciertas percepciones profusamente extendidas. Eso es todo.
Uno, que sabe que es un bicho raro en ciertos aspectos, escucha con frecuencia el típico: "a este niño se le olvida todo lo que aprende" y no deja de sentirse incómodo. ¿Por qué? Porque le resulta difícil, muy difícil, comulgar con esa teoría, la del olvido de contenidos académicos de un día para otro y con unos profesionales más que con otros.
Antes de seguir debo aclarar que las personas que defienden esta teoría no siempre se caracterizan por ser vagos, perros y malos. Al contrario. Muchas de las personas que transmiten esa impresión lo hacen con una gran carga de frustración, a pesar de lo cual siguen luchando diariamente para que el alumno en cuestión adquiera los aprendizajes necesarios. No, ni muchos menos, no todos los que defienden esta forma de entender los hechos son malos profesionales, en algún caso es todo lo contrario.
Hecha esta aclaración, necesaria, sigamos con el tema.
Como decía, en educación no es infrecuente, y más en el caso de maestros de mi especialidad, la citada frase sobre la incapacidad de retener nuevos aprendizajes por parte de los alumnos. En esos momentos me acuerdo de una amiga, licenciada en Pedagogía, que considera que no hay niños tontos: hay un sistema imperfecto, y me congracio con el mundo, pensando que no soy el bicho más raro del orbe. Debo aclarar que soy consciente que existen personas con discapacidad psíquica, he trabajado muchos años con ellos, cuyas capacidades, cuantitativamente, están limitadas, o que otras personas padecen Trastornos del Espectro Autista..., pero yo me refiero a niños "normales". Niños que juegan al fútbol, que recuerdan como se llaman sus amigos, que saben ir a casa de sus abuelos y de sus primos, niños que saben como putear a otros niños o que no deben arrimarse a otros que les pueden hacer la vida imposible. Niños que, en definitiva, en la calle son capaces de hacer todo aquello que hacen la mayoría de niños de su edad.


Y entonces, ¿por qué olvidan de las letras, de los números o del nombre del afluente del Sil según se mira a mano derecha desde el lugar que se pone el Sol el 23 de mayo?
Todo reside realmente en la pregunta, que desde mi punto de vista no es correcta, y se debería formular de la siguiente manera: ¿por qué hacen creer a todo perro quisque que se olvidan de la puñetera letra m o de la tabla del 2?
Existen varias explicaciones, incluida la de la inteligencia, pero un aboga más por aspectos externos.
¿Factores externos? ¿Externos a qué? A lo que podíamos considerar la capacidad intelectual con la que el niño viene de serie. Tal vez se entienda mejor con un ejemplo.
Es bien sabido que con el trascurso de las generaciones, especialmente se nota en las últimas, la estatura media ha aumentado. Siendo la estatura media de la generación de los hijos mayor que la de los padres. ¿Se debe a una recombinación genética? Puede. Pero lo más probable, lo más plausible, puede ser que las generaciones más recientes se han alimentado mejor y ello ha contribuido a que la estatura, cuyo potencial estaba en los genes, se haya acercado a ese potencial genético. Tres cuartas partes de lo mismo pasa con la longevidad. 
¿Este ejemplo se puede aplicar a la inteligencia? Desde mi punto de vista sí. Alguien puede tener las condiciones necesarias para afrontar con éxito su vida académica, pero, por razones externas o por vivencias personales, no lo desarrolla en su plenitud y es entonces, cuando nos podemos encontrar con niños que en muchos ámbitos de su vida son competentes, pero en el cole olvidan lo aprendido.
Las causas de esta problemática pueden ser diversas: familias que muestran desinterés por la educación de sus hijos y que, directa o indirectamente, se lo transmiten a sus hijos, familias superprotectoras,  docentes pésimos que se encargan de encasillar a los niños y machacarlos de por vida, o, por qué no, niños que no encuentran motivación en los aprendizajes escolares porque no sienten atracción alguna hacia este tipo de actividades, que alguno habrá, o no y este último supuesto sea una estupidez mía, a diferencia del resto de la exposición, que sé que es tan cierta como que todos los días amanece.
Nada nuevo digo si defiendo que los adultos tenemos preferencias y somos capaces de evitar situaciones que consideramos desagradables, al menos lo intentamos, y cuando nos vemos inmersos en ellas, por ejemplo la comida de los domingos con los suegros , intentamos salir del paso como podemos, generalmente, sin manifestar abiertamente nuestras "ganas" de disfrutar de tales eventos. Pero hay una gran diferencia entre poder evitar la situación y no poder hacerlo, aunque al final la sangre no llegue al río, afrontar una situación nada agradable genera en nosotros algo que no es precisamente el sentimiento de alivio que aparece cuando evitamos la situación. Los sentimientos pueden ser de enfado, desesperación, tristeza...


Traslademos esta situación a un niño que tiene que enfrentarse a una situación escolar que se le trae al pairo, y no sólo eso, que tampoco supone una prioridad en su vida. La búsqueda de cariño, la necesidad de atención, el sentimiento de autoeficacia, una mayor autoestima, pueden ser alguna de las necesidades principales y, tal vez, casi casi únicas para algunos críos, siendo todo lo referido al proceso enseñanza/aprendizaje tan importante para ellos como hacer yoga tántrico. Es más, en muchos casos estos niños llegan a la conclusión de que hacer las cosas mal se convierte en una forma de conseguir atención, a veces tan necesaria como respirar.
Con razón, al menos a priori, alguien puede pensar que realizar bien las tareas es más gratificante y el alumno obtiene una recompensa más gratificante. Sí y no. Si yo busco atención hacer continuamente mal las cosas supone que el adulto esté más tiempo conmigo y si el adulto es un tipo majo, encima la atención es de una cierta calidad. No sólo eso, con un poco de suerte le ponen a un fulano especialista para él sólo. El paraíso.
Tal vez, la cuestión radica en que vemos a los niños como máquinas de adquirir conocimientos. Las máquinas que funcionan bien merecen poca atención, porque su engranaje funciona a la perfección. Las que presentan problemas son otra historia, pues, en muchos casos, lo único que nos interesa es que funcionen, sin considerar si lo que lastra su funcionamiento es una biela, el motor o un error estructural, especialmente si este  error estructural deriva de algo tan normal como la afectividad.
Que nadie se engañe, no se trata de suplir a padres o tutores, a lo que se debe aspirar es a que durante el tiempo que el alumno pase en el centro sienta comodidad afectiva, se encuentra en un entorno relajado, en él que aprender sea algo fácil, elevando de esta manera su sentimiento de autoeficacia y, por ende, su autoestima. Para ello la eliminación de etiquetas es básica. No se trata de no reconocer que ciertos alumnos tienen problemas, eso sería estúpido y contraproducente, el objetivo consiste en saber dónde está el alumno para determinar hacia donde debemos caminar. Lo importante es caminar respetando el ritmo de nuestro acompañante, pues, al menos en un principio, nosotros conocemos el camino y el pequeño no. Y, tal vez, si todos actuáramos de esta manera no existirían niños como él que ayer lloraba, tengo para mi que no de tristeza, delante de mi cuando le felicitaba por todo lo que sabía hacer mientras evaluaba sus conocimientos previos en Lengua.
Creo que la cosa va siendo demasiada larga para una sola entrada, por lo que, vete tú a saber cuando, seguiremos profundizando en el tema y tal vez hable de aquellas personas que ejercen como docentes y son capaces de destrozar la vida de un niño para justificar su inutilidad y desvergüenza, que haberlas haylas, como en cualquier otro colectivo. En todos los lugares existen auténticos impresentables.
Un saludo.

jueves, 15 de septiembre de 2011

¡HOUSTON! TENEMOS UN PROBLEMA, NO HAY TRABAJO

Hace  cinco, diez, quince años, el santo y seña era: "hay que bajar impuestos para crear riqueza". Y a fe que lo hicieron, como ya he comentado en este blog en otras ocasiones. Pero hete aquí que alguien, Ignacio Escolar, ha descuartizado la teoría que defiende que a menos impuestos más riqueza. ¿Cómo? Muy sencillo, ha explicado en siete puntos lo que diferencia al sistema fiscal español de la mayoría de sistemas europeos. Entre estas discrepancias encontramos una fiscalidad media bastante más baja que la media europea, mayor fraude fiscal o mayor presión fiscal sobre los asalariados, bastante mayor, que en nuestros países vecinos de crisis y de imposiciones. 
Por si alguien quiere leer el artículo completo dejo el enlace:


Entonces, ¿no era mejor un sistema con impuestos fueran más bajos? La realidad parece ser tozuda y ni a Irlanda ni a España, por poner dos ejemplos donde la fiscalidad es muy baja, ha parecido irles bien (alguien podrá hablar de Luxemburgo como ejemplo de fiscalidad baja. Sí, pero no es lo mismo dar de comer a cuatro que a un ejército. Cuatro se pueden repartir un conejo y comen. Un ejército necesita, al menos, una piara de cerdos para saciar el hambre y, aunque viven muy bien, la realidad de la renta per cápita luxemburguesa dista bastante de lo que la media estadística expone, es más no es lo mismo un paraíso fiscal, o semiparaíso, que un país que intenta atraer con impuestos más bajos a empresas, caso de Irlanda, pues en este último caso lo que se consigue es que las sedes declaren allí sus ganancias, pero realmente producir bienes, lo que se dice producir, más bien poco), todo lo contrario. Es más, cuando han llegado las vacas flacas, escuálidas diría yo, se han encontrado con un problema:  los especuladores han incrementado el valor de los intereses por la deuda, en algún caso como el español, por ganar dinero a troche y moche, pues, como he repetido hasta la saciedad, la deuda pública española es bastante baja, concretamente, a falta de nuevos datos, más baja que la alemana. Pero han debido plegarse al "juego", pues no había recursos, o eso nos quieren hacer creer, para que esta deuda aumente, uno considera que una deuda controlada no es mala. De hecho ¿alguien se ha preguntado que pasaría sí los países no tuvieran deuda? Se les cerraría uno de los grandes mercados a los inversores y especuladores varios. 
En España el dinero dejado de recaudar por la bajada continua de impuestos durante los últimos años ha sido escandalosa, Escolar habla de decenas de miles de millones de euros, es decir, de todo el déficit que se ha creado durante estos tres años. 
Tras comprobar objetivamente que la bajada de impuestos per se no crea riqueza, en tal caso concentra mucho más la riqueza en manos de unos pocos, se produce un hecho paradójico: los mismos gobiernos seguidores de las doctrinas neoliberales han tenido que subir los impuestos para "cuadrar" cuentas. Le ha dado igual subir impuestos indirectos, de donde primero han tirado para seguir ahondando en las desigualdades sociales, que crear nuevos impuestos o tasas y, en la actualidad, ya se están atreviendo con los más ricos (esos que, según los neoliberales, crean riqueza cada vez que cagan). Uno podría considerar que es un movimiento de ciertos gobiernos a la desesperada, pero no. Los organismos económicos internacionales, todos de corte neoliberal, son los primeros que animan a llevar estas políticas. 
¿Nos hemos vuelto locos? ¿Han comprobado que sus teorías fallan y se arrepienten? ¿Seguirá utilizando gomina Sergio Scariolo si se queda calvo? La repuesta a todos las preguntas, menos a la última, es no. Simplemente para que se cumpla la finalidad última del neoliberalismo, la acumulación del dinero en pocas manos, se necesita ir variando sobre la marcha la teoría inicial, pues el chicle no se puede seguir estirando ad infinitum, acaba por romperse, por lo que necesitan añadir fragmentos nuevos, que sacan del bolsillo de los menos pudientes, aunque ahora intenten meter mano a los que más tienen, da igual, todo es estética pues el resto de las medidas de los gobiernos, tomadas o no, como veremos a continuación, facilitan que aún acumulen más dinero. Las privatizaciones, el despido cada vez más barato, el aumento de la edad de jubilación, los contratos precarios, la no condena de la hipoteca por la dación de la casa hipotecada, la no prohibición de la cláusula suelo en las hipotecas, la permisividad con los oligopolios como él de las petroleras, tabacaleras hasta hace poco, eléctricas (aunque de vez en cuando monten un paripé y las sancionen o nos hagan creer que lo hacen por pactos secretos contra la competencia) , la no persecución real de los grandes defraudadores o la impunidad de los paraísos fiscales para realizar sus negocios...  o medidas tan aparentemente nimias como lo de ampliar el tiempo en que los autores pueden cobrar derechos por sus temas, que en el fondo no sólo favorecen a los artistas y es una imposición de las multinacionales del sector, o la prohibición de que wifi libres en edificios oficiales, como reza una sentencia del Supremo. Todo, todo, va encaminado a favorecer a los emporios, que, en el fondo, están regidos, o poseen, las personas que más tienen.
El pretendido cambio: cobrar, o pretender cobrar, más a aquellos que más poseen es una estrategia para seguir beneficiando a estas mismas personas o corporaciones, porque el problema no reside en recortar el gasto, por mucho que insistan en ello los medios y los pretendidos expertos, esos que ahora apoyan lo que hace cinco años era una herejía, el verdadero problema es el desempleo, y no sólo en España, que genera anualmente un significativo aumento del número de personas que pueden ser consideradas pobres. Pero este tema, que parece ocupar mucho de boquilla a ciertos líderes políticos, no se aborda con seriedad. Lo primordial parece ser ¿aplacar a los mercados? y como mucho mejorar la competitividad, lo que generará más paro y pobreza, pues en líneas generales implica producir por menos, y en ese menos entra el dinero que cobra el trabajador y el número de trabajadores que se necesitan para producir algo. En realidad parece no importar mucho la economía productiva. La economía financiera, especulativa, ha pasado a ser el centro de atención. La compra de deuda, la Bolsa, el mercado de futuros...
Tal vez todo se deba a que los gestores de fondos de inversión y los bancos se han adueñado del mensaje político, utilizando a sus esbirros ,  los medios de comunicación, para tal fin, propagando una verdad revelada: lo importante es ganar mucho y pronto, no importando como. Pero tal vez, sólo tal vez, en el fondo subyace otras cuestión: el sistema, tal como está montado, no puede dar trabajo a todo el mundo si lo que se persigue es competitividad, la ganancia rápida, produciendo cada vez más, con menos gente, encima peor pagada.  No sólo eso, el sistema de mercado, producir y consumir cada vez más, está agotando una buena parte de los recursos naturales de nuestro planeta, lo que hará muy difícil, seguramente imposible, seguir produciendo.
Tal vez, sólo tal vez, aquí radica el asunto para nosotros los trabajadores, la imposibilidad de reducir el paro, creando empleos estables, sin crear burbujas económicas, si se siguen manteniendo estas reglas económicas. Tal vez, sólo tal vez, sea ese el problema que nos debería preocupar, la creación de empleo. Mejor dicho, el reparto del trabajo, procurando a todos una vida digna, no destrozando nuestro entorno mediante una producción ajustada a nuestras necesidades reales.
Pero, por el momento, parece que lo importante es la deuda pública, la subida de impuestos, aliñada con el espejismo de la tajada que se les saca a los ricos, todo para satisfacer al mercado y para que las desigualdades sociales se sigan agrandando.
Un saludo.