jueves, 8 de marzo de 2012

SOBRE LOS MEDIOS

A uno le llama la atención como una noticia se puede enfocar de diferentes formas, olvidándose de parte de los datos objetivos de manera selectiva con la finalidad de distorsionar la realidad convenientemente en función de los intereses que defiende la línea editorial del medio, los dueños del medio. Veamos un ejemplo referido a la huelga de pilotos


No es difícil comprobar como la huelga de pilotos de una compañía aérea, repito: de una sola compañía,  se asocia a un descalabro de proporciones casi casi cósmicas. Pareciera que los tipos son unos desalmados movidos por un interés espurio, conducente a la desestructuración del país. 
Veamos sin embargo este otro enlace, donde aparecen cuestiones sobre el asunto que el periódico parecía desconocer o, directamente, ha obviado:


Según este blog los pilotos demandan el cumplimiento de un acuerdo firmado entre empresa y trabajadores. Curiosamente ese dato no aparece por ningún lado en la información ofrecida por la edición digital del diario ABC. 
Resulta igualmente sorprendente que en el primer caso se presenten los hechos en forma de noticia, aunque falten datos fundamentales para la comprensión de los hechos, y no de artículo de opinión, pues la visión de realidad se presenta de forma distorsionada y parcial. Al menos en la entrada del blog el autor se declara arte y parte y, además de hablar de aspectos personales y de su enfoque ante la situación, aclara el porqué se ha llegado a esta situación. El autor no intenta engañar a nadie.


Veamos otro ejemplo de como un diario intenta arrimar el ascua a su sardina sin reparar en medios para ello.
El periódico El Mundo, muy cercano a las tesis de Esperanza Aguirre, dedica un artículo a una de las personas que encabeza el movimiento contra la privatización del servicios de aguas de Madrid. En dicha pretendida noticia se "describen" la gran cantidad de posesiones que, en teoría, atesora la persona a la que me he referido con anterioridad y a la que anteriormente le dedican una buena cantidad de adjetivos, con el objetivo de hacernos ver que la persona en cuestión hace honor al refrán español: una cosa es predicar y otra dar trigo. 


De nuevo esta supuesta información se presenta en forma de noticia, es decir de algo objetivo e incuestionable. Casualmente no tardaron en aparecer, al menos en dos medios, informaciones que desmentían una parte significativa de lo escrito por el periódico madrileño:


De igual manera que en el ejemplo anterior, el diario presenta los hechos en forma de noticia y en el segundo caso se desmiente lo ocurrido con datos y manifestando opiniones personales. Es decir, se presentan los hechos objetivos y se diferencia claramente entre la noticia y la opinión. Por cierto, el resultado del referéndum fue:

http://www.diagonalperiodico.net/No-masivo-en-el-referendum.html

He puesto estos dos ejemplos, pero se me ocurren varios más de otros medios, incluidos de medios que se pueden considerar progres o de izquierdas (a uno le viene a la cabeza como los plumillas al servicio de Cebrián, ese tipo al que cierta gente acusa de "jugar al casino de la Bolsa", con nefastas consecuencias para su grupo, PRISA, se dedicaron durante un tiempo a falsear datos sobre los sueldos de los funcionarios, buscando enardecer al lector y, fundamental, conseguir más dinero, en forma de publicidad institucional, para intentar solucionar la situación desastrosa de los medios de comunicación que él gestionaba, parece que no de manera excesivamente acertada).


Resulta elocuente el uso selectivo que estos mismo medios hacen de las fuentes de información, incluso aunque consideren a esas fuentes de información poco menos que una Biblia. Veamos un ejemplo.
La versión alemana de The Economist publicó este fin de semana un artículo donde se volvía a reseñar la posibilidad de que el gobierno de nuestro país haya inflado el déficit, buscando con ello réditos electorales. Nótese como cierta prensa no dudó en utilizar éste y otros periódicos de similar ideología para poner a modo al gobierno de Zapatero. Sin embargo, en este caso ninguno de los medios se hace eco de tal noticia,  o bulo, depende de como se mire, basada en confidencias de miembros del gobierno alemán. Sorprendente.
Aquí dejo un enlace de un blog donde se habla del asunto, que, además, remite al artículo original.

http://elblogdevonstrohheim.blogspot.com/2012/03/economist-berlin-dice-todos-saben-que.html

Aunque pudiera parecer que he realizado un cierto esfuerzo para realizar esta entrada, en realidad ha sido una de las más fáciles de completar de los últimos tiempos. Ha bastado escuchar la radio mientras me duchaba, leer un artículo y la entrada de un blog que me gustó cuando lo descubrí hace tiempo y que tenía algo olvidado. El resto, acudir a la noticia original a través de Google. Así de sencillo. Lo cual me lleva a considerar que cada vez se esfuerzan menos los medios de comunicación, que no de información, en ocultar sus verdaderos intereses. Tal vez sea por ello que hace tiempo decidí no volver a comprar ni un sólo periódico y, aunque parezca increíble,  ni ver los noticiarios (alguna vez hago una excepción con los de RTVE). Alguien podrá alegar que no estoy bien informado. Es posible. Aunque de lo que trato en este blog procuro informarme correctamente, aunque no siempre lo consiga.


Una de las cosas más graciosas que se escuchan con mucha frecuencia es aquel dicho de comprar varios periódicos o escuchar y/o ver varias cadenas para estar informados. Solemne majadería. La información debe ser objetiva, por tanto bastaría con leer, escuchar o ver un sólo medio. Lo que es subjetivo es la opinión y los medios se cuidan muy mucho de no separar información de opinión. Posiblemente este hecho tendría un pase si los diferentes medios tratarán una noticia con mayor o menor profundidad, pero no es el caso. El problema radica en que la información brilla por su ausencia y la manipulación confiere a los diferentes medios un tufo partidista. Me niego a ayudar a mantener su negocio si ellos no me ofrecen lo que busco, y lo que dicen ofrecer: información. La falacia de tener que utilizar varios medios de comunicación para enterarse de la realidad, seguramente creada por ellos mismos, deja bien a las claras el tipo de profesionales que ocupan las redacciones de los medios.
Un saludo.

4 comentarios:

santos dijo...

conclusión: cada loco con su tema...

Piedra dijo...

Pues la verdad es que siendo literales, eso no es periodismo, en cuanto es partidista, es decir, el periodismo en los medios no existe.
Es fácil de entender si vemos que TODOS los periódicos y cadenas de radio y televisión pertenecen básicamente a los mismos dueños que son los que imponen su visión del mundo, o más bien, la que pretende que nosotros tengamos.
Para estar informado, lo mejor: No acudir a los grandes medios de desinformación.
Otro gran ejemplo lo tenemos en el tratamiento de las últimas invasiones cometidas por la OTAN o las actuaciones de determinados gobiernos al reprimir protestas más que justificadas de sus ciudadanos.
¿Nos engañan o nos dejamos engañar?

un ejemplo,
http://alejandroperezp.wordpress.com/2012/03/06/la-negligencia-policial-los-mossos-queman-un-coche/

Carlos Galeon dijo...

Sabes tan bien como yo, que la objetividad no existe, pues todos somos subjetivos, incluso contando el mismo hecho. El problema es, los intereses de la manipulación de la noticia, según el punto de vista político, o según la finalidad que se persiga.
Hoy en día, es casi imposible tener una información veraz sobre ninguna noticia. Casi todas están manipuladas, o contadas, según el interés de quién la escriba o de para quién se escriba.
Sólo conozco un arma defensiva contra este tipo de ataque a nuestro pensamiento: conocimiento sobre el tema, capacidad de razonamiento y utlizar el sentido común.
Esta combinación suele dar buen resultado, lo que no quiere decir que sea perfecta, ni nos lleve a la verdad absoluta.
Saludos y un abrazo.

PACO dijo...

Hola a los tres.
Santos, ...contra gustos, no hay disputas...
Piedra, no puedo estar más de acuerdo contigo: vender una opinión como noticia no es periodismo.
Carlos, aunque comparto casi todo lo que dices, difiero ¡por fin no estoy de acuerdo en algo contigo! en aplicar el tema de la subjetividad a una noticia. La subjetividad existe desde el momento que eliges o no una noticia. Pero cuando la eliges tienes que informar desde todos los puntos de vista de los implicados o, meramente, dar los datos objetivos. Ayer cayó un rayo a las 4.00 y mató a una persona, por ejemplo. Sin embargo, vender como noticia algo que no aporta la opinión o visión de las partes es falsear la realidad. Insistí en la entrada en que en el caso de los dos blogs, además de aportar datos objetivos, se puede distinguir con facilidad la opinión del autor. Por tanto en ninguno de los dos casos se trata de una noticia, ni intentan vendérnoslo. Mientras que los dos periódicos, bien por omisión, bien por invención, venden como noticia algo que dista muchos de serlo. Eso no es subjetividad, al menos yo lo veo así, es falsear la realidad. Luego cada medio puede tener su opinión, por ejemplo a través de su editorial, contratar a los columnistas o comentaristas que deseen, etc., pero las noticias son noticias. Para mi ése es el quiz de la cuestión.
Un saludo.